Amor que descoloca. Comentario para Matrimonios: Mateo 5, 38-42

EVANGELIO

Yo os digo que no hagáis frente al que os agravia.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 5, 38-42

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Habéis oído que se dijo: “Ojo por ojo, diente por diente”. Pero os digo: no hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también el manto; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos; a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehúyas».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Amor que descoloca.

Si me aplico este Evangelio y me imagino dándole también el manto al que me quiere quitar la túnica, me puedo sentir un poco imbécil. Pero si me pongo en el lado del que está quitándole al otro la túnica, y de repente veo que, no solo me da la túnica sin resistirse, sino que además me da el manto, puede que me descoloque y me convierta. Eso hizo Jesús por mí. Su sobreabundancia me descoloca y me convierte.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Se levantó de mal humor. Es de esos días que se levanta con la idea de que todo está mal y hay que hacer algo para remediarlo. De vez en cuando, se dirigía a mí como responsable de muchas de las cosas que no funcionaban bien.
Pero yo, no solo no respondí, sino que decidí entregarme más. Le hice el desayuno, le estuve sirviendo durante toda la mañana. Siempre con buena cara, siempre con esas entrañas de misericordia del que ve sufrir al otro y le gustaría hacer algo para que dejase de sufrir.
Por la tarde fuimos a Misa, a allí me pidió perdón. Me abrazó y me dio un beso en la paz.
Solo el amor desproporcionado, descoloca y transforma a las personas, es el Amor quien lo hace como lo hizo en Cristo por mí. ¡Descolócale!

Madre,

El amor es más fuerte que el orgullo, que el egoísmo, que la vanidad… es más fuerte que la muerte. Con las armas del Amor de Dios lo podemos todo. Son muchos los matrimonios que se han transformado por el amor “desproporcionado” de uno de los dos. No es suficiente con aguantar, el amor es generoso, sobreabundante. Muchas veces he experimentado cómo, amando al esposo cuando me agravia, puedo sanarle. Alabado sea el Señor que nos abre los ojos para entender la verdad del amor. Amén.

1 comentario en “Amor que descoloca. Comentario para Matrimonios: Mateo 5, 38-42

  1. Petry

    Todo esto es verdad! ¡Hay que descolocar al conyuge(o a cualquir hermano) para estar bien. Pero necesito un poco de comprensión de tutores o esposos que lo padezcan. Los hijos no valen…
    Practico la caridad con mi esposo, pero no tiene hartura… Llega un momento, que no me importa ser imbecil, sino que me agota… Y, zas… ¡Salto…! ¡Todo se va al garete y, de nuevo, cada cual a su «garita» (Me da la impresión de que tengo muy mal enseñado a mi marido. Soy todo para él. Me parece ideal, pero ya me agoto)
    MADRE, ayúdanos para que él
    Sea un poco José y yo un poco María!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.