Ni un día más. Comentario para Matrimonios: Lucas 10, 13-16

EVANGELIO

 

Quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado.

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 10, 13-16

En aquel tiempo, dijo Jesús:

«¡Ay de ti, Corozaín; ay de ti, Betsaida! Pues si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, vestidos de sayal y sentados en la ceniza.

Por eso el juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras.

Y tú, Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al infierno.

Quien a vosotros escucha, a mí me escucha; quien a vosotros rechaza, a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Ni un día más.

Hoy el Señor se pone un poco serio conmigo. No se trata de una amenaza, sino de advertirme, porque me ama demasiado para que juegue con la posibilidad de perder la vida eterna. Sí, esto no es un juego. Aún no estoy salvado, y Dios me está dando muchas gracias que puedo estar desperdiciando.

Señor, dime si te estoy fallando. Háblame claro, porque por nada del mundo quiero desaprovechar el esfuerzo que hiciste por mi redención. ¿Y mi esposo? Señor, quiero que se salve y estoy también dispuesto a hacer lo que haga falta por su salvación. Sé que necesitas de mis sacrificios, Señor. Cuenta conmigo, pero dame las fuerzas para llevarlos adelante.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juan: Deberíamos rezar más juntos, deberíamos hablar más, deberíamos estar compartiendo nuestra intimidad… Pero es que, un día por otro, con tanto trabajo, llegamos cansados y también nos cuesta levantarnos pronto… Tenemos que hacer algo.

Patricia: Juan, ¿Cuánto tiempo llevamos diciendo lo mismo? Y pasan los meses y no lo hacemos. Creo que tenemos que tomar una determinada determinación. No estamos respondiendo a todas las gracias que Dios nos está dando. Nos ha dado fe, formación, un matrimonio cristiano, unos hijos bautizados… Y ¿Qué lugar ocupa Él en nuestro día a día? ¿Qué lugar ocupa nuestra vocación en el día a día?

Juan: Tienes razón, Patricia. No puede pasar ni un día más. Además, nos estamos perdiendo las maravillas que Dios quiere que vivamos a través de nuestra unión y de nuestra familia. ¿Cómo podemos ser tan tozudos? Señor, ya no te fallaremos más, te lo aseguramos, danos la fuerza y la perseverancia. Amén.

Patricia: Perdón Señor. Amén.

Madre,

Parece que el Señor ya no sabe cómo decirnos que nos tomemos en serio nuestra fe y nuestra vocación. Tú nos has mandado Madre, a llevar a muchos la buena noticia del matrimonio. Te pedimos por todos los que no la acogen tal como Dios quiere. Tened en cuenta lo que sufren, Madre. Te pedimos por su conversión. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Anuncio, defensa y guía. Comentario para Matrimonios: Juan 1, 47-51

EVANGELIO

 

Veréis a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 1, 47-51

En aquel tiempo, vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él:
«Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño».
Natanael le contesta:
«¿De qué me conoces?».
Jesús le responde:
«Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi».
Natanael respondió:
«Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel».
Jesús le contestó:
«¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores».
Y le añadió:
«En verdad, en verdad os digo: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Anuncio, defensa y guía.

Hoy celebramos el día de los arcángeles Rafael, Gabriel y Miguel. En cierta ocasión, estando en oración ante el Sagrario le preguntamos al Señor ¿qué ángel nos va a ayudar en esta misión de Proyecto Amor Conyugal? Estábamos en una iglesia de Benalmádena. Entonces nos empujó a mirar arriba a nuestra izquierda y nos encontramos un cuadro con los tres arcángeles: Rafael, Gabriel y Miguel. Nos sorprendió, y seguimos rezando. Entonces vimos unas figuras grabadas en el metal, detrás del Sagrario. No podíamos distinguir bien qué eran. Al preguntarle a un feligrés de la parroquia nos dijo que eran los tres arcángeles. Entonces nos quedó claro: El Señor pone a los tres arcángeles al servicio de este Proyecto de María. Gabriel nos ayuda en el anuncio de la buena noticia del matrimonio y la familia. Miguel aparta a Satanás para que no pueda impedir que este Proyecto actúe en muchos matrimonios. Y Rafael es el que nos guía (como hizo con Tobías) a descubrir el matrimonio como Dios lo pensó.
Gracias Señor por poner tantos medios a disposición de este Proyecto de María.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Antonio: Mira que se hace difícil este camino de la santidad a través del matrimonio. Cuesta mogollón…
Beatriz: Antonio, en lugar de fijarnos en lo que nos falta y en lo que nos cuesta ¿por qué no miramos mejor todo lo que Dios pone a nuestro servicio para hacerlo realidad?
Antonio: Dime, dime… Recuérdamelo por favor, que lo necesito en este momento.
Beatriz: Tenemos un ángel custodio. En la biblia se ve claramente el poder de los ángeles: Interceden, luchan contra el mal, destruyen ciudades enemigas enteras de un plumazo… Es impresionante el poder que Dios les ha dado. También tenemos a los arcángeles, creados por Dios para llevar misiones concretas, y nosotros tenemos una muy clara: Nuestro Proyecto de Amor. Sólo acabo de empezar y no te he nombrado a Ntra. Madre, el poder de la redención de Cristo con la gracia, los sacramentos, ser hijos de Dios… ¿Te vas a arredrar sólo por la fuerza minúscula de la concupiscencia? ¡Agarrémonos al poder de Dios y volverá la Esperanza con fuerza!
Antonio: Tienes razón, Bea. ¡Aferrémonos a Su poder! Dame un abrazo, anda…

Madre,

Dios pone a nuestra disposición tanto poder… Le estamos tan agradecidos… ¡Gloria a Dios!

RETIRO PARA MATRIMONIOS EN VALENCIA 4 al 6 NOVIEMBRE DE 2022

RETIRO MATRIMONIOS en VALENCIA del 4 al 6 de NOVIEMBRE DE 2022

Proyecto Amor Conyugal en colaboración con la Parroquia San Leandro Obispo de Valencia os invita a participar en un retiro para Matrimonios, con el objetivo de adentrarnos juntos en la Verdad del Matrimonio (según San Juan Pablo II) y experimentar la Alegría del Amor (según el Papa Francisco).

¿A quién va dirigido este retiro? A todos los esposos unidos por el Sacramento del Matrimonio y que quieran vivir una EXPERIENCIA de AMOR juntos, estén en crisis o no. A todos los que quieran fortalecer y reavivar su Sacramento del Matrimonio.

 

FECHAS: Será desde el viernes 4 de noviembre a las 18:30h hasta el domingo 6 de noviembre a las 17:30h.

LUGAR: Casa Don Bosco. Carretera Valencia-Godelleta km.5 – 46388 GODELLETA (Valencia)

https://godelleta.salesianos.edu/casadonbosco/

PRECIO: (incluye alojamiento, pensión completa y gastos diversos)
– 290 € por matrimonio.

Suplemento económico para ayuda a otras familias: Podéis aportar una cantidad adicional, a voluntad, que es muy importante para ayudar a otros matrimonios con dificultades económicas que quieren hacer el retiro.

Subvenciones: Si alguna familia no puede asistir por problemas económicos que nos lo comente, por favor.

INSCRIPCIÓN: Para realizar la inscripción, pincha aquí  (a partir del jueves 29 de septiembre a las 21h)

¿Cuándo? Lo antes posible. Se suele llenar en pocos minutos.

Nos pondremos en contacto con vosotros para confirmaros la reserva de plaza  o indicaros si estáis en lista de espera. En caso de que no hubiese plazas disponibles.

Para consultar cualquier duda sobre el retiro o ponerte en contacto con nosotros, escríbenos a retiros.valencia@proyectoamorconyugal.es

Sobre Proyecto Amor Conyugal: https://proyectoamorconyugal.es/acerca-de está compuesto por matrimonios católicos que profundizamos en nuestra vocación conyugal y que ayudamos a otros a convertir su matrimonio en algo GRANDE.

Entrega o fracaso. Comentario para Matrimonios: Lucas 9, 57-62

EVANGELIO

 

Te seguiré adondequiera que vayas.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 9, 57-62

En aquel tiempo, mientras Jesús y sus discípulos iban de camino, le dijo uno: «Te seguiré adondequiera que vayas».
Jesús le respondió: «Las zorras tienen madriguera, y los pájaros del cielo nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza».
A otro le dijo: «Sígueme»
Él respondió: «Señor, déjame primero ir a enterrar a mi padre».
Le contestó: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el reino de Dios».
Otro le dijo: «Te seguiré, Señor. Pero déjame primero despedirme de los de mi casa».
Jesús le contestó: Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás vale para el reino de Dios».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Entrega o fracaso.

Tres características necesarias para seguir a Jesús. La primera es que no debemos tener otras seguridades a las que aferrarnos. La segunda es que renunciaremos a todo lo caduco para dar prioridad al seguimiento a Cristo. Y la tercera es que ya no contemplaremos otras opciones más que la de seguirle. Es necesaria por tanto una determinada determinación para seguir a Jesús, o me perderé por el camino centrado en mi vanagloria, en lo material, en los placeres o en deseos contrarios a la voluntad de Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Jaime: Cuando me casé contigo, no sabía realmente lo que estaba haciendo. Me imaginaba una vida agradable a tu lado. Sabía que quería estar contigo, y nada más.
Marta: Ya. Eso nos pasa a casi todos.
Jaime: Después pasé por una etapa de desengaño. Las cosas no eran como había imaginado. Me sentía como engañado, como atrapado en una historia que no era la que yo deseaba que fuese la mía. Y luego comprendí. En el matrimonio, o te entregas de verdad o fracasas. Tenía que ir con todo, dispuesto a todo, a renunciar a todo, y sin mirar lo que dejo atrás, sino la promesa y la grandeza del plan de Dios para nosotros. Al principio me daba un poco de vértigo ir así, entregando un cheque en blanco, pero lo empecé a hacer y ¿sabes qué descubrí?
Marta: ¿Qué?
Jaime: Que te estaba amando. Y eso me llena. Me siento bien conmigo mismo, me siento bien contigo, mi vida ha cobrado sentido, tengo paz interior y soy feliz viéndote feliz.
Marta: Te amo, Jaime.

Madre,

Jesús me dice que le siga. Dame la fortaleza, la paciencia, la humildad… para seguirle hasta las últimas consecuencias. Siempre sí, siempre siempre, sí. Alabado sea mi Señor.

Por causa de mi fe. Comentario para Matrimonios: Lucas 9, 51-56

EVANGELIO

 

Tomó la decisión de ir a Jerusalén.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 9, 51-56

Cuando se completaron los días en que iba a ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros delante de él.
Puestos en camino, entraron en una aldea de samaritanos para hacer los preparativos. Pero no lo recibieron, porque su aspecto era el de uno que caminaba hacia Jerusalén.
Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le dijeron:
«Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo que acabe con ellos?».
Él se volvió y los regañó. Y se encaminaron hacia otra aldea.

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Por causa de mi fe.

El Señor nos regaña si tenemos algo contra otros. Rechazar al Señor es algo grave, sin duda, pero no debo agredir o pensar mal de los que así lo hacen o recibiré una regañina del Señor. Mira que el Señor regaña pocas veces a los discípulos, pero mira por dónde, esta es una de ellas. Es algo que nos tenemos que tomar muy en serio. No criticar a otros, no juzgarles y mucho menos experimentar algo contra ellos, porque sería una manifestación de la soberbia espiritual: creernos mejores que otros por causa de nuestra fe, y eso, no es de Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Alfonso: No me apetece nada ir con ese matrimonio, porque tienen unas conversaciones muy mundanas. Sinceramente, me aburren y estoy mas a gusto con los nuestros. ¿Por qué no cancelamos la cena?
Clara: Cariño, no digas eso. No podemos rechazarlos sólo porque no tienen fe. Es cierto que estaríamos más a gusto con uno de los nuestros, pero si no estamos cerca de los alejados ¿quién les anunciará la verdad? Acuérdate cuando tú estabas alejado y yo me enfadaba contigo o te dejaba plantado por ir a algo de la Iglesia. Eso no es amor.
Alfonso: Tienes razón, no puedo estar pensando en mis apetencias o en mis gustos. Dios quiere administrarles su amor a través de nosotros… y yo pensando en mí… ¡Ay, qué paciencia tiene que tener conmigo!

Madre,

Danos un corazón grande para amar a todos y en todas las circunstancias. Para eso hemos nacido, para amar. Alabado sea el Señor que nos entrega un corazón para amar.