Cada día nuevo. Comentario para Matrimonios: Marcos 2, 18-22

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Marcos 2, 18-22

En aquel tiempo, los discípulos de Juan y los fariseos estaban de ayuno. Vinieron unos y le preguntaron a Jesús: «Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?»
Jesús les contestó: «¿Es que pueden ayunar los amigos del novio, mientras el novio está con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar. Llegará un día en que se lleven al novio; aquel día sí que ayunarán. Nadie le echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado; porque la pieza tira del manto, lo nuevo de lo viejo, y deja un roto peor. Nadie echa vino nuevo en odres viejos; porque revienta los odres, y se pierden el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos.»

Palabra del Señor


Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí
:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Cada día nuevo.

Cristo no se anda con remiendos. Él hace las cosas nuevas cada día. Por eso, los cristianos creemos que sí hay cambios en nosotros y en las personas de alrededor. Pero esto implica una apuesta decidida. No se puede ser tibio, porque si no, andamos entre dos aguas, y esto puede provocar “un roto peor”. También puedo provocar un roto peor, si conservo y actualizo los errores del pasado de mi esposo, mezclándolos con la realidad presente, entrando en prejuicios y correcciones sobre ofensas pasadas.
Perdonamos al esposo con el perdón de Dios, y como hemos dicho, Dios no hace remiendos. A partir de ese momento, nuestro esposo es un nuevo esposo. Ya no podemos echarle en cara lo pasado. A vino nuevo, odres nuevos. Este es el perdón de Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Marga: Qué horror de película, qué desagradable ha sido. Desde luego, es la última vez que me trago una película así.
Antonio: Pero bueno, y ¿por qué la has visto entera y no me has dicho nada?
Marga: Porque si hubiera dicho algo, te habrías molestado conmigo porque dices que siempre pongo pegas a todo lo que tú decides, como ya has hecho otras veces.
Antonio: Marga, desde muy al principio de la película, te he dicho que me parecía muy rara y tenía pinta de ser desagradable, y te he preguntado expresamente si la cambiaba, y no me has contestado. Otras veces no lo he hecho bien, pero en esta ocasión de verdad que mi prioridad eres tú.
Marga: Tienes razón, Antonio. Perdóname, por dar por supuesto que reaccionarías mal como has hecho otras veces y te he prejuzgado, cuando tú es verdad que te has preocupado de preguntarme si me gustaba. Es cierto que últimamente te veo mucho más atento a mis gustos, y te lo agradezco mucho. Se nota que estás haciendo muchos esfuerzos por agradarme. Estoy muy contenta.
Antonio: Gracias, Marga. Me alegro de que te hayas dado cuenta. Te quiero mucho y solamente quiero hacerte feliz.

Madre,

Cuánto me sorprende que siendo Judas Iscariote el ladrón del grupo, el Señor le diese la bolsa con el dinero. Supongo que, no dejó de darle oportunidades hasta el final. Qué importante es restituir la confianza después de un perdón sincero. Si no, es imposible reconstruir la relación. Alabado sea el Señor, que sigue confiando en mí, a pesar de las muchas veces que le he fallado.

Purificación y Gloria. Comentario para Matrimonios: Juan 2, 1-11

EVANGELIO

Ese fue el primero de los signos que Jesús realizó en Caná de Galilea.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 2, 1-11

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.
Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo:
– «No tienen vino».
Jesús le dice:
– «Mujer, ¿qué tengo yo que ver contigo? Todavía no ha llegado mi hora».
Su madre dice a los sirvientes:
– «Haced lo que él diga».
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.
Jesús les dijo:
– «Llenad las tinajas de agua».
Y las llenaron hasta arriba.
Entonces les dice:
– «Sacad ahora y llevádselo al mayordomo».
Ellos se lo llevaron.
El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al esposo y le dice:
– «Todo el mundo pone primero el vino bueno y, cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora».
Este fue el primero de los signos que Jesús realizó en Caná de Galilea; así manifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él.

Palabra del Señor.


Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí
:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Purificación y Gloria.

Madre, me doy cuenta de lo importante que es para ti el matrimonio, y de lo importante que es para Dios. Imagino que presenciarías muchas situaciones duras y de sufrimiento. Sin embargo, movida por el Espíritu, le pides a Cristo que actúe en una boda. Su primer milagro, el primer milagro de Dios hecho hombre, fue en una boda. No es casualidad. Un milagro para mayor gloria de Dios.

Y el Señor tiene otro gesto que me impresiona. Hace llenar las vasijas de la purificación. ¿Por qué no las de vino que habían quedado vacías? Porque el milagro es un signo de que cuando Tú se lo pides, Cristo purifica nuestro matrimonio convirtiendo nuestra agua en vino del mejor. Un vino agradable a Dios.

Gracias Madre, porque a través de ti, se están purificando muchos matrimonios para mayor gloria de Dios. Gracias, bendita Madre.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Carlos: Teresa, nos ha llamado la Virgen juntos. Una llamada de la Virgen juntos significa mucho. Significa que ella va a pedirle a Cristo que obre el milagro en nosotros. ¿No es una gozada?
Teresa: Sí. Estoy emocionada. Después de rezar a fondo el pasaje del Evangelio de las bodas de Caná, estoy muy convencida de que María es Madre de los esposos, y estoy convencida de que si se preocupa del vino de una boda, nuestros problemas le tienen que preocupar mucho más, y Ella va a empujar a Cristo a purificar nuestro matrimonio. Por eso, Carlos, estoy llena de esperanza. María se ha fijado en nosotros, y eso es algo muy grande.
Juntos: Madre de Fátima, aquí nos arrodillamos, ante ti. Para que nos mires, mires todo lo que nos falta y se conmueva tu corazón. No buscamos nada para nosotros, solamente queremos que sanes nuestro matrimonio para mayor gloria de Dios.
(Y María, mediadora de las gracias de Dios, hizo del matrimonio de Carlos y Teresa, un matrimonio nuevo).

Madre de los esposos,

Ruega por nosotros. Bendita seas por siempre. Amén.

Arremangarse. Comentario para Matrimonios: Marcos 2, 13-17

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Marcos 2, 13-17

En aquel tiempo, Jesús salió de nuevo a la orilla del lago; la gente acudía a él, y les enseñaba.
Al pasar, vio a Leví, el de Alfeo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: «Sígueme.»
Se levantó y lo siguió. Estando Jesús a la mesa en su casa, de entre los muchos que lo seguían un grupo de publicanos y pecadores se sentaron con Jesús y sus discípulos.
Algunos escribas fariseos, al ver que comía con publicanos y pecadores, les dijeron a los discípulos: «¡De modo que come con publicanos y pecadores!»
Jesús lo oyó y les dijo: «No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»

Palabra del Señor

1er Anuncio en ALMERÍA: José Luis y Magüi realizarán un anuncio HOY sábado 15 de enero a las 19:30 en la parroquia de Ntra. Señora de Monserrat, Av. Padre Méndez, 26.

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Arremangarse.

Jesús nos enseña, que el hecho de que mi esposo sea pecador, no justifica que me aparte de él, que le desprecie o le minusvalore. Jesús me viene a decir hoy con este Evangelio: ¿Tu esposo es pecador? Pues arremángate que necesita ser sanado, yo quiero sanarle y tú eres el medio que necesito. ¿Cómo ser mediación? Come con él/ella. Establece esa relación cordial, de amistad, de conversar juntos. Empatiza. Céntrate en lo bueno que tiene para sacar de él/ella lo mejor… Apóyate en lo que os une, no en lo que os separa… Eso es lo que haría Jesús ¿no?
Jesús llama al recaudador que se enriquece extorsionando a otros, muchos de ellos pobres que no tendrían ni para vivir, a ese que seguramente todos evitarían cruzarse para no tener ni que saludarle. Y le llama para comer con él apoyándose en su interés, en su curiosidad. Se agarra a eso bueno para sacar de él lo mejor y recuperarlo. Pero ¿Elegiría yo ese compañero de comida? Probablemente el pecado de mi esposo no sea tan grave, y por mucho menos, le estoy negando la palabra. Pues no, si mi esposo fuese perfecto, no me necesitaría. Precisamente porque no lo es, me necesita, así que, os dejo que voy a “arremangarme”. Tengo a alguien muy importante que necesita mi ayuda.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Daniel: Necesito de tu dirección espiritual. Son temas contigo, pero tú eres la persona que mejor me conoce y nadie me puede ayudar mejor que tú. Pero ya sabes, te pido que trates esta conversación desde el punto de vista de dirección espiritual, no de esposa.
Mercedes (Esposa de Daniel): Muy bien. ¿A qué hora quedamos?
Daniel: Si te parece bien, a las seis.
(A las seis, se reúnen Daniel y su esposa para tomar un café y charlar).
Daniel: La cuestión es experimento que te distancias de mí cuando afloran mis debilidades, y mi pecado. Lucho mucho contra esas pasiones desordenadas que tengo y que me impiden amarte, pero no soy capaz de dominarlos todavía. Necesito tu ayuda, y en ese momento no me ayuda que me corrijas porque esa corrección hace que me centre en tus debilidades y verte tan frágil e imperfecta como yo. Y entonces me pregunto ¿por qué siente ese rechazo hacia mí si ella es tan pecadora como yo? Ya sé que está mal, pero no sé, quiero que me respondas: ¿qué querrá Dios decirme en este momento? No busco tener razón o no, ni siquiera librarme de esas sensaciones, pero esto es lo que vivo, y busco la voluntad de Dios. Te necesito. Sinceramente te lo digo.
Mercedes: Te diría que Dios quiere que sigas intentando amar, que sigas luchando, porque la perseverancia es la clave. El que persevere se salvará, dice el Señor. Los sarmientos unidos a la Vid, son los que dan fruto. Lo demás, pueden ser sensaciones, malas interpretaciones, otras veces puede que tengas razón, pero comprende que yo también estoy en esa lucha, y últimamente me cuesta especialmente ser misericordiosa con la miseria de los demás. Sé que está mal, pero me pasa como a ti, que intento superarlo y no soy capaz. Y le pido a Dios que me ayude, y le lloro, pero nada. Tenemos que entender que somos limitados ambos y Dios quiere que nos amemos con nuestras limitaciones. Lo que no quiere Dios es que perdamos la Esperanza en que Él nos perdona y Él nos salva. Él hará posible nuestro amor. Ahora comprendo un poco más tu fragilidad y creo que me ayudará a mirarte con más misericordia. Pido al Señor que me ayude.
Daniel: Yo también te comprendo mejor. Intentaré ser más consciente de las situaciones a las que te hago enfrentarse y que esa sea mi motivación para evitarlas. Gracias, Mercedes. Gracias por tu sinceridad, tu humildad y ese chute de Esperanza que siempre me das. Te quiero.
Mercedes: Gloria a Dios. Te quiero.

Madre,

Necesitamos ser sanados, todos los días. Nuestro matrimonio necesita ser sanado, todos los días. Envíanos la Gracia del Espíritu para que nos purifique y seamos capaces de amarnos como el Señor nos ama. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

RETIRO MATRIMONIOS CÓRDOBA 18-20 DE FEBRERO

RETIRO MATRIMONIOS CÓRDOBA 18-20 DE FEBRERO

LA VERDAD DEL MATRIMONIO Y LA ALEGRÍA DEL AMOR

Proyecto Amor Conyugal en colaboración con la Delegación de Familia y Vida de Córdoba, os invita a participar en retiro para Matrimonios, con el objetivo de adentrarnos juntos en la Verdad del Matrimonio (según San Juan Pablo II) y experimentar la Alegría del Amor (según el Papa Francisco).

 

¿A quién va dirigido este retiro? a todos los esposos unidos por el Sacramento del Matrimonio y que quieran vivir una EXPERIENCIA de AMOR juntos, estén en crisis o no. A todos los que quieran fortalecer y reavivar su Sacramento del Matrimonio.

FECHA: Desde el viernes 18 de febrero a las 18:00 h hasta el domingo 20 de febrero a las 17:00 h.

LUGAR: en la Casa Espiritualidad San Antonio. Carretera De Villaviciosa, s/n (Zona alta del Brillante) 14012 Córdoba (Mapa: https://goo.gl/maps/957GXfEVU2H2)

 

PRECIO: (Incluye alojamiento, pensión completa, gastos diversos)

  • Adultos: 270€ por matrimonio 

Suplemento económico para ayuda a otras familias: Podéis aportar una cantidad adicional, a voluntad, que es muy importante para ayudar a otros matrimonios con dificultades económicas que quieren hacer el retiro.

Subvenciones: Si alguna familia no puede asistir por problemas económicos que nos lo comente, por favor.

INSCRIPCIÓN: Para realizar la inscripción, pincha aquí (a partir del domingo 16 de enero a las 20h):

¿Cuándo? Lo antes posible. Se suele llenar en pocos minutos.

Nos pondremos en contacto con vosotros para confirmaros la reserva de plaza y daros las instrucciones para realizar el pago o indicaros si estáis en lista de espera. En caso de que no hubiese plazas disponibles.

Para consultar cualquier duda o ponerte en contacto con nosotros, escríbenos a retiros.cordoba@proyectoamorconyugal.es

Sobre Proyecto Amor Conyugal: https://proyectoamorconyugal.es/acerca-de está compuesto por matrimonios católicos que profundizamos en nuestra vocación conyugal y que ayudamos a otros a convertir su matrimonio en algo GRANDE.

El TEEC. Comentario para Matrimonios: Marcos 2, 1-12

EVANGELIO

El Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 2, 1-12

Cuando a los pocos días entró Jesús en Cafarnaún, se supo que estaba en casa.
Acudieron tantos que no quedaba sitio ni a la puerta. Y les proponía la palabra.
Y vinieron trayéndole un paralítico llevado entre cuatro y, como no podían presentárselo por el gentío, levantaron la techumbre encima de donde él estaba, abrieron un boquete y descolgaron la camilla donde yacía el paralítico. Viendo Jesús la fe que tenían, le dice al paralítico:
«Hijo, tus pecados quedan perdonados».
Unos escribas, que estaban allí sentados, pensaban para sus adentros:
«Por qué habla este así? Blasfema. ¿Quién puede perdonar pecados, sino solo uno, Dios?».
Jesús se dio cuenta de lo que pensaban y les dijo:
«¿Por qué pensáis eso? ¿Qué es más fácil: decirle al paralítico “tus pecados te son perdonados” o decir: “Levántate, coge la camilla y echa a andar”?
Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados-dice al paralítico-: “Te digo: levántate, coge tu camilla y vete a tu casa”».
Se levantó, cogió inmediatamente la camilla y salió a la vista de todos. Se quedaron atónitos y daban gloria a Dios, diciendo:
«Nunca hemos visto una cosa igual».

Palabra del Señor.

Anuncio en ALMERÍA: José Luis y Magüi realizarán un anuncio el MAÑANA sábado 15 de enero a las 19:30 en la parroquia de Ntra. Señora de Monserrat, Av. Padre Méndez, 26.

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

El TEEC.

Hoy en día, sigue siendo igual que entonces. Nos cuesta creer que Cristo es Dios, y está en medio de nosotros, está en nuestro amor de esposos. Sí, está en casa. Cada vez que renuncio a mí y acojo a mi esposo o me entrego, cada vez, Cristo se hace presente, porque he realizado un acto de amor y en nuestro amor de esposos, es un sacramento donde está Él.
La consecuencia inmediata es que ya no actúo con mis fuerzas, sino con las fuerzas de Cristo. Esa es la potencia del Sacramento del Matrimonio. Queríamos hacer hoy una mención muy especial a los Matrimonios Tutores, que actúan como esos camilleros, llevando al Señor a otros matrimonios. Le llevamos esas dobles camillas, que con más o menos dificultad, vamos descolgando haciendo un agujero en esos techos de “altos vuelos”, como son la concupiscencia de la carne, de los ojos y la soberbia de la vida. Cuando conseguimos hacer ese agujero, por ahí los llevamos ante el Señor, y Él no puede resistirse a hacer el milagro, al ver la fe de los Matrimonios Tutores. GLORIA a Dios y un enorme GRACIAS a esos Matrimonios Tutores que entregan su tiempo, sus sacrificios mutuos, sus oraciones, sus esfuerzos por tantos matrimonios que se están salvando.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Andrés: Antes no creía en los milagros, pero estoy viendo tantos en los matrimonios, que ya no me cabe la menor duda de la fuerza de María.
Elisa: Sí, es una pasada. Cuando vemos cómo llegan de mal y los milagros que Dios hace en ellos, es sobrecogedor.
Andrés: Sí. A ver si nos suben el “bonus” este año, como Matrimonio Tutor.
Elisa: Sí, jajaja. Nuestras inversiones cotizan en un nuevo mercado.
Andrés: ¿Cuál?
Elisa: El TEEC.
Andrés: TEEC ¿Qué es eso?
Elisa: Tesoros En El Cielo.
Andrés: ¡Qué bueno! El TEEC. Pues a ver si sale en las noticias, porque desde que Proyecto Amor Conyugal ha entrado en ese mercado, el índice TEEC está disparado al alza!!
Elisa: Genial! Porque lo tenemos todo invertido ahí!!
(Ambos sonríen y se besan)

Madre,

Ahí está Cristo, en casa, esperando a que acudamos a Él para hacer el milagro. Él tiene autoridad para sanarnos y para sanar a muchos. Te pedimos hoy especialmente por todos los Matrimonios Tutores, para que los cuides y les des fuerzas para seguir realizando esa hermosísima labor de camilleros. Alabado sea el Señor que ha venido para recuperar lo que está herido. Gloria a Él por siempre.