Elegir ser Esposos. Comentario para Matrimonios: Mateo 19, 16-22

EVANGELIO

Si quieres ser perfecto, vende tus bienes, así tendrás un tesoro en el cielo
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 19, 16-22

En aquel tiempo, se acercó uno a Jesús y le preguntó:
«Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno para obtener la vida eterna? »
Jesús le contestó:
« ¿Por qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es Bueno. Mira, si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos».
Él le preguntó:
«¿Cuáles?».
Jesús le contestó:
«No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y ama a tu prójimo como a ti mismo».
El joven le dijo:
«Todo eso lo he cumplido. ¿Qué me falta?».
Jesús le contestó:
«Si quieres ser perfecto, anda, vende tus bienes, da el dinero a los pobres – así tendrás un tesoro en el cielo – y luego ven y sígueme».
Al oír esto, el joven se fue triste, porque era muy rico.

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Retiros en Madrid: 13-15 y 27-29 de septiembre (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos). Orad por los frutos.
  • Retiro en Málaga y campamento para niños: 04-06 de octubre. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1RV

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Sevilla: 18-20 de octubre
  • Retiro en Valladolid: 15-17 de noviembre
  • Retiro en Salamanca: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Barcelona: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Valencia: 29 nov- 01 dic

Para ver más pincha aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

Elegir ser Esposos.

Nos gusta decir, que la indisolubilidad no consiste solamente en no divorciarse y permanecer juntos para toda la vida. La indisolubilidad consiste en que Dios nos ha unido. Y Dios no une por un “pespunte”. Dios une nuestra carne, nuestro corazón y nuestra alma.

La conversación de Jesús con el joven rico, va un poco por ahí: Hasta qué punto estoy dispuesto a implicarme en el amor. ¿Qué le falta al joven? Le falta cambiar la obligación por la gratuidad. Dios no tiene un medidor de grados de cumplimiento de leyes y mandamientos. La justicia de Dios es misericordia, o sea, su justicia no es retributiva (“Qué tengo que hacer para obtener la vida eterna”) sino restauradora (“Si quieres llegar hasta el final…”). El que tiene una verdadera vocación, no mide, no se pone límites. ¿Estoy dispuesto a llegar a Dios?

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juanma: Lo que pasa en nuestro matrimonio es lo que nos está diciendo nuestro matrimonio Tutor, que como no apostamos en serio, no somos felices y hay mucha tristeza entre nosotros. Nos empeñamos en echarnos la culpa el uno al otro, en creer que para que todo vaya bien, el otro tiene que cambiar… y no queremos someter nuestro orgullo ni nuestros criterios. El resultado ¿cuál es? La tristeza y el sufrimiento.
Marta: Pues sí, Juanma. Tenemos una resistencia enorme a entregarnos el uno al otro. No dejamos de juzgarnos, no renunciamos a lo que nos parece justo e injusto, nos medimos el uno al otro… Y luego cosechamos lo que sembramos: Dolor. Cuando miramos al joven rico, pensamos ¡Qué tonto! Podía dar el paso de vender todo lo que tenía y no se habría ido triste. Porque decide no desprenderse de sus bienes, se queda triste ¿cómo es posible que tomara esa decisión y se quedara sin seguir a Jesús? Pues así de tontos somos nosotros. Después nos quejamos de que no nos vaya bien. Pues se acabó. Yo estoy dispuesta a entregártelo todo ¿y tú?
Juanma: ¡Yo también! Que el Señor nos ayude.

Madre,

Queremos ser ¡Matrimonios entusiasmados, amigos de Cristo! Nos alegramos de haberle encontrado y saborear el buen vino que hace con nuestro amor, nos alegramos de encontrar el tesoro por el que estamos dispuestos a venderlo todo. No se trata de dejar algo valioso, lo de aquí no vale nada. Se trata de cambiar lo nuestro por lo Suyo, nuestro amor por el Suyo. Alabado sea el Señor que está dispuesto a dárnoslo.

Aquí y ahora. Comentario para Matrimonios: Lucas 12, 49-53

EVANGELIO

No he venido a traer paz, sino división
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 12, 49-53

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo! Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla!
¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división.
Desde ahora estarán divididos cinco en una casa: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra la suegra».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Retiros en Madrid: 13-15 y 27-29 de septiembre (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos). Orad por los frutos.
  • Retiro en Málaga y campamento para niños: 04-06 de octubre. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1RV

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Sevilla: 18-20 de octubre
  • Retiro en Valladolid: 15-17 de noviembre
  • Retiro en Salamanca: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Barcelona: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Valencia: 29 nov- 01 dic

Para ver más pincha aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

Aquí y ahora.

El Señor siembra un combate en mi interior. Una lucha que debe permanecer toda la vida y que es purificante. El bien y el mal, los deseos desordenados y ordenados se debaten en mi corazón, pero si me mantengo en guardia, algún día se cumplirán los efectos del bautismo de Cristo en mi corazón. Mientras tanto, sufriré de cierta angustia, en esa lucha contra las tentaciones, que es muy buena para aprender a entregarme, para habituarme a amar a mi esposo.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Laura: Sentía la necesidad de apartarme de todo y descansar. Recluirme en un lugar apartado, retirarme. Pero luego descubrí que es una tentación. El Señor me quiere ahí, en mi casa, con mi esposo, con mis hijos, en mis circunstancias y con mis dificultades. Es ahí donde forjo mi espiritualidad, es ahí donde tengo que ser santa. Hoy, ahora, contigo, tal como eres.
Andrés: Gracias Laura. Qué enseñanza más importante. Es aquí, hoy, ahora, donde tenemos que seguir aprendiendo a amar. No alejados de todo, no yendo de retiro en retiro fuera de nuestras circunstancias del día. Tengo ganas de vivir mi día de hoy tal como Dios quiere. Mañana será otro día.

Madre,

Ser santos donde Dios nos pone. Esa es la clave, aunque vivamos ciertos momentos de angustia. Dios me ama más que nadie, y me quiere aquí, pues aquí quiero yo estar. Alabado sea el Señor.

Que admirando vea. Comentario para matrimonios: Mateo 19, 13-15

EVANGELIO

No impidáis a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el reino de los cielos.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 19, 13-15

En aquel tiempo, le presentaron unos niños a Jesús para que les impusiera las manos y orase, pero los discípulos los regañaban.
Jesús dijo:
«Dejadlos, no impidáis a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el reino de los cielos».
Les impuso las manos y se marchó de allí.

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Retiros en Madrid: 13-15 y 27-29 de septiembre (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos). Orad por los frutos.
  • Retiro en Málaga y campamento para niños: 04-06 de octubre. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1RV

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Sevilla: 18-20 de octubre
  • Retiro en Valladolid: 15-17 de noviembre
  • Retiro en Salamanca: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Barcelona: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Valencia: 29 nov- 01 dic

Para ver más pincha aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

Que admirando vea.

Padre, que admirando tu poder vea mi debilidad, que admirando tu infinitud vea mi limitación, que admirando tu bondad vea mi miseria, que admirando tu grandeza vea mi pequeñez. Que el niño que hay en mí sea el que se acerque a ti.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Alberto: Pensé en defenderme de tus agresiones y me di cuenta que no tengo poder ni para justificarme, es Dios quien justifica. Te exigía un cambio y me di cuenta que no tengo poder para cambiarte, sólo Dios puede dar Sus dones. Te criticaba en mi interior y me di cuenta de que no tengo poder para juzgar, sólo Dios juzga… Y así en todo. Me di cuenta que es Dios el que hace proezas con Su brazo y yo tengo que hacerme niño de Papá.
Alejandra: Qué enternecedor eso que dices. Me enamora oírte hablar así. Es también Dios quien lo hace en mí.

Madre,

Tú tienes el corazón lleno de pureza y transparencia, de amor irresistible hacia el Padre. Acógeme en Tu corazón y ayúdame a crecer en la infancia espiritual, el secreto de nuestra salvación. Amén.

¡Tenemos el don! Comentario para matrimonios: Mateo 19, 3-12

EVANGELIO

Por la dureza de corazón permitió Moisés repudiar a las mujeres; pero, al principio, no era así
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 19, 3-12

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron, para ponerlo a prueba:
«¿Es lícito a uno despedir a su mujer por cualquier motivo?».
Él les respondió:
«¿No habéis leído que el Creador, en el principio, los creó hombre y mujer, y dijo: «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne»? De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Pues lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre».
Ellos insistieron:
« ¿Y por qué mandó Moisés darle acta de divorcio y repudiarla? ».
Él les contestó:
«Por la dureza de vuestro corazón os permitió Moisés repudiar a vuestras mujeres; pero, al principio, no era así. Pero yo os digo que, si uno repudia a su mujer – no hablo de unión ilegítima – y se casa con otra, comete adulterio».
Los discípulos le replicaron:
«Si esa es la situación del hombre con la mujer, no trae cuenta casarse».
Pero él les dijo:
«No todos entienden esto, solo los que han recibido ese don. Hay eunucos que salieron así del vientre de su madre, a otros los hicieron los hombres, y hay quienes se hacen eunucos ellos mismos por el reino de los cielos. El que pueda entender, entienda».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Retiros en Madrid: 13-15 y 27-29 de septiembre (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos). Orad por los frutos.
  • Retiro en Málaga y campamento para niños: 04-06 de octubre. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1RV

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Sevilla: 18-20 de octubre
  • Retiro en Valladolid: 15-17 de noviembre
  • Retiro en Salamanca: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Barcelona: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Valencia: 29 nov- 01 dic

Para ver más pincha aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

¡Tenemos el don!

Hoy, Señor, nos muestras dónde se encuentran los secretos sobre cómo Dios pensó el matrimonio. Están inscritos en nosotros desde la creación del hombre. Dios nos creó hombre y mujer, para que pudiésemos dejarlo todo y hacernos uno, atraídos por nuestras diferencias, que posibilitan que seamos una sola carne, un solo corazón y un solo espíritu.

Hoy, esposo, quiero salir de mí para entrar en ti. Quiero que Dios aparte de mí la dureza de corazón, y me dé un corazón de carne. Quiero comportarme como lo que Dios ha hecho en nosotros, una sola carne, Él quiere que construyamos una comunión, que significa, actuar juntos. Dios nos entregó el uno al otro, para que juntos lleguemos a Él. No quiero perderme por otros caminos estériles, quiero caminar junto a ti, me comprometo a vivir para ti y así, dar fruto abundante. Eres la única persona a la que me une un amor que ha sido elevado a Sacramento. Tenemos el don, tenemos el Espíritu Santo uniéndonos en cada entrega y en cada acogida mutua. No podemos defraudar a nuestros hijos ni al mundo, no podemos defraudar a Dios. Alabado sea el Señor por este maravilloso don.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Teresa: Él es muy básico, su trabajo, el fútbol, su deporte y que yo esté complaciente. No necesita más.
Pablo (Esposo de Teresa): Y ella es muy complicada, y no hay quien la entienda. Todo está fatal, nada tiene solución, que si no la comprendo, que si no me siente a su lado… y cenamos juntos todas las noches, y estamos todo el fin de semana juntos, que yo no soy de los que se va por ahí con amigos…
Matrimonio Tutor: A ver, chicos. ¿No sabéis que os une una vocación? Una vocación al amor, significa, vivir para el otro. Os necesitáis mutuamente, más de lo que creéis, aunque no lo podáis ver. Esto no consiste en que el otro me dé lo que me gusta, eso sería un proyecto raquítico, endogámico. Vuestro proyecto de amor consiste en poner a disposición del otro toda mi persona, en el nombre de Cristo, para estar en ella y llenar su corazón.
Teresa: Uy! Eso es muy difícil. Nosotros estamos lejísimos de eso.
Matrimonio Tutor: Este proyecto, Teresa, no es digno de cualquiera, es digno solamente de dos hijos de Dios, porque tenéis que actuar llenos de Él, entregarnos el uno al otro lo que Dios quiere que os entreguéis. Actuáis en nombre de Dios, no en vuestro nombre. Este proyecto es una pasada. Pero es una vocación exigente, que requiere de vuestro esfuerzo.
Pablo: Y ¿Qué tenemos que hacer para cambiar nuestro rumbo?
Matrimonio Tutor: Seguid al Señor desde vuestra vocación. Haced lo que Él hizo. Poneros en las manos de María y seguid su Proyecto de Amor. Ella sabrá guiaros.

Madre,

Dile de nuestra parte a Jesús: “Gracias por nuestro Sacramento. Gracias por nuestra vocación a la Caridad Conyugal”.

Hago como Ella. Comentario para Matrimonios: Lucas 1, 39-56

EVANGELIO

El Poderoso ha hecho obras grandes en mí: enaltece a los humildes
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 1, 39-56

En aquellos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel de Espíritu Santo y levantando la voz, exclamó:
«¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Pues, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá».
María dijo:
«Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.
Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.»
María se quedó con Isabel unos tres meses y volvió a su casa.

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Retiros en Madrid: 13-15 y 27-29 de septiembre (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos). Orad por los frutos.
  • Retiro en Málaga y campamento para niños: 04-06 de octubre. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1RV

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Sevilla: 18-20 de octubre
  • Retiro en Valladolid: 15-17 de noviembre
  • Retiro en Salamanca: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Barcelona: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Valencia: 29 nov- 01 dic

Para ver más pincha aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

Hago como Ella.

Celebramos hoy la solemnidad de la Asunción de María a los cielos. Felicidades, Madre.
Contemplamos hoy una vez más esta maravillosa oración que nos dice mucho de María y de su relación con Dios. Madre, Tú tienes tu mirada puesta siempre en Dios. Hacia Él va dirigida la palabra que proclamas, en Él está puesta Tu alegría, Tu agradecimiento por su labor en ti y por ti. Permaneces contemplando Su Santidad, Su poder, Su misericordia y su Justicia. Se nota que vives en Él, Madre. ¡Me encanta! Oírte enamorada.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Jaime: Y tú ¿Cómo consigues tener presente a Dios durante todo el día?
Ana: Me lo enseñó la Virgen. Hago como Ella. Cuando hablo, hablo de Él. Cuando me alegro es porque estoy siendo salvada por Él. Cuando hago algo bueno, le doy gracias porque realmente lo ha hecho Él. Contemplo su bondad en todo lo que me rodea y me admiro también por su poder. Le alabo por su misericordia conmigo y veo cómo me hace caer en cuanto me envanezco.
Jaime: Realmente es como si hicieses una lectura nueva de todo lo que ocurre a tu alrededor ¿no?
Ana: Sí, es como mirarlo todo desde su acción, desde sus ojos, desde Su corazón. Y entonces, todo adquiere un matiz genial. Vivo su genialidad.

Madre,

Me encanta Tu sencillez y Tu profundidad. Me derrito imaginándote en esta escena. Gracias por querer ser mi Madre. Bendita seas.