Potente ¿no? Comentario para Matrimonios: Lucas 6, 15

EVANGELIO

¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?
Lectura del santo evangelio según san Lucas 6, 15

Un sábado, iba Jesús caminando por medio de un sembrado y sus discípulos arrancaban y comían espigas, frotándolas con las manos.
Unos fariseos dijeron:
«¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?».
Respondiendo Jesús, les dijo:
«¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y sus hombres sintieron hambre?
Entró en la casa de Dios, tomando los panes de la proposición, que sólo está permitido comer a los sacerdotes, comió él y dio a sus a los que estaban con él».
Y les decía:
«El Hijo del hombre es señor del sábado».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Proyecto Amor Conyugal participa en el Congreso de Nueva Evangelización en Madrid (Cerro de los Ángeles) 28 de Septiembre 16:30. Vivid una extraordinaria experiencia. Inscribiros aquí: http://corazondecristo.org/congreso
  • Retiros en Madrid: 13-15 y 27-29 de septiembre (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos). Orad por los frutos.
  • Retiro en Málaga y campamento para niños: 04-06 de octubre. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1RV

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Anuncio en Granada: 11 de octubre a las 20h en Parroquia Nuestra Señora de Gracia (Plaza de Gracia, 5)
  • Retiro en Sevilla: 18-20 de octubre
  • Retiro en Valladolid: 15-17 de noviembre
  • Retiro en Salamanca: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Barcelona: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Valencia: 29 nov- 01 dic

Para ver más pincha aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

Potente ¿no?

Es relativamente frecuente que en nuestro matrimonio y en nuestra vida en general actuemos como centinelas de la ley. Estamos pendientes de cuando algo no se cumple o consideramos que es incorrecto, para juzgar el trasgresor y corregirlo inmediatamente. Siempre hay alguien que toca el claxon cuando otro vehículo hace una maniobra indebida, aunque no le perjudique a él ni perjudique a nadie. La ley por sí misma no tiene ningún sentido si no va acompañada del amor, y las correcciones sin amor son fruto de la soberbia del que corrige. Pero Cristo es el dueño de todas las leyes y ha establecido que se cumplan por amor y con amor, a Dios en primer lugar, a nuestro esposo, a nosotros mismos… Una ley cumplida sin amor, puede envanecerme, como le pasaba a los fariseos. Una ley cumplida por amor hace que Dios resida en quien la cumple. Potente ¿no?

Aterrizado a la vida matrimonial:

Ramón: Mi esposa juzgaba a las personas según su punto de vista, la educación que ella ha recibido, etc. Y las criticaba si no encajaban en su patrón de comportamiento. Juzgar y criticar a otros no es correcto, así que, en cuanto lo hacía, la recriminaba por ello. Quería cortar de inmediato esas conversaciones para impedir que siguiera actuando en contra de la ley del amor.
Andrés: Bueno, impedir que haga el mal está bien ¿no?
Ramón: El mal es muy sutil. Me di cuenta que yo estaba haciendo lo mismo con ella. La estaba juzgando y criticando en mi interior. No la estaba amando.
Andrés: ¡Toma ya! Pues es cierto. Y entonces, ¿qué hacer en esos casos?
Ramón: Le pido a Dios que me ayude a no juzgarla, a no acusarla en esos momentos. Que me ayude a verla necesitada, ver su debilidad y salir a su encuentro. Le pido al Espíritu que me ilumine para saber ayudarla, y a partir de ahí hago lo que puedo. Unas veces sale mejor y otras peor. Pero estoy intentando quererla, y eso lo cambia todo independientemente del resultado.
Andrés: Claro, ahora lo entiendo. De todo, lo más importante es el amor. La ley del amor prevalece sobre todas las demás. ¡Gracias!

Madre,

Danos un corazón grande para amar. Alabado sea el Señor y Su Sagrado Corazón. Amén.

1 comentario en “Potente ¿no? Comentario para Matrimonios: Lucas 6, 15

  1. Petry

    Madre, ¡Dános un corazón grande para amar y fuerte para luchar!
    Solo Jesús y María nos pueden corregir en nuestros errores. Porque son los únicos que no pueden errar. Ellos nos corrigen, pero amándonos… Comprenden nuestras debilidades y saben hasta dónde estamos dispuestos a aprender, ceder, etc., … Ellos son los únicos capaces de «tirar la primera piedra» y, en cambio, ni lo hacen, sino que el Uno nos redime y, la Otra, es la Corredentora… ¡Amén!
    Jesús nos muestra el camino, va delante nuestro para que con la Fe pongamos nuestros pies en sus huellas…
    María es nuestra Esperanza en este valle de lágrimas(luchas…)
    El Espíritu Santo nos ilumina para no errar en la Caridad. (Porque, según s. Agustín: «…, sólo nos examinarán del AMOR»

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *