Mi “adaptador”. Comentario para Matrimonios: Juan 15, 1-8

EVANGELIO

El que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 15, 1-8

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto.
Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.
Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.
Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará.
Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Mi “adaptador”.

Podemos creer que existe, estar de acuerdo en lo que dice, tener un acercamiento, pero Jesús habla de la necesidad de una relación más intensa, más profunda. Jesús nos anima a “permanecer” en Él. Esto implica un intercambio de lo más íntimo que hay dentro, algo que nos alimenta desde lo más profundo de Él a lo más profundo de nosotros. Yo pongo la fe y Él pone la Gracia Santificante, que tiene que fluir por las “venas” de mi alma para hacerla florecer y dar fruto.
Algo así pasa también entre los esposos. No se trata de estar juntos, o llevarnos bien, o compartir aficiones. Se trata de intercambiar algo mucho más íntimo. Se trata de darme y acogerte como una ayuda, como un don de Dios. Así, experimentamos una unión muy especial. Santa.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Marta: Si tuvierais que decir cuál es el problema más común entre los matrimonios ¿Cuál diríais que es?
Matrimonio Tutor: Diríamos que no sentirse mutuamente valorados. Nos dedicamos muchos desprecios y pocos agradecimientos. Nos quejamos mucho el uno del otro y no reconocemos el don tan inmenso que Dios ha puesto en mi esposo. El problema es que para permanecer en Cristo, tengo que permanecer en mi esposo, y eso nos cuesta entenderlo a muchos cristianos casados.
Marta: Permanecer en Cristo consiste en permanecer en mi esposo, reconociéndole como un don Suyo. Qué bueno! Nunca lo hubiera visto así, pero tenéis razón. Es como si mi sarmiento no estuviese directamente conectado a la Vid, sino que entre medias tuviese que conectarse a mi esposo. Mi esposo es como el “adaptador” que me permite enchufarme a la Gracia.
Matrimonio Tutor: Así de importante es tu Sacramento del Matrimonio.

Madre,

Sin el Señor no podemos hacer nada. Necesitamos estar permanentemente conectados a Él para alimentar nuestra alma. Qué grande es Dios que nos da la Vida y qué torpes nosotros que la rechazamos tantas veces… Alabado sea el Señor por darnos Su Gracia vivificante, y bendito Sacramento que nos permite acogerle en nuestro esposo. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.