La loca de la casa. Comentario para Matrimonios: Mateo 23, 27-32

EVANGELIO

Sois hijos de los que asesinaron a los profetas
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 23, 27-32

En aquel tiempo, Jesús dijo:
«¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que os parecéis a los sepulcros blanqueados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre; lo mismo vosotros: por fuera parecéis justos, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y crueldad.
¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que edificáis sepulcros a los profetas y ornamentáis los mausoleos de los justos, diciendo: «Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, no habríamos sido cómplices suyos en el asesinato de los profetas»! Con esto atestiguáis en vuestra contra, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Retiros en Madrid: 13-15 y 27-29 de septiembre (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos). Orad por los frutos.
  • Retiro en Málaga y campamento para niños: 04-06 de octubre. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1RV

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Sevilla: 18-20 de octubre
  • Retiro en Valladolid: 15-17 de noviembre
  • Retiro en Salamanca: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Barcelona: 22-24 de noviembre
  • Retiro en Valencia: 29 nov- 01 dic

Para ver más pincha aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

La loca de la casa.

Dos virtudes que caminan de la mano para meditar hoy desde el Corazón de Jesús: Coherencia y humildad
Dice el papa Francisco que «Hay cristianos de nombre, cristianos de salón, cristianos de recepciones, pero su vida interior no es cristiana, es mundana». El orgulloso no logra entender por qué el otro es como es ¿Me ocurre esto a mí?

Aterrizado a la vida matrimonial:

Jaime: Me he dado cuenta de lo que ocurre en mi corazón. Me excuso constantemente y te critico constantemente. En el fondo, aunque digo lo contrario, me creo mejor, y creo que deberías hacer todo lo que yo hago, y no entiendo que lo hagas de otra manera. No entiendo que des tantas explicaciones a todo el mundo, no entiendo que te importe tanto lo que piensen de ti, no entiendo que des más prioridad al orden de la casa que a llegar puntual a Misa… No entiendo de qué sirve que hagas tantas novenas… Son tantas cosas las que no entiendo y critico en mi interior… Eso se llama orgullo. Y te pido perdón por esos malos pensamientos.
Teresa (esposa de Jaime): También dentro de mí hay muchos pensamientos oscuros. Tenemos que tener en cuenta los pecados de pensamiento, porque parece que son inofensivos, pero oscurecen el alma terriblemente. Tenemos que rezar más y pensar menos.
Jaime: Eso. Tirar más de la gracia. Ahora entiendo por qué hay muchos Santos que se pasaban el día rezando el rosario. Para pensar en Dios y no dejar volar a “la loca de la casa” como decía Santa Teresa.

Madre,

Ayúdanos siempre mirar las virtudes de mi esposo y sus cosas buenas, verle con tus ojos de bondad y humildad, y excusar sus defectos como hacen los que aman de verdad. Por Jesucristo Ntro. Señor. Amén.

3 comentarios en “La loca de la casa. Comentario para Matrimonios: Mateo 23, 27-32

    1. Proyecto Amor Conyugal Autor

      Buenos días Luis! Estar de acuerdo es lo de menos, y da igual tener la razón o no, si tú aceptas a la otra persona no te vas a equivocar nunca con la decisión, y la otra persona se quedará impresionada generando construcción entre los dos.

      Responder
  1. Petry

    El Señor en este evangelio(Mt, 23), nos recrimina a muchos cristianos ser como sepulcros blanqueados… Dice bien, pero además, «sepulcros blanqueados» porque a los que la familia mantiene la apariencia, parecen limpios y diferentes a otros convecinos que no hacen mantenimiento… Sin embargo, a pesar de todo, aun para aparentar hay que mantenerlos limpios y decorados… Muchos cristianos no nos preocupamos ni de eso con nuestra vida de convivencia con los demás. Vivir según el evangelio, preparándonos y creciendo en nuestra vida de cristianos, no para aparentar sino para ser auténticos…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *