Archivo de la categoría: Proyecto Amor Conyugal

En On o en Off. Comentario para Matrimonios: Juan 15, 1-8

EVANGELIO

El que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 15, 1-8

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto.
Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.
Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará.
Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos».

Palabra del Señor.


Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí
:  http://wp.me/P6AdRz-D1

En On o en Off.

No hay término medio, o estamos conectados a Él o no lo estamos. Estamos en On o estamos en Off. Llegamos a la conclusión de que permanecer en el Señor es ser fiel a Sus mandatos, a Su Palabra. Así por ejemplo, si el Señor me pide que al que me pida el manto le entregue también la túnica o que ame a mis enemigos, o que Su justicia no es nuestra justicia… y yo no actúo a mi manera sin tener en cuenta todo esto, entonces me estaré desconectando de Él y dejaré de dar fruto. Mi alma se secará y no valdré nada más que para que me echen al fuego.
Pero en cambio, si permanezco en Su palabra, el Señor estará en mí, y aunque habrá una poda, porque hacer todas estas cosas me costará, pero Él no puede evitar hacer obras buenas a través de nosotros y darnos todo aquello que le pidamos. El comienzo es duro, pero la experiencia es indescriptible.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Lucas: Me doy cuenta que tiendo a criticar a mi esposa en mi pensamiento. Esto hace que me aleje de mi misión de construir una comunión con ella, porque sin querer, me va distanciando de ella. Tengo que ver en ella lo que es bueno muy bueno, fijarme en lo que nos une y no en lo que nos separa. Eso es lo que permitirá que el Señor esté en mí y pueda amarla con Su amor.
Teresa: El Señor no quiere que yo mire el pecado de mi esposo, ni que lo juzgue. Eso hace que me aleje del amor de Dios, y no me lo puedo permitir. Dejaré los juicios para Dios y yo me dedicaré a amarle como Dios me ama, que para eso he sido creada.
(Esta actitud fortalecía la presencia del Señor entre ellos y su Sacramento dio mucho fruto)

Madre,

Danos un corazón grande para amar. Alabado sea el Señor que quiere estar en nosotros para transmitirnos todo Su amor para que nos lo entreguemos uno al otro.

RETIRO MATRIMONIOS MADRID 10-12 JUNIO DE 2022

RETIRO MATRIMONIOS MADRID 10-12 JUNIO DE 2022

Proyecto Amor Conyugal en colaboración con la Parroquia Parroquia de Sta. María de Caná, Pozuelo de Alarcón (Madrid) os invita a participar en un retiro para Matrimonios, con el objetivo de adentrarnos juntos en la Verdad del Matrimonio (según San Juan Pablo II) y experimentar la Alegría del Amor (según el Papa Francisco).

¿A quién va dirigido este retiro? A todos los esposos unidos por el Sacramento del Matrimonio y que quieran vivir una EXPERIENCIA de AMOR juntos, estén en crisis o no. A todos los que quieran fortalecer y reavivar su Sacramento del Matrimonio.

FECHAS: Será desde el viernes 10 de junio a las 18:00h hasta el domingo 12 de junio a las 17:30h.

LUGAR: Casa de Espiritualidad Mártires Oblatos. Avenida Juan Pablo II, 45. 28224 Pozuelo de Alarcón (Madrid)

PRECIO: (Incluye alojamiento, pensión completa y gastos diversos)

  • Adultos: 295€ por matrimonio.

Suplemento económico para ayuda a otras familias: Podéis aportar una cantidad adicional, a voluntad, que es muy importante para ayudar a otros matrimonios con dificultades económicas que quieren hacer el retiro.

Subvenciones: Si alguna familia no puede asistir por problemas económicos que nos lo comente, por favor.

 

INSCRIPCIÓN: Para realizar la inscripción, pincha aquí. A partir del jueves 19 de mayo a las 20h

¿Cuándo? Lo antes posible. Se suele llenar en pocos minutos.

Nos pondremos en contacto con vosotros para confirmaros la reserva de plaza y daros las instrucciones para realizar el pago o indicaros si estáis en lista de espera. En caso de que no hubiese plazas disponibles.

Para consultar cualquier duda o ponerte en contacto con nosotros, escríbenos a proyectoamorconyugalmadrid@gmail.com

Sobre Proyecto Amor Conyugal: https://proyectoamorconyugal.es/acerca-de está compuesto por matrimonios católicos que profundizamos en nuestra vocación conyugal y que ayudamos a otros a convertir su matrimonio en algo GRANDE.

Paz entre miseria. Comentario para Matrimonios: Juan 14, 27-31a

EVANGELIO

Mi paz os doy.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 14, 27-31a

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: “Me voy y vuelvo a vuestro lado”. Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es mayor que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis.
Ya no hablaré mucho con vosotros, pues se acerca el príncipe de este mundo; no es que él tenga poder sobre mí, pero es necesario que el mundo comprenda que yo amo al Padre, y que, como el Padre me ha ordenado, así actúo».

Palabra del Señor.


Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí
:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Paz entre miseria.

Qué misteriosa relación esa que os une, Señor. Impregnada de humildad (el Padre es mayor que yo), de obediencia (como el Padre me ha ordenado, así actúo), de amor (es necesario que el mundo comprenda que yo amo al Padre), y de paz (mi paz os doy). ¿Qué experiencia de amor es esa, Señor? Esa que quieres compartir con nosotros y que tanto nos cuesta acoger. ¿Qué ves cuando miras al Padre? ¿Cuánto hay de Él en tu Corazón? ¡Amor misterioso! Profundísimo, pleno, lleno…
Claro que yo quiero alcanzar ese amor en nuestro matrimonio pero ¿Estoy dispuesto a beber de la copa de la humildad? ¿Y de la de la obediencia? Tú Señor no nos das la paz como la da el mundo, que la impone, sino como la das Tú, como el grano de trigo que cae en tierra y muere, y sus frutos son de paz. Que no se turbe mi corazón, Señor, y me atreva a dar el paso de creer en tu camino, pero de verdad.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Paco: Parece que estamos un poco estancados. Hemos tenido momentos buenos, otros muy buenos, pero ahora, parece que no avanzamos. De vez en cuando tenemos caídas como las de antes.
Matrimonio Tutor: Santa Teresa, en Las Moradas, hablaba del orgullo. Es como un barrera en el camino espiritual que no te permite avanzar al siguiente nivel, por así decir. ¿Tiendes a pensar bien de tu esposa? ¿Tiendes a verla mejor que tú? ¿La admiras a menudo? ¿Le das las gracias con frecuencia? Esas son las preguntas que te pueden hacer descubrir si hay o no hay humildad en tu corazón.
Paco: Pues el diagnóstico está claro. Y ¿Qué puedo hacer?
Matrimonio Tutor: Para empezar, pedir la Gracia y mucha oración, para que el Señor te muestre quién eres realmente. Pero además, te vendrá muy bien hacer actos de obediencia. ¿Tu mujer te corrige?
Paco: A menudo.
Matrimonio Tutor: ¿Y cómo reaccionas?
Paco: No me sienta muy bien, la verdad. Le veo tantos defectos que no entiendo que encima me corrija a mí.
Matrimonio Tutor: Pues si en lugar de mirarla a ella, tomas la decisión de obedecerla, te sentará muy, pero que muy bien.
Paco: ¿Y ella?
Matrimonio Tutor: Lo que ella tenga que hacer, ¿a ti qué? ¿Quieres experimentar lo que experimenta Cristo en ese amor sincero, gozoso, que llena tu vida de paz? Pues haz lo que Él hace para alcanzar con Él lo que Él alcanza. Ese es el premio. Esa es la promesa.

Madre,

Gracias por introducirnos en este Proyecto de Amor. Gracias por hacerme vivir estas experiencias, gracias a Dios por el don del amor. No soy digno de que compartáis estas experiencias conmigo. Os amo. ¡Alabada sea la Santísima Trinidad!

Dos amores en uno. Comentario para Matrimonios: Juan 14, 21-26

EVANGELIO

El Paráclito, que enviará el Padre, será quien os lo enseñe todo.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 14, 21-26

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él».
Le dijo Judas, no el Iscariote:
«Señor, ¿qué ha sucedido para que te reveles a nosotros y no al mundo?».
Respondió Jesús y le dijo:
«El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él.
El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió.
Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho».

Palabra del Señor.


Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí
:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Dos amores en uno.

El que ama guardará Su Palabra, sus mandamientos. Y ¿cuál es Su mandamiento? Que nos amemos, esposos, como Él nos ha amado. Por tanto, no puedo amar a Dios a quien no veo si no amo a mi esposo a quien veo. Pero a la viceversa también se da esta regla, porque no puedo amar a mi esposo si no es con la ayuda del Espíritu Santo que enviará el Padre, porque Él me lo enseñará todo. Él me enseñará a amar a mi esposo y me recordará todo lo que Cristo ha dicho para aplicarlo a mi matrimonio. Tenemos que intentar unificar nuestro amor a Dios y a nuestro esposo.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Carlos: Primero te amaba a ti, pero pasó el tiempo y mi amor se fue enfriando, decepcionado por cómo juzgaba tu amor hacia mí. Después, tú me ayudaste a encontrarme con el Señor, y me enamoré de Él, pero no estaba unido a ti. Algo me faltaba y no era feliz. Después tuve mi conversión conyugal, y entonces comprendí que amar a Dios y amarte a ti es una sola cosa. Ahora estoy completo.
Alicia (esposa de Carlos): Sí, yo te ayudé a enamorarte del Señor. Yo veía Su perfección, Su misericordia, etc. Y me enamoraba Su infinita grandeza, en cambio a ti, te veía tan imperfecto, te consideraba indigno de mí… Aguantaba fiel por Dios, pero era pura resignación. Pero después tú, me ayudaste a conocer y enamorarme de mi vocación. Ha sido hermoso el proceso. Ahora, el Espíritu está en nosotros y nos guía. Es una pasada…

Madre,

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar y gozar las promesas de nuestro Señor Jesucristo, Amén.

En construcción. Comentario para Matrimonios: Juan 13, 31-33a. 34-35

EVANGELIO

Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 13, 31-33a. 34-35

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús:
«Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará. Hijitos, me queda poco de estar con vosotros.
Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros».

Palabra del Señor.

 


Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí
:  http://wp.me/P6AdRz-D1

“En construcción”

El amor entre el esposo y la esposa refleja el amor de Dios. Hemos sido creados para amarnos como Él, y ese es nuestro mandamiento principal. Sin embargo, nuestro amor es un proyecto. No nos podemos exigir el uno al otro vivir este amor como Dios, sino que tenemos que construirlo juntos. Así que, deberíamos colgar entre nosotros un cartel que pusiese “en construcción”. Y con esa naturalidad, lo iremos viviendo. Hoy avanzará más la obra y mañana menos, pero todos los días pondremos la maquinaria a funcionar. Cualquiera que se acerque a la “obra” verá primero una enorme zanja, después los cimientos, la estructura, luego paredes que se van construyendo ladrillo a ladrillo… En cada fase de nuestra obra, podrán intuir qué es lo que estamos construyendo: Un amor de comunión, que refleja el del mismísimo Dios. Pero… que conste, que al final, es posible verlo terminado. Dios nos ha creado el uno para el otro, para hacernos uno como Él. ¿Cuántos esposos estamos construyendo nuestro matrimonio en serio?

Aterrizado a la vida matrimonial:

Matrimonio Tutor: Bueno, ¿cómo vais esta semana?
Carlos: Yo estoy con eso que me dijisteis de obedecer a mi esposa. El que obedece no se equivoca y se asemeja a Cristo.
Matrimonio Tutor: Y ¿qué tal te ha ido?
Carlos: Esta semana regular. Me he revelado alguna que otra vez y he contestado de malas formas. Pero al final lo he hecho a regañadientes. Otras veces sí lo he hecho bien.
Matrimonio Tutor: ¡Muy bien! Enhorabuena por tu esfuerzo. Estás construyendo. ¿Y tú Ana?
Ana (esposa de Carlos): Yo estoy con lo de mirar sólo lo bello y lo bueno, y apartar los pensamientos oscuros. Llenar mi corazón de la bueno porque lo bueno viene de Dios. Y he caído alguna vez juzgando mal a mi esposo y en alguna ocasión, criticando en mi corazón a mis suegros. Pero estoy mucho más pendiente de los dones que recibo de ellos, y voy sabiendo valorarlos.
Matrimonio Tutor: ¡Genial, Ana! Enhorabuena, también. Estás construyendo un matrimonio. Alabado sea Dios por vuestros progresos.

Madre,

Dios no va a valorar el resultado, porque es Él quien lo hace. Dios va a valorar mi esfuerzo, y yo me estoy esforzando. Espero algún día disfrutar de Su abrazo eterno. Confío en su misericordia. Amén.