Siervos felices. Comentario para Matrimonios: Lucas 17, 7-10

EVANGELIO

Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 17, 7-10

En aquel tiempo, dijo el Señor:
«¿Quién de vosotros, si tiene un criado labrando o pastoreando, le dice cuando vuelve del campo:
“En seguida, ven y ponte a la mesa”?
¿No le diréis:
“Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú”?
¿Acaso tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: cuando hayáis hecho todo lo que se os mandado, decid:
“Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer”».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Anuncio en Madrid – Villanueva de la Cañada: Jueves 14 noviembre a las 20:15 h en Parroquia San Carlos Borromeo (Avda de la Universidad, 2 – Villanueva de la Cañada)
  • Anuncios en Asturias:
    • Gijón: 15 de noviembre a las 20:15 horas en Basílica del Sagrado Corazón (C/ Jovellanos 6D – Gijón)
    • Oviedo: 16 de noviembre a las 20:15 horas en Parroquia del Corazón de María (Pza de América 12 – Oviedo)
  • Anuncio en Barcelona – Mataró: 21 de Noviembre después de misa de 20:00 h. en Santa Maria de Mataró – Carrer Sant Francesc d’Assís 25, Mataró – Barcelona
  • RETIRO en Valladolid: 15 – 17 noviembre. Información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1XP. COMPLETO.
  • RETIRO en Salamanca: 22 – 24 noviembre. Información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1XM. COMPLETO.
  • RETIRO en Barcelona: 22 – 24 noviembre. Información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1YK. COMPLETO.
  • Anuncio en Alicante: 27 de noviembre a 20:00h en Parroquia de San Vicente Ferrer (Pza España, 1 – San vicente del Raspeig, Alicante).
  • RETIRO en Valencia: 29 nov – 01 dic . Información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1WF. COMPLETO.
  • RETIRO en Navarra: 13-15 de diciembre. Información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1Xg
  • Retiro en San Sebastián: 24-26 de enero de 2020. Información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1ZP

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)
Para ver más pincha aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

Siervos felices.

Cuando Jesús pasó por este mundo, me enseñó lo que debía hacer: Servir, hacer todo lo que dice el Padre, obedecer, humillarme, no justificarme, entregarme por amor… Señor, ¿por qué me cuesta tanto? Parece que pretendo ser más que mi Maestro. Quiero hacerme grande por la fuerza, y ese no es el camino. ¿Qué prefiero ser? ¿El más grande y desgraciado o el más pequeño y bienaventurado? Me estrello una y otra vez y parece que no aprendo de mis caídas, no aprendo del sufrimiento que provoco, no aprendo del dolor que me causo a mí mismo, del desamor que genero a mi alrededor.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Matrimonio Tutor: ¿Ves a esos que están discutiendo?
Antonio (Tutelado): Sí
Matrimonio Tutor: Y ¿Qué ves?
Antonio: Dos desgraciados. Se destrozan a sí mismos con su actitud deplorable y vergonzosa. Caen muy bajo y cuanto más discuten y más se agreden, más bajo caen.
Matrimonio Tutor: Qué claro lo vemos desde fuera ¿Verdad? No sabemos de qué están hablando. No sabemos quién de los dos tendrá razón (si es que la tiene alguno de los dos), pero eso da igual. Están perdiendo su dignidad los dos ¿no crees?
Antonio: Claramente.
Matrimonio Tutor: Y si uno de los dos callase por amor a Dios y a su esposo. Si amase a su esposo a pesar de su enfado ¿No sería heroico? ¿No sería el más grande de los dos? ¿No estaría haciendo la voluntad de Dios? ¿No conservaría así su dignidad?
Antonio: Demostraría su grandeza, sí, porque no es nada fácil hacer eso en estas circunstancias.
Matrimonio Tutor: Por eso necesitamos estar conectados al Señor. Necesitamos ser pequeños y considerarnos necesitados de Su gracia, para ser instrumentos del Espíritu Santo.
Antonio: Lo veo claro. Se lo pido al Señor.
Matrimonio Tutor (Hablan entre ellos al salir): Qué bien lo has hecho, esposo, gracias. Y tú, esposa, gracias. Menos mal que nos asiste el Espíritu, al entrar no sabíamos qué decir. Siervos inútiles somos. Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Rezamos en acción de gracias…

Madre,

Tú no puedes abrazar al autosuficiente, al soberbio, al que se cree grande. Tú abrazas a los pequeños, a los desvalidos, a los necesitados. Quiero dejarme abrazar por Ti, Madre. No dejes que me resista a tu abrazo maternal. Gracias, bendita Madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *