Compasión y misericordia. Comentario para Matrimonios: Marcos 1, 40-45

EVANGELIO

La lepra se le quitó, y quedó limpio.
Lectura del santo Evangelio según San Marcos 1, 40-45

En aquel tiempo, se acerca a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas:
«Si quieres, puedes limpiarme».
Compadecido, extendió la mano y lo tocó, diciendo:
«Quiero: queda limpio».
La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio.
Él lo despidió, encargándole severamente:
«No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés, para que les sirva de testimonio».
Pero, cuando se fue, empezó a pregonar bien alto y a divulgar el hecho, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en lugares solitarios; y aun así acudían a él de todas partes.

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Jornada en Málaga: 19 de enero de 2020. 2ª Jornada de Convivencia de Proyecto Amor Conyugal en Málaga (Colegio «Los Olivos», Málaga (PP. Agustinos). Calle de Julio Verne, 8, Málaga). Más información e inscripciones aquí: https://forms.gle/ifLDSYm2XPfxYehe8
  • Anuncio en Vitoria: 22 de enero de 2020 a las 19:45h en Parroquia María Inmaculada, (Magdalena Kalea, 1)
  • Anuncio en Madrid: 25 de enero de 2020 a las 20:00h en Parroquia Virgen del Castillo, San Isidoro y San Pedro Claver (Hortaleza) 
  • Retiro en San Sebastián: 24-26 de enero de 2020. Información aquí: http://wp.me/p6AdRz-1ZP.
  • Retiro en Vigo: 31 de enero, 1 y 2 de febrero de 2020. Infórmate e inscríbete aquí: https://wp.me/p6AdRz-229
  • Anuncio en Madrid (Móstoles): 2 de febrero de 2020 a las 17:00h en Parroquia Nuestra Señora de la Asunción (Plaza Ernesto Peces 1, Móstoles) 
  • Anuncio en Málaga: 5 de febrero a las 20:30h en Parroquia del Carmen (Málaga) 
  • Retiros en Madrid y Salamanca: 14-16 de febrero (MADRID) y 21-23 de febrero (SALAMANCA). COMPLETOS
  • Retiro en Toledo: 07-09 de febrero. Infórmate e inscríbete aquí: http://wp.me/p6AdRz-25O
  • Retiro en Sevilla: 14-16 de febrero de 2020. Información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-266
  • Retiro en Barcelona: 28 feb – 01 Marzo de 2020. Información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-26h

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

Para ver más pincha aquí: https://wp.me/P6AdRz-D1

Compasión y misericordia.

Una cosa es la compasión, y otra la misericordia. Hoy en día, tendríamos compasión de un leproso (si no hubiera cura), no acercándonos, pero hablando de lo que sufre y “solidarizándonos” con su dolor quizás sacando alguna pancarta para que las autoridades hicieran algo. Eso sería compasión, pero misericordia es curarle. Misericordia no es transigir con todo, tolerarlo todo vaya a ser que se sienta señalado aquel que se autodestruye por su desorden, por ir en contra de la voluntad de Dios. Porque tolerar es casi lo mismo que decir “cada uno que haga lo que quiera”, todo está bien. Por el contrario, la misericordia consiste en pringarse por el otro para sanarle, aunque por ello me persigan o me aíslen. Esto es lo que hizo Jesús, que tocó al leproso y ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo, según se cuenta en este pasaje del Evangelio.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Álvaro: Conozco casos de esposos que son incompatibles, otros que no se quieren casar por experiencias que han vivido con el matrimonio de sus padres, otros que han sido abandonados por sus esposos… La Iglesia tiene que dar respuesta a todos estos casos, que son los que hay hoy en día en la sociedad. Dios es misericordioso y seguro que acepta a todos éstos y los acoge.
Matrimonio Tutor: Los sacramentos son el fruto fundamental de la misericordia de Dios, que vino al mundo a entregarse para dejárnoslos. Son fruto del costado traspasado de Cristo por la lanza, habiendo muerto en la Cruz. Es el precio que pagó Dios por ellos, y pretenden traernos una gracia sobrenatural que sea más fuerte que cualquier pecado. Hay un sacramento que se llama “Matrimonio” y que Dios lo ha creado para sanar a los que conviven sin casarse, a los que se creen incompatibles y a los que han sido abandonados por sus esposos y a los que conviven con alguien que no es su esposo. Todos esos casos, que a nuestro juicio serían imposibles, la misericordia de Dios los hace posibles. Quiere rescatarlos a todos para que por su sacramento puedan vivir la misma unión de Dios con nosotros. Es posible, y sólo le detiene una cosa: La dureza de nuestro corazón. Dios es misericordioso, pero tenemos que querer acoger Su misericordia. Nosotros estaríamos dispuestos a dar la vida por sanar uno sólo de esos casos y que se respondiesen a la unión indisoluble que Dios hizo para ellos.
Álvaro: Ahora entiendo lo que es la misericordia. Unos hablan y defienden ideologías y otros se pringan para salvar y devolver al camino de la gracia las ovejas que están perdidas. Creo que vosotros trabajáis por la misericordia de Dios.

Madre,

¿Cuántos hay dispuestos a pringarse? ¿Cuántos hay dispuestos a entregarse por los matrimonios heridos aun a riesgo de ser criticados y excluidos? Misericordia quiero y no sacrificios, decía el Señor. Alabado sea por siempre, por Su Misericordia.

1 comentario en “Compasión y misericordia. Comentario para Matrimonios: Marcos 1, 40-45

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *