La fe un misterio. Comentario para Matrimonios: Marcos 5, 21-43

EVANGELIO

 

Contigo hablo, niña, levántate.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 5, 21-43

En aquel tiempo, Jesús atravesó de nuevo en barca a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al mar.
Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y, al verlo, se echó a sus pies, rogándole con insistencia:
«Mi niña está en las últimas; ven, impón las manos sobre ella, para que se cure y viva».
Se fue con él y lo seguía mucha gente que lo apretujaba.
Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacia doce años. Había sufrido mucho a manos de los médicos y se había gastado en eso toda su fortuna; pero, en vez de mejorar, se había puesto peor. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás, entre la gente, le tocó el manto, pensando: «Con sólo tocarle el manto curaré».
Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias, y notó que su cuerpo estaba curado. Jesús, notando que había salido fuerza de él, se volvió en seguida, en medio de la gente y preguntaba:
«¿Quién me ha tocado el manto?».
Los discípulos le contestaron:
«Ves como te apretuja la gente y preguntas: “¿Quién me ha tocado?”».
Él seguía mirando alrededor, para ver a la que había hecho esto. La mujer se acercó asustada y temblorosa, al comprender lo que le había ocurrido, se le echó a los pies y le confesó toda la verdad.
Él le dice:
«Hija, tu fe te ha salvado. Vete en paz y queda curada de tu enfermedad».
Todavía estaba hablando, cuando llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle:
«Tu hija se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro?».
Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga:
«No temas; basta que tengas fe».
No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegan a casa del jefe de la sinagoga y encuentra el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos y después de entrar les dijo:
«¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida».
Se reían de él. Pero él los echó fuera a todos y, con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes, entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo:
«Talitha qumi» (que significa: «Contigo hablo, niña, levántate»).
La niña se levantó inmediatamente y echó a andar; tenía doce años. Y quedaron fuera de sí llenos de estupor.
Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

La fe un misterio.

El Evangelio de hoy trata de la fe. Pero ¿Qué es a fe? Por un lado, es un gran misterio y por otro, de ella depende nuestra salvación. Suena complicado. Además, la fe exige una entrega total de la persona a Dios: Del entendimiento para creer, de la voluntad para practicar y del corazón para amar. Son necesarias las tres a la vez, o la fe no será completa. Y, además, para obtener la fe, necesitamos el auxilio de Dios, pues es un don inalcanzable para nosotros. ¿Y qué necesita Dios? Nuestra disposición a creer. Querer creer, en definitiva.
Para ello se requiere:
1. Obediencia: Escuchar el Evangelio y someterse a la lógica de Dios.
2. Confianza: Abandonarnos en las manos de Dios, confiarle nuestra vida y fiarnos de Él.
3. Fidelidad: Dios es eternamente fiel a su Palabra. Al que es fiel hasta la muerte Dios le dará la corona de la vida.
La fe tiene otra cualidad, y es que se puede y se debe comunicar y expandir. Se transmite por los milagros, el testimonio y la Palabra. La fe se vive, se contagia y comunicándose se agranda.
Y lo último: La fe tiene un poder infinito.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Carlos: Llevo resistiéndome a tus propuestas mucho tiempo, pero veo en ti una paz y una alegría que yo no tengo. Siento envidia de los que creéis, pero yo no puedo.
Almudena (Esposa de Carlos): Ni tú ni nadie, pero Dios puede darte la fe, si quieres.
Carlos: Sí quiero, pero ¿Cómo?
Almudena: Tienes que venir conmigo y vivir experiencias de fe. Ven y verás.
Carlos: ¿Dónde?
Almudena: Te voy a llevar a un grupo de matrimonios que tienen fe. Absorbe lo que puedas. Pídeles su testimonio. Luego, te pido que reces la Palabra conmigo a diario. Irás conociendo personalmente al que es la Verdad. Poco a poco irás viendo milagros en tu vida. Cosas que cambian en ti sin explicación. Eso te irá convenciendo más y más. Sólo tienes que actuar como si creyeses.
(Y al cabo de unos meses, se produjo el milagro. Carlos se ha convertido, porque quiso creer. Y Dios hizo morada en él y la paz y la alegría llegaron a su vida)

Madre,

Jesús quiere mantener una relación personal conmigo ¡Conmigo! Quiso conocer a la hemorroisa para tener ese contacto personal que ella necesitaría para su conversión. Es la cercanía con Él la que nos sana y nos salva. Alabado sea el Señor que nos da la fe.

RETIRO MATRIMONIOS HUELVA DEL 17 AL 19 MARZO 2023

RETIRO MATRIMONIOS HUELVA DEL 17 AL 19 MARZO 2023

Quédate y da testimonio. Comentario para Matrimonios: Marcos 5, 1-20

EVANGELIO

 

Espíritu inmundo, sal de este hombre.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 5, 1-20

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos llegaron a la otra orilla del mar, a la región de los gerasenos.
Apenas desembarcó, le salió al encuentro, de entre los sepulcros, un hombre poseído de espíritu inmundo. Y es que vivía entre los sepulcros; ni con cadenas podía ya nadie sujetarlo; muchas veces lo habían sujetado con cepos y cadenas, pero él rompía las cadenas y destrozaba los cepos, y nadie tenía fuerza para dominarlo. Se pasaba el día y la noche en los sepulcros y en los montes, gritando e hiriéndose con piedras. Viendo de lejos a Jesús, echó a correr, se postró ante él y gritó con voz potente:
«¿Qué tienes que ver conmigo, Jesús, Hijo de Dios altísimo? Por Dios te lo pido, no me atormentes».
Porque Jesús le estaba diciendo:
«Espíritu inmundo, sal de este hombre».
Y le preguntó:
«¿Cómo te llamas?».
Él respondió:
«Me llamo Legión, porque somos muchos».
Y le rogaba con insistencia que no los expulsara de aquella comarca.
Había cerca una gran piara de cerdos paciendo en la falda del monte. Los espíritus le rogaron:
«Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos».
Él se lo permitió. Los espíritus inmundos salieron del hombre y se metieron en los cerdos; y la piara, unos dos mil, se abalanzó acantilado abajo al mar y se ahogó en el mar.
Los porquerizos huyeron y dieron la noticia en la ciudad y en los campos. Y la gente fue a ver qué había pasado.
Se acercaron a Jesús y vieron al endemoniado que había tenido la legión, sentado, vestido y en su juicio. Y se asustaron.
Los que lo habían visto les contaron lo que había pasado al endemoniado y a los cerdos. Ellos le rogaban que se marchase de su comarca.
Mientras se embarcaba, el que había estado poseído por el demonio le pidió que le permitiese estar con él. Pero no se lo permitió, sino que le dijo:
«Vete a casa con los tuyos y anúnciales lo que el Señor ha hecho contigo y que ha tenido misericordia de ti».
El hombre se marchó y empezó a proclamar por la Decápolis lo que Jesús había hecho con él; todos se admiraban.

Palabra del Señor.

Quédate y da testimonio.

Cuando estamos en las cosas del mundo, las cosas de Dios nos quitan la paz, nos ponen nerviosos e incluso nos pueden atormentar. También podemos rechazar a Cristo cuando viene a liberarnos de los “tesoros” del mundo. Si no apetece estar con el Señor, es porque estamos seducidos por el mundo y consideramos un “enemigo” a Aquel que quiere liberarnos de él y eso hace que sintamos un rechazo.
En cambio, el esposo que es liberado, desea abandonarlo todo y seguir a Jesús. Quizás sólo desee rezar y estar todo el día con Él. Pero es Jesús quien me dice a mí, como esposo: No, quédate con tu esposo y amándole a él o a ella, da testimonio de mí.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Jaime y su esposa Elena están rezando juntos.
Jaime: Te doy gracias Señor, porque hoy veo cómo en este Evangelio el hombre al que has salvado quiere seguirte, pero Tú le enseñas que la mejor manera de seguirle es yendo con su familia. A mí me has liberado de muchos demonios, y quedan aún algunos malos hábitos que intento atar y expulsar, y no lo consigo. Son más fuertes que yo. Se llaman orgullo y vanidad. Pero Señor, no dejo que me alejen de ti, porque en cuanto caigo, me confieso, pido perdón a mi esposa y me levanto. Cerca de ti, los demonios tienen miedo de que les eches, porque saben que tienes el poder para ello. Yo también sé que tienes poder para ello y estando a tu lado, estoy tranquilo.
Elena: Señor, a mí me siguen atormentando algunos demonios, como el del resentimiento o rencor y el de la sensiblería. Magnifico el mal que me hacen o tiendo a ver lo negativo en mi esposo. Veo cómo me destruye mi pecado, me envenena y me aleja de mi esposo, y acumulo esos resentimientos. No sé qué hacer, Señor, porque no quiero ir contra ti, ni quiero autodestruirme y destruir nuestro matrimonio. Te pido que permanezcas cerca de mí y me ayudes a superarlo, también con la ayuda de mi esposo. Yo prometo poner todo de mi parte.
Jaime: Elena, el hecho de que reconozcas tus tendencias al mal, es un paso muy importante. Eso es que Dios quiere sanarte. No tengas miedo, ¡Alégrate! Juntos con Dios venceremos. El poder de Dios es inmenso y Él está con nosotros.

Madre,

El mal tiene mucho poder, y quiere atemorizarnos. Es un misterio que nos supera, pero somos de Aquel que lo ha vencido y estamos tranquilos. Cada vez que el Señor nos libera, damos testimonio de Él. Esta liberación la hemos presenciado en muchos matrimonios ¡Gloria a Dios!

RETIRO ASIDONIA JEREZ 3-5 MARZO 2023

RETIRO MATRIMONIOS ASIDONIA JEREZ 3-5 MARZO 2023

Proyecto Amor Conyugal en colaboración con la Parroquia de la
Iglesia Mayor Prioral  os invita a participar en un retiro para Matrimonios, con el objetivo de adentrarnos juntos en la Verdad del Matrimonio (según San Juan Pablo II) y experimentar la Alegría del Amor (según el Papa Francisco).

¿A quién va dirigido este retiro? A todos los esposos unidos por el Sacramento del Matrimonio y que quieran vivir una EXPERIENCIA de AMOR juntos, estén en crisis o no. A todos los que quieran fortalecer y reavivar su Sacramento del Matrimonio.

FECHAS: Será desde el viernes 3 de marzo a las 17:00 h hasta el domingo 5 de marzo a las 17:30 h.

LUGAR: Barcelo Jerez Montecastillo Convention Center – AV De Montecastillo, Ctra, Km. 6, 11400 Jerez de la Frontera, Cádiz

PRECIOS: (Incluye alojamiento, pensión completa y gastos diversos): 300 € por matrimonio.

Suplemento económico para ayuda a otros matrimonios: Podéis aportar una cantidad adicional, a voluntad, que es muy importante para ayudar a otros matrimonios con dificultades económicas que quieren hacer el retiro.

Subvenciones: Si alguna matrimonio no puede asistir por problemas económicos que nos lo comente, por favor.

INSCRIPCIÓN: Para realizar la inscripción, pincha aquí (A partir del Jueves, 2 Febrero 2023, a las 20:00 horas):

¿Cuándo? Lo antes posible. Se suele llenar en pocos minutos.

Nos pondremos en contacto con vosotros para confirmaros la reserva de plaza y daros las instrucciones para realizar el pago o indicaros si estáis en lista de espera. En caso de que no hubiese plazas disponibles.

Para consultar cualquier duda o ponerte en contacto con nosotros, escríbenos a retiros.jerez@proyectoamorconyugal.es

Sobre Proyecto Amor Conyugal: https://proyectoamorconyugal.es/acerca-de está compuesto por matrimonios católicos que profundizamos en nuestra vocación conyugal y que ayudamos a otros a convertir su matrimonio en algo GRANDE.

¿Por qué no soy feliz? Comentario para Matrimonios: Mateo 5, 1-12a

EVANGELIO

 

Dichosos los pobres en el espíritu.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 5, 1-12a

En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió al monte, se sentó y se acercaron sus discípulos; y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo:
«Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.
Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

¿Por qué no soy feliz?

Si en algo coincidimos todos es que, en el fondo, buscamos la felicidad. Es imposible que no la busquemos, porque hemos sido creados para alcanzarla. Sin embargo, no entendemos por qué hay falta de felicidad en nuestras vidas. Y es que, tenemos desórdenes en el corazón que nos despistan del camino de la felicidad y luego lo pagamos caro.
Pero el Señor viene a reconducir nuestras vidas hacia la felicidad. Por eso las bienaventuranzas resumen la buena noticia del Evangelio. Veamos qué tiene que decirnos a los esposos.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Felices:
Los esposos desprendidos de lo material y que se reconocen totalmente necesitados espiritualmente. Buscan a Dios y se dejan ayudar. Tendrán a Dios por Rey en sus vidas…
Los esposos que no intentan dominar al cónyuge y no responden a las agresiones, ni siquiera en su corazón, sino con amor. Recibirán mucho más.
Los esposos que lloran porque se compadecen del daño de su cónyuge. Serán consolados porque descubrirán el amor.
Los esposos que ordenan sus pasiones y sólo desean lo que Dios desea para sus cónyuges. Quedarán saciados porque Dios se ocupará de ello.
Los esposos que echan sobre sí el pecado y las limitaciones de su cónyuge y lo ofrecen por él/ella, por su salvación. ¿Cómo no va a tener Cristo misericordia con ellos?
Los esposos que purifican su corazón en un camino eficaz y progresivo y son capaces de apreciar suficientemente el valor que Dios le ha dado a su cónyuge. Ellos ven a Dios en su esposo.
Los esposos que trabajan por la paz entre ellos, entregándose cuando el otro le agrede. Serán semejantes a Cristo.
Los esposos perseguidos por dar a sus esposos lo que Dios quiere para ellos, porque éstos harán realidad el reino de Dios en sus vidas.
Los esposos perseguidos por sus cónyuges o sus familias por evangelizar o seguir a Jesús, estarán alegres porque les esperan grandes tesoros en el cielo.
¿Que me cuesta creerlo? Pues es palabra de Dios.

Madre,

Damos gracias al Señor por compartir los secretos de la felicidad con nosotros. Alabado sea por siempre.