Elegidos en oración. Comentario para Matrimonios: Lucas 6, 12-19

EVANGELIO

Escogió de entre ellos a doce, a los que también nombró apóstoles.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 6, 12-19

En aquellos días, Jesús salió al monte a orar y pasó la noche orando a Dios.
Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió de entre ellos a doce, a los que también nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Simón, llamado el Zelote, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor.
Después de bajar con ellos, se paró en una llanura, con un grupo grande de discípulos y una gran muchedumbre del pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón.
Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y toda la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos.

Palabra del Señor.

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Elegidos en oración.

Dice San Pablo en la primera lectura, que formamos parte de la gran Familia de Dios.
Es emocionante haber sido elegidos en una oración compartida entre las tres personas de la Santísima Trinidad, para colaborar en la construcción de la gran familia de Dios. Cristo oró con el Padre toda una noche para elegir a los apóstoles. Lo mismo haría para elegirme a mí y a ti. Igual nosotros, a semejanza Suya, antes de cualquier decisión, debemos rezar y pedir al Señor que nos ilumine.
Pertenecer a la Familia de Dios es como estar construyéndonos por encima de la planta 1900 y pico del inmenso edificio de la historia de salvación de Dios a los hombres, sabiendo que por debajo, aunque no los veamos, hay pilares que sostienen la estructura, como antepasados nuestros, grandes Santos como San Juan Pablo II, el Padre Pío o Santa Teresa y San Juan de la Cruz, o San Francisco. Ellos construyeron estructuras potentes para sostener la Iglesia. Más abajo encontraremos infinidad de Santos hasta llegar a los Apóstoles y los profetas. Y en la base del todo, soportando toda la construcción está el Señor, que es la piedra angular..
Ahora nos toca a nosotros sostener nuestra planta y las que se construyan por encima de la nuestra. Cuantos más pilares haya, más sólida será la estructura del futuro. ¿Te apuntas?
Formamos parte de la gran familia de los Santos, que es la Familia Dios. ¿Qué más podemos pedir?

Aterrizado a la vida matrimonial:

Elena: Qué ganas tengo de que nuestro hijo pequeño se encuentre con el Señor. El día que entre en relación íntima con Él, le pregunte algo y Él le responda dándole la solución, ese día se convencerá, se ilusionará con la oración. Ese día tratará con Dios de corazón a Corazón.
Javier: Sí, es duro tener que dejar que nuestros hijos se estrellen y es difícil mantener la esperanza de que algún día reaccionarán y se convertirán. Pero es su libertad y tenemos que respetarla, y por otra parte, tenemos que dejar a Dios ser Dios. Creo que podemos hacer mucho todavía con nuestro testimonio, que vean cómo nos amamos, con nuestros sacrificios unidos al de Cristo y con nuestras oraciones.
Elena: Tienes razón. No podemos quedarnos de brazos cruzados. Aprovechemos nuestro sacramento y hagamos sacrificios de entrega mutua por nuestros hijos. De nuestra entrega recíproca nacieron, por ella podrán nacer también a la vida eterna.
Javier: Tiene todo el sentido.

Madre,

Es la hermosa estructura de la Familia de Dios, esa a la que pertenecemos. Damos gracias a Dios por habernos hecho partícipes de ella. Alabado sea el Señor que nos da tan inmenso don sin merecerlo. Amén.

1 comentario en “Elegidos en oración. Comentario para Matrimonios: Lucas 6, 12-19

  1. EMILIS

    Cuanta oración me ha costado comprender dejar a Dios ser Dios. Cuántas lágrimas derramadas hasta comprender qué mis hijos nacieron libres y no son de mi propiedad. Cuánto sufrimiento dejarles caer para que se levanten ellos solos.
    Sólo con la ayuda del Señor y el ejemplo de la Madre lo he comprendido.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *