Archivo por meses: mayo 2021

La eterna entrega. Comentario para Matrimonios: Marcos 14, 12a. 22-25

EVANGELIO

Esto es mi cuerpo. Esta es mi sangre.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 14, 12a. 22-25

El primer día de los Ácimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, mientras comían, Jesús tomó pan, y pronunciando la bendición, lo partió y se lo dio diciendo:
«Tomad, esto es mi cuerpo».
Después tomó el cáliz, pronunció la acción de gracias, se lo dio y todos bebieron. Y les dijo:
«Esta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos. En verdad os digo que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el reino de Dios».

Palabra del Señor.

Nota:

Retiro en Salamanca: Del 28 al 30 de Mayo. Hay bajas de última hora. solicita tu plaza escribiendo a retiroproyectoamorconyugal@gmail.com

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

La eterna entrega.

Hoy celebramos que Jesucristo es el sumo y eterno Sacerdote, porque su entrega es eterna. Muchos nos hemos preguntado alguna vez, por qué era necesario que Cristo muriese en la Cruz. El Espíritu me ha hecho dar un pasito más en la comprensión de este misterio. Un tesoro escondido, no tiene ningún valor. Adquiere valor cuando se entrega a alguien para que lo administre y genere riqueza con él. Igual que la lámpara aporta valor cuando se coloca en el celemín y no sirve para nada debajo de la cama. Los dones de Dios son así, uno de los dones más valiosos que me ha dado Dios es yo mismo. Si me guardo este tesoro para mí, pierde todo su valor. En el momento en que me entrego, aporto lo mayor que tengo y por tanto genero vida con ello en esa medida.
La pasada es cuando se me entrega Dios, con la inmensidad de Su grandeza. El valor de Dios es inimaginable para nosotros, inabarcable por nuestra mente. Y lo más grande es que ¡Se me entrega a mí! Se da a mí. Por mi limitación y mi pecado, me es imposible entender cuánto me ha dado Dios entregándose a mí. Y la pregunta es ¿Hay alguna forma de darse totalmente que no sea entregando la vida? No hay amor más grande, ya lo decía Cristo. Era necesario que Cristo diese Su vida para darse a mí, para entregarme toda Su grandeza hoy en la Eucaristía. ¡Bendito y alabado sea por siempre! Él me hace grande.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Laura: No puedo entender lo que ha hecho. Ha intentado quitarse la vida. ¿Cómo es posible? Me habría dejado sola, tirando de la familia. No puedo perdonárselo.
Matrimonio Tutor: Laura, tu esposo se ha equivocado, se ha dejado arrastrar víctima de una llamada de socorro, de un “no puedo soportar más, mi vida no merece la pena”. ¿Entiendes lo que es que una persona no dé valor a su vida y esté dispuesto a tirarla en lugar de darla? Él es un tesoro maravilloso que Dios le ha dado y eso es lo que puedes ayudarle a descubrir: Cuánto vale su vida para ti, tanto que estarías dispuesta a dar la tuya por amor a él. Tanto que Dios dio la Suya por él. Mírale con esos ojos que le dignifican, le reconocen su sacralidad, porque tu esposo es sagrado para Dios. Se ha equivocado, sí, pero eso no hace que se merezca despreciarlo, apartarlo, tirarlo. Dios sigue entregándose por él cada día. Ni más ni menos que Dios. Mira a Dios y pregúntale si quiere que te entregues por él y en qué medida.

Madre,

No hay mayor don de Dios Padre, que la entrega de Dios Hijo por mediación del Espíritu Santo que también se nos fue entregado. Yo no sé qué más queremos, de verdad. No caben las quejas, no cabe la tristeza, sólo cabe la alabanza y el agradecimiento. Sea por siempre bendito y alabado.

Nada de eso. Comentario para Matrimonios: Marcos 10, 32-45

EVANGELIO

Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 10, 32-45

En aquel tiempo, los discípulos iban subiendo camino de Jerusalén, y Jesús se les adelantaba; los discípulos se extrañaban, y los que seguían iban asustados. Él tomó aparte otra vez a los Doce y se puso a decirles lo que le iba a suceder:
-«Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, se burlarán de él, le escupirán, lo azotarán y lo matarán; y a los tres días resucitará.»
Se le acercaron los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron:
-«Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.»
Les preguntó:
-«¿Qué queréis que haga por vosotros?»
Contestaron:
-«Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda. »
Jesús replicó:
-«No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?»
Contestaron:
-«Lo somos.»
Jesús les dijo:
-«El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mi concederlo; está ya reservado».
Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan.
Jesús, reuniéndolos, les dijo:
-«Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos.
Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos».

Palabra del Señor.

Nota:

Retiro en Salamanca: Del 28 al 30 de Mayo. Hay 6 bajas de última hora. solicita tu plaza escribiendo a retiroproyectoamorconyugal@gmail.com

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Nada de eso.

Jesús hoy nos habla del servicio y la entrega de nuestra vida, en lo pequeño o en lo grande, pero siempre unidos al sacrificio de Jesucristo en rescate por muchos.
Los Zebedeo querían un buen puesto por haber seguido a Jesús, y eso justo es lo que, entre los esposos, sucede cuando no nos amamos como Jesús: que pido cuentas y exijo reconocimientos, persiguiendo mis propios intereses.
Jesús es muy contundente frente a estas actitudes: “Nada de eso: El que quiera ser grande, sea vuestro servidor.” Él presenta el servicio como remedio contra la ambición personal que tanto nos tienta.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Lola: Marga, estoy cansada del rostro que tiene mi marido. Si nace más egoísta, nace solo. Soy yo quien me tengo que ocupar de todo lo de la casa, los niños, mi trabajo y encima de que nuestra relación funcione y tirar del carro de la fe. Tenéis que decirle que no puede seguir así.
Marga (esposa tutor): Sí, Lola, no te preocupes. Julio (esposo tutor) recorre ese camino con tu esposo, pero tú debes centrarte en el tuyo. Mira a Jesús ¿recibió un lugar destacado, o entregó su vida hasta el extremo por muchos? ¿Pidió ser servido o sirvió? ¿Aclaró que no era pecador cuando se puso en la cola de los pecadores? ¿Cuando querían proclamarle rey, se quedaba a recrearse…? ¿Mientras les habla de su agonía y ellos le piden primeros puestos, Él les recrimina su egoísmo, les reprocha, o se indigna…?
Lola, en esta vida hay injusticias, hay dolor y pecado, es inevitable pasar por la Cruz. Pero Dios nos enseña a vencerlo con sus armas unidos a Él que es quien salva. Ofrécele a Jesús tu cansancio y dale las gracias por estar unido a ti.

Madre,

Los discípulos de Jesús iban detrás de Él, pensando en asuntos puramente mundanos. Esto nos muestra la tremenda soledad de Cristo frente a la cruz.
Que respondiendo a nuestra vocación, nos comportemos como sus amigos, para que no se encuentre solo. Amén.

Renuncia y goza. Comentario para Matrimonios: Marcos 10, 28-31

EVANGELIO

Recibiréis en este tiempo cien veces más, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 10, 28-31

En aquel tiempo, Pedro se puso a decir a Jesús:
«Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido».
Jesús dijo:
«En verdad os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, que no reciba ahora, en este tiempo, cien veces más – casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones -, y en la edad futura, vida eterna. Muchos primeros serán últimos, y muchos últimos primeros».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Renuncia y goza.

Este Evangelio se cumple. Soy testigo de ello. Dios es infinitamente más generoso que nosotros, y lo demuestra constantemente.
Obviamente, Jesús no nos pide que demos la espalda a nuestras responsabilidades ante los demás, eso sería antievangélico, pero sí nos pide que renunciemos a nuestros apegos hacia ellos. Sigue habiendo hijos apegados a sus padres, padres apegados a sus hijos, hermanos… que mantienen una relación inapropiada y abandonan sus obligaciones de estado en cuanto a su vocación de esposos.
La palabra clave de este Evangelio es: “Renuncia”, porque sólo por el camino de la renuncia se hace posible la unión, y los frutos de la le renuncia por el Señor, son los frutos de Espíritu Santo, que obviamente son infinitamente más grandes y más hermosos que los frutos de la carne. Cada vez que renuncio, dejo libre al Espíritu para que actúe y recibo cien veces más, en este tiempo.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Teresa: Yo es que estoy tan a gusto con mis padres y hermanos. Siempre hemos estado tan unidos… En cambio, con mis suegros, no estoy nada cómoda. No me siendo querida ni aceptada. Hoy mi madre me ha ofrecido que vayamos a comer, pero yo sé que mi esposo quiere ir a ver a sus padres, que ya hace tiempo que no vamos, y esa es mi prioridad, aunque a mi madre le dé pena que no vayamos.
(Después de la cita con los padres de él)
Rafa (esposo de Teresa): Cariño, muchas gracias. Sé que has venido por mí, porque te cuesta. Además has estado muy participativa, para hacer la reunión más agradable. Me he sentido muy querido. Así que, ponte guapa que te invito a cenar ¡en tu restaurante preferido!
Teresa: ¿Y vas a dejar a los niños solos? ¿Tú? ¿Qué te ha pasado?
Rafa: Que me he dado cuenta de que mi prioridad eres tú. Ellos ya son mayorcitos y se las apañarán bien. Al pequeño Álex le costará más dormirse hoy, pero debe ir acostumbrándose. Sus hermanos le cuidarán. Esta noche, ¡es para ti!

Madre,

Descubriremos quiénes somos cuando seamos capaces de renunciar a todo por darnos completamente. Dios nos da un poder grande, el de ser dueños de nuestra entrega, porque entregarme yo, es estregar todo lo que Dios quiere. Alabado sea el Señor que siempre nos da cien veces más.

ADORACIONES POR LOS MATRIMONIOS EN EL MUNDO

ADORACIONES POR LOS MATRIMONIOS EN EL MUNDO:

EN ESPAÑA:

  • En MADRID (Las Rozas – Parroquia Ntra. Sra de la Visitación) Segundos viernes de mes a las 20:00 horas.
  • En MADRID (Fuenlabrada – Parroquia San Esteban Protomártir) Últimos viernes de mes a las 21:00 h. (Nota: Debido a las restricciones impuestas que entran en vigor el día 25/01, se suspende en Fuenlabrada la Adoración por matrimonios del próximo viernes día 29)
  • En MADRID (Zona Princesa – Parroquia Ntra.Sra. Buen Suceso Últimos viernes de mes a las 21:15 h.
  • En MADRID (Boadilla del Monte – Parroquia Sto. Cristo de la Misericordia. Primeros sábados de mes a las 21:15 h.
  • En MADRID Parroquia Santa María Magdalena. Segundos viernes de mes a las 20:00 h.
  • En SEVILLA – Parroquia del Corpus Christi de Sevilla, y Parroquia de San Juan Pablo II, Montequinto, Dos Hermanas.
  • En CÓRDOBA (Parroquia de Cristo Rey y Nuestra Señora del Valle): Segundos lunes de mes a las 20:30 horss
  • En PAMPLONA: Terceros jueves de mes en Santa Maria la Esperanza de Doniantzu
  • En SAN SEBASTIÁN: Terceros viernes de mes (20:30h) en la Parroquia de San Ignacio de Gros.
  • En ZUMÁRRAGA: Primeros sábados de mes (16:30h) en la Parroquia de El Salvador.
  • En MÁLAGA: todos los viernes a las 18:00h en la parroquia del Corpus Christi, a las 19:30h en la parroquia de S. Miguel y a las 19:30h los segundos y cuartos viernes de mes en la parroquia de Torre de Benagalbón.
  • En MALLORCA: Día 13 de cada mes a las 19.30 en el Convento de las Clarisas de Palma.
  • En GRANADA: Primeros martes de mes después de la Eucaristía de 19:15 en la Capilla del CES La Inmaculada. Calle Joaquina Eguaras 114, .
  • En ZARAGOZA: Primeros viernes de mes a las 20:30 h en la Parroquia de Santa Rafaela María (Vía Hispanidad 61)
  • En TOLEDO: Segundos viernes de mes a las 21:00 h en la Casa Diocesana El Buen Pastor 
  • En VIGO: Los segundos jueves de cada mes a las 21:00 horas en la Parroquia de San Miguel de Oia (Capilla de Ntra. Sra. de Los Linares)
  • En BARCELONA: Los primeros miércoles de cada mes a las 20:30 horas en la Parroquia de Santa María Reina.
  • En TARRAGONA: Segundos sábados de mes a las 20:00h (después de misa de 18h) en Parroquia de Sant Josep Obrer. 
  • En MURCIA: Últimos viernes de mes a las 21 h en Parroquia San Pablo, Murcia
  • En VALENCIA: Primeros viernes de mes a las 20 h en Parroquia de San Pascual Bailon.

 

EN ARGENTINA:

  • En MENDOZA: Primeros viernes de mes a las 19:30 h en Parroquia «San Vicente Ferrer»
    (Lavalle 60 Godoy Cruz).
  • En MENDOZA: Segundos domingos de mes a las 20:30 h en Parroquia Parroquia «San Pedro Apóstol» (Alberti y Vandor B° Metalúrgico) Godoy Cruz.
  • En MENDOZA: Terceros martes de mes a las 20:30 h en «Hermanas Obreras Catequistas
    de Jesús Sacramentado» (Perito Moreno 449) Godoy Cruz.
  • En MENDOZA: Terceros viernes de mes a las 20:30 h en Parroquia «Santísima Trinidad»
    (Tres Acequias s/n Medrano) Rivadavia.
  • En MENDOZA: Cuartos miércoles de mes a las 20:00 h en Parroquia «Ntra Sra del Carmen»
    (Paso de los Andes 1998) Godoy Cruz.

Ese “alguien”. Comentario para Matrimonios: Juan 19, 25-34

EVANGELIO

Ahí tienes a tu hijo. Ahí tienes a tu madre.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 19, 25-34

Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y junto a ella al discípulo al que amaba, dijo a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo». Luego, dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre». Y desde aquella hora, el discípulo la recibió como algo propio.
Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido, para que se cumpliera la Escritura, dijo: «Tengo sed».
Había allí un jarro lleno de vinagre. Y, sujetando una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo, se la acercaron a la boca. Jesús, cuando tomó el vinagre, dijo: «Está cumplido». E, inclinando la cabeza, entregó el espíritu.
Los judíos entonces, como era el día de la Preparación, para que no se quedaran los cuerpos en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día grande, pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y que los quitaran. Fueron los soldados, le quebraron las piernas al primero y luego al otro que habían crucificado con él; pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado, y al punto salió sangre y agua.

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Ese “alguien”.

Hoy he recibido una gracia que me ha permitido ponerme en la piel de María en el momento que relata este Evangelio. Me he visto a los pies de una cruz de la que pendía mi único hijo, abandonado por los suyos, y agonizando tras un brutal maltrato y un desprecio indigno hasta del más miserable de los miserables. En mi corazón hay un sufrimiento indescriptible, pero no hay rencor hacia los verdugos, sino que hay entrega generosa y voluntaria por amor a alguien.
Si terrible es la escena de Abraham cuando Dios le pide el sacrificio de su hijo, mucho más terrible es esta escena, porque en esta ocasión Dios no detiene el Sacrificio. La entrega se consuma hasta ver morir a mi único hijo. Y esta entrega que realizo voluntariamente unido a Él, la ofrezco con Él por alguien.
Si yo, puesto en la piel de María, estuviese haciendo ese sacrificio por alguien, no me puedo imaginar cuánto querría a ese “alguien”.
Ahora que he intentado vivir esta experiencia de María adentrándome en Su Corazón, entiendo un poco más qué es eso de ser Madre de la Iglesia. Ahora entiendo que ese “alguien” era yo, y no puedo contener la emoción.

Aterrizado a la vida Matrimonial:

Carmen: ¿Qué te pasa estos días, Paco, que te veo tan contento?
Paco (esposo de Carmen): Me pasa que he dejado de mirar las dificultades del día a día como un problema. Me pasa que he dejado de mirar mis limitaciones como un problema, ni siquiera mis pecados. Bueno, sí, hago examen de conciencia y vivo el dolor de corazón de haber ofendido a Dios, a ti y a otros, pero en seguida, me levanto con alegría.
Carmen: Y ese cambio, ¿a qué se debe?
Paco: A que estoy súper tranquilo, porque he descubierto cuánto me quiere mi Madre con mayúsculas. Me consagré a Ella hace tiempo, pero en la oración, como sabes, me estoy adentrando en Su Corazón, voy comprendiendo Su Corazón y el mío empieza a palpitar con el Suyo, milagrosamente. Y así he podido comprender un poquito de lo que me ama. Amándome mi Madre así, no tengo nada que temer. Me pongo en Sus manos y ¿qué no va a hacer Ella por mí? Le entrego todo lo que hago y ¿no lo va a embellecer inmensamente antes de presentárselo a Dios? Pues claro que sí. Me pongo a Su disposición y ¿no me va a guiar por el mejor camino? Pues claro que sí. He descubierto lo que me ama mi Madre, y estoy en sus brazos como ese hijo que descansa a gusto, tranquilo, sin miedo, en el regazo materno.

Madre,

Concédeme el don de experimentar siempre todo lo que me amas. Quisiera situarme junto a ti a los pies de la cruz para abrazarte y consolarte, porque Tu Hijo ha tenido que morir por mis pecados. Quisiera estar a tu lado para decirte al oído un enorme ¡Gracias, Madre, por quererme tanto!