Enfrentarnos juntos

Enfrentarnos juntos. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 14, 1-6

EVANGELIO

Yo soy el camino, y la verdad, y la vida
Lectura del santo Evangelio según san Juan 14, 1-6

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«No se turbe vuestro corazón, creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare un lugar, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino».
Tomás le dice:
«Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?»
Jesús le responde:
«Yo soy el camino y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Retiro en Sevilla: 4 de mayo (a las 18:30) al 6 de mayo (a las 17:30). infórmate en el siguiente enlace: https://wp.me/p6AdRz-XT.
  • Retiro en Madrid: 8, 9 y 10 de junio.
  • Retiro en Córdoba: 29 y 30 de junio y 1 de julio.

Enfrentarnos juntos.

El Señor nos dice hoy, que no se turbe vuestro corazón, porque un corazón turbado se paraliza, se defiende o huye, pero desde luego, no ama.
Una de las armas más poderosas del mal, es el miedo, mientras que el amor es lo único que genera bien.
¿Tengo miedo? ¿A qué? ¿Que es lo peor que podría pasarme en este momento de mi vida? Miro bien en aquello que me hace sufrir y probablemente descubra que hay algún miedo en el fondo. Ante eso, Jesús me propone que actúe amando, como Él, hacerme voluntariamente vulnerable confiando en el Padre.
Si estuviese convencido de que el Señor me tiene preparado un sitio allí donde Él está ¿Podría tener miedo?

Dios me promete cotas muy altas, una morada en su Corazón para la eternidad y aquí, cotas muy cercanas a la plenitud, si estamos unidos a Él.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Matrimonio Tutor: Almudena, ¿A qué se debe vuestra distancia?
Almudena: Estoy dolida, no siento que me quiera. A veces me pide que me entregue a él en la carne, pero no puedo. Me parece incoherente.
Matrimonio Tutor: ¿Y por qué no hablas con él sobre eso que te separa de él? No vas a estas así toda la vida. Además, estas cosas van minando la relación poco a poco. No se puden apartar y ya está. Hay que afrontar los problemas.
Almudena: Ya lo hemos intentado alguna vez. Pero la cosa es peor.
Matrimonio Tutor: ¿Te da miedo enfrentaros juntos a tus heridas?
Almudena: Francamente, sí. Tengo demasiado dolor como para enfrentarme a más incomprensiones y desprecios.
Matrimonio Tutor: Almudena, sin amor nos enfrentamos el uno al otro, con amor nos enfrentamos juntos ¿lo ves? Se trata de lo segundo. Además, reconoce que tener eso ahí no te hace bien. Esta vez estamos nosotros aquí para ayudaros. El Señor nos envía. Venimos a ayudarte en Su nombre.
Almudena: Bueno, con vosotros y la ayuda del Señor, sí me atrevo.
Matrimonio Tutor: Muy bien!! El Señor no quiere que tengas miedo y quiere sanaros. A trabajar!!

Madre,

Tú sabes lo que es vivir en el Corazón de Cristo estando aún en este mundo. Tú sabes lo que es superar el miedo. Tú sabes la paz que da sufrir con la confianza puesta en Dios. Creemos, Madre, pero danos más fe. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *