Dado del cielo. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 3, 22-30

Mi esposa/o me ha sido dada/o del cielo. ¿La/lo trato con la dignidad que merece? Es importantísimo tomar conciencia del don.

EVANGELIO

El amigo del esposo se alegra con la voz del esposo
Lectura del santo Evangelio según San Juan 3, 22-30

En aquel tiempo, fue Jesús con sus discípulos a Judea, se quedó allí con ellos y bautizaba.
También Juan estaba bautizando en Enón, cerca de Salín, porque había allí agua abundante; la gente acudía y se bautizaba. A Juan todavía no le habían metido en la cárcel.
Se originó entonces una discusión entre un judío y los discípulos de Juan acerca de la purificación; ellos fueron a Juan y le dijeron:
«Rabí, el que estaba contigo en la otra orilla del Jordán, de quien tú has dado testimonio, ese está bautizando, y todo el mundo acude a él».
Contestó Juan:
«Nadie puede tomarse algo para sí si no se lo dan desde el cielo. Vosotros mismos sois testigos de que yo dije: “Yo no soy el Mesías, sino que me han enviado delante de él.” El que tiene la esposa es el esposo; en cambio, el amigo del esposo, que asiste y lo oye, se alegra con la voz del esposo; pues esta alegría mía está colmada. Él tiene que crecer, y yo tengo que menguar».

Palabra del Señor.
Avisos:

  • Retiro en Madrid: 18-20 de enero (Casa Oblatos) Completo
  • Anuncio en Valencia: (Inauguramos ciudad!!) Viernes 25 de enero a las 20:30 en la parroquia de San Pascual Bailón.

(De los siguientes retiros no se han abierto las inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Sevilla: 15-17 de febrero en Betania. Apertura de inscripciones lunes 14 a las 20h. Infórmate aquí: http://wp.me/p6AdRz-1xN
  • Retiro en Madrid: 8-10 de marzo (Casa Oblatos)
  • Retiro en Barcelona: 15-17 de marzo (Casa de Espiritualidad María Inmaculada, Tiana)
  • Retiro en Cádiz (Chipiona): (Inauguramos ciudad!!!) 10-12 de mayo, Santuario de Regla.
  • Retiro en Navarra (Javier): 31 de mayo, 1 y 2 de junio.

Dado del cielo.

Nadie puede tomarse algo para sí si no se lo dan desde el cielo… El que tiene la esposa es el esposo. Más claro, agua. No puedo tomar una esposa o un esposo si no me lo han dado desde el cielo. ¿Me merezco un esposo dado desde el cielo? ¿Le trato como tal?

Aterrizado a la vida matrimonial:

Jaime: Desde que he tomado conciencia de que mi esposa me ha sido dada del cielo, procuro ser un marido merecedor de ella. He aprendido que no tengo derecho a una esposa si no me comporto como su esposo, si no la trato con la dignidad que merece. Esto me ha ayudado por ejemplo a ordenar mi sexualidad, a tratarla con más delicadeza, a mirarla con otros ojos.
Alberto: Me ayudaría que me enseñases a mirar a mi esposa así. Me parece importantísimo tomar conciencia del don.

Madre,

Tú también eres un don de Dios para nosotros y tú nos llevas a aprender todas estas cosas. Damos muchas gracias a Dios por nuestro esposo. Alabado sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *