Vida de perlas. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 7, 6.12-14

Busco que me den cariño, no charlas ni consejos. ¿Es lo que le doy a mi esposo/a? Tengo que esforzarme para recibir la plenitud de Dios.

EVANGELIO

Lo que deseáis que los demás hagan con vosotros, hacedlo con ellos.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 7, 6.12-14En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«No deis lo santo a los perros, ni les echéis vuestras perlas a los cerdos; no sea que las pisoteen con sus patas y después se revuelvan para destrozaros.
Así, pues, todo lo que deseáis que los demás hagan con vosotros, hacedlo vosotros con ellos; pues esta es la Ley y los Profetas.
Entrad por la puerta estrecha. Porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos entran por ellos.
¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos».Palabra del Señor.
Avisos:

  • Anuncio en Madrid: viernes 5 de julio a las 20h en la parroquia de las Tablas (Santa María de la Soledad Torres Acosta y San Pedro Poveda)
  • Retiro en Madrid:12 a 14 de julio (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos): Completo.
  • Retiro en Bilbao: 19 a 21 de julio (casa espititualidad Larrea) Infórmate e inscríbete aquí:http://wp.me/p6AdRz-1N0
  • Retiro de Palma de Mallorca: del 26 al 28 de julio. Infórmate aquí: https://forms.gle/mc8nacYhiTBmeGcV6

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Madrid: 13-15 de septiembre (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos)
  • Retiro en Málaga: 04-06 de octubre
  • Retiro en Sevilla: 18-20 de octubre

Vida de perlas.

¿Qué deseo que hagan conmigo? Que me den lo santo: Cariño, comprensión, bondad, paciencia, mansedumbre, alegría… No quiero un listillo que se lo sabe todo, no quiero charlas ni consejitos. Bien, pues esto que deseo yo para mí ¿es lo que le doy a mi esposo? Si no estoy dispuesto, no estoy abierto a la grandeza, a la belleza, a la santidad. No son para mí esas perlas.En cambio, si quiero llegar a esto, tengo que renunciar a mí mismo, pasar por la puerta estrecha y mantenerme en el camino angosto. Cuesta, pero tengo dos opciones: Esforzarme poco y recibir muchos sinsabores, agobios y sufrimientos, o sufrir esforzándome y recibir la plenitud de Dios. Señor, yo quiero ser de los pocos esposos que se esfuerzan para recibir Tus perlas.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Alicia: Mi esposo no me comprende, no me habla de sus cosas, es desagradable conmigo, no me valora…
Matrimonio Tutor: Y tú ¿cómo le respondes?
Alicia: Se lo digo una y otra vez, pero no me hace caso.
Matrimonio Tutor: Y tú, Jaime. ¿Cómo lo vives?
Jaime (esposo de Alicia): Yo veo ella no para de quejarse, está siempre con el careto, no para de corregirme, y desde luego, tampoco me valora.
Matrimonio Tutor: ¿Creéis que estáis poniendo amor en esta situación o estáis los dos esperando a que lo ponga el otro.
Jaime: Claramente, lo segundo.
Matrimonio Tutor: Una propuesta para esta semana: Haced con el otro lo que os gustaría que hicieran si estuvieseis en su pellejo. El finde que viene, nos decís. Lo que hace feliz a una persona no es una gran joya de un día, sino pequeñas perlas cotidianas todos los días.
(Una semana después)
Matrimonio Tutor: ¿Cómo ha ido?
Alicia: Nos ha costado mucho, porque veníamos con mucho resentimiento. Pero lo hemos puesto en práctica, y hemos vivido un matrimonio nuevo. Mi esposo siempre intentando estar alegre, resaltando lo positivo, pendiente de mí… He flipado en colores.
Jaime: Yo también. Todo le parecía bien de mí a mi esposa, siempre sonriente y cariñosa conmigo. Nunca había disfrutado tanto con ella.
Matrimonio Tutor: Estaba en vuestra mano haceros felices. ¡Hala! Darle caña, que tenéis mucho que quereros.

Madre,

Es cierto que hay matrimonios que prefieren conservar su resentimiento y no están abiertos a darse cariño. Son esas pequeñas perlas del día a día que nos hacen ser felices. Rogamos por ellos, Madre. Alabado sea Ntro. Señor que nos hizo para hacernos felices el uno al otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *