Para reventar de alegría. Comentario para Matrimonios: Lucas 8, 19-21

EVANGELIO

 

Mi madre y mis hermanos son estos: los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 8, 19-21

En aquel tiempo, vinieron a ver a Jesús su madre y sus hermanos, pero con el gentío no lograban llegar hasta él.
Entonces lo avisaron:
«Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte».
Él respondió diciéndoles:
«Mi madre y mis hermanos son estos: los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Para reventar de alegría.

El Señor me abre las puertas de Su Familia porque me quiere como hermano. ¡Menudo Hermano tengo! Formar parte de la Familia de Dios, me parece una pasada. La familia me identifica, me dignifica, me acoge tal como soy, me quiere por mí mismo y no por lo que hago. Pertenecer a una familia es una maravilla, pero pertenecer a la Familia de Dios es para reventar de alegría. ¡Gloria a Dios!

Aterrizado a la vida matrimonial:

Laura: Hoy me daba cuenta de que un mal comportamiento de nuestro hijo, afecta a la imagen de nuestra familia. Entonces, he comprendido cómo cada vez que no me comporto como hija de Dios, no siendo misericordiosa contigo, no acogiendo mis cruces, no siendo humilde, no poniendo al Señor en primer lugar y no poniéndote como mi prioridad en la tierra… Cada vez que no me comporto como hija de Dios en todas esas situaciones que son obras de la carne, estoy manchando el nombre de mi familia, de la familia cristiana y de mi Familia del Cielo.
Carlos: Me gusta mucho tu reflexión. Tenemos una responsabilidad entre nosotros, con nuestra familia, con la Iglesia y con Dios. Ver la envergadura del mal que podemos causar cuando no actuamos según la voluntad de Dios, me ayuda a estar más atento para ser fiel y no dejarme llevar por mis desórdenes.
Laura: Sí, Dios nos concede el inmenso honor de hacernos miembros de Su Familia, pero eso requiere de una responsabilidad grande por nuestra parte y de un agradecimiento inmenso.

Madre,

Bendita intimidad de Dios que está siempre abierta a acogerme sin excusas, sin peros, tal como soy. Alabado sea el Corazón de Jesús. Amén.

2 comentarios en “Para reventar de alegría. Comentario para Matrimonios: Lucas 8, 19-21

  1. José y Elvira

    La familia terrenal ya estaba instituida por la humanidad antes del Nacimiento de Cristo.
    Jesús vino a crear una nueva familia formada por todos los bautizados.
    Eso nos compromete a la observancia de una conducta afin con el evangelio.
    En el matrimonio dicha conducta cobra especial relieve en cuanto va a incidir en la ubicación de los hijos.
    Además va a incluir en el medio social de ese matrimonio.
    No es que tengamos que actuar por qué nos ven pero si tener en cuenta que nuestros actos van a incidir positiva o negativamente.
    En definitiva, hrwmis de ser modelos de conducta.
    Virgen María, Madre Ntra. Ayúdanos a ser dignos hijos tuyos y seguir tu ejemplo de entrega a Dios.

    Responder
  2. Salvador

    No puedo estar más contento de haber recibido este fin de semana pasado todo lo que me ha regalado la virgen y el señor.
    Gracias gracias gracias gracias gracias gracias es inmenso el amor de Dios

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.