Marienjuicia y Marisalva. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 12, 44-50

¿Qué hay en mi corazón? ¿Juzgo o salvo a mi esposo/a? Juzgar lleva a recriminar y condenar. Salvar exige entrega personal que da vida, alienta y une.

EVANGELIO

Yo he venido al mundo como luz.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 12, 44-50En aquel tiempo, Jesús dijo, gritando:
«El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me ha enviado. Y el que me ve a mí, ve al que me ha enviado. Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas.
Al que oiga mis palabras y no las cumpla, yo no lo juzgo, porque no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundo. El que me rechaza y no acepta mis palabras tiene quien lo juzgue: la palabra que yo he pronunciado, esa lo juzgará en el último día. Porque yo no he hablado por cuenta mía; el Padre que me envió es quien me ha ordenado lo que he de decir y cómo he de hablar. Y sé que su mandato es vida eterna. Por tanto, lo que yo hablo, lo hablo como me ha encargado el Padre».Palabra del Señor.
Avisos:

  • Retiro en Navarra (Javier): 31 de mayo, 1 y 2 de junio. Orad por los frutos.
  • Anuncio en Madrid: Lunes 3 de Junio a las 20:00h (Parroquia Beata Ana María Bogas – 3 Olivos – C/ Bella Altisidora, 6)
  • Retiros en Madrid: 07 a 09 de junio y 12 a 14 de julio (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos): Completos.
  • Retiro en Toledo: 14 a 16 de junio (Casa Diocesana “El buen Pastor”). Más información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1JT
  • Retiro de Palma de Mallorca: del 26 al 28 de julio. Infórmate aquí: https://forms.gle/mc8nacYhiTBmeGcV6

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

  • Retiro en Córdoba: 21 a 23 de junio (Casa San Antonio) (Posibilidad de inscripción con hijos)

Marienjuicia y Josejuzgo.

Dice San Juan Pablo que en mi corazón puede haber dos actitudes: Acusación o llamada. La primera es estéril, hunde más y lleva a lo oscuro. La segunda siembra una esperanza, ilusiona. ¿Qué hay en mi corazón? ¿Juzgo o salvo? Juzgar lleva a recriminar, exigir, condenar. La salvación exige de una entrega personal por el otro. Ésta da vida, alienta y une.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Marienjuicia: Felipe, eres un vago. Ahí tirado en el sofá. ¿No ves todo lo que hay que hacer? ¿Es que no se te mueve nada por dentro?
Marisalva: Felipe, con lo bien que sabes doblar tú las camisas. ¿Te vienes conmigo y las doblamos juntos? Luego, cuando acabemos, me siento contigo a ver el fútbol…
Josejuzgo: Laura, estás todo el día histérica, insoportable. No hay quien te aguante…
Josesalvo: Laura, ven, siéntate a mi lado. Cuéntame qué te pasa, que te veo pasándolo mal. Déjame que te escuche e intente ayudarte…

Madre,

Sólo el que se entrega construye, sólo el que se sacrifica da vida. Que llevemos siempre esa actitud de salvar con Cristo. Por Él, con Él y en Él. Amén.

1 comentario en “Marienjuicia y Marisalva. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 12, 44-50

  1. Petry

    Madre, concédenos, una vez más, Tu Gracia para saber amar a nuestro esposo como Tú amaste al Tuyo, José. No lo condenaste cuando instuiste lo que pensaba hacer a tu regreso de la montaña embarazada… Sino, al contrario, aceptabas su decisión con respeto, comprensión, …,AMOR. Si supiéramos amar a nuestro cónyuge, sentiríamos nuestra unión con la de Cristo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *