Esposos “ardientes”. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 12, 49-53

Al encontrarme con Cristo, mi vida cobra sentido, mi sufrimiento también, mi relación con mi esposo/a se convierte en algo sagrado, todo lo que me rodea es un don y las dificultades se transforman en oportunidades para llegar a Él.

EVANGELIO

No he venido a traer paz, sino división
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 12, 49-53

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo! Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla!
¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división.
Desde ahora estarán divididos cinco en una casa: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra la suegra».

Palabra del Señor.

Notas: Próximas misiones.

  • Retiro en Barcelona: 26, 27 y 28 de octubre (Casa de Espiritualidad María Inmaculada. Tiana). Infórmate aquí: http://wp.me/p6AdRz-1mY
  • Anuncios en Madrid noviembre:
    • Viernes 16 a las 20h en San Jorge
    • Fuenlabrada: Domingo 18 a las 18:30 en San Esteban Protomártir
    • Martes 20 a las 20:30h en San Juan Crisóstomo
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón) Apertura de inscripciones jueves 18/10 a las 20h. Infórmate aquí: http://wp.me/p6AdRz-1px
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier) Se abrirá la inscripción el día 31 de octubre a las 20h.
  • Ver más en https://proyectoamorconyugal.es/misiones-y-noticias/

Esposos “ardientes”.

Encontrarse con Cristo no es cualquier cosa. Él prende fuego a mi vida, quemando todo lo viejo para sembrar algo totalmente nuevo. Es una revolución interior, en la que todo lo que me interesaba deja de interesarme, porque he descubierto algo o mejor dicho, Alguien que lo supera infinitamente: Cristo.

Él y Su plan para mí, me llena de alegría y de Esperanza. Sí, mi vida cobra sentido, mi sufrimiento también, mi relación con mi esposo se convierte en algo sagrado, todo lo que me rodea es un don y las dificultades se transforman en oportunidades para llegar a Él.

Qué mal lo hacemos cuando evangelizamos con cara de pasa, o cuando vivimos el matrimonio como una carga, porque no transmitimos la verdad. El Evangelio no es una represión, es una liberación. Y todo lo demás, lo estimo basura.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Cristina: Nos habláis de que se imprescindible encontrarse con Cristo para sanar y construir nuestro matrimonio, pero no entiendo por qué.
Matrimonio Tutor: Para poder amar, tengo que llenar mi corazón de amor. Dios es amor y es el único que puede dármelo. Mi corazón se llena de buenos pensamientos y buenos deseos hacia mi esposo. Es importante mantener una relación de corazón con Él, porque del corazón mana la vida o la muerte. El corazón es capaz de un eterno crecimiento en odio o en amor. ¿Tienes experiencia de que tu corazón crezca en odio o en amor?
Cristina: Sí, eso es cierto.
Matrimonio Tutor: Y ¿cuáles son tus pensamientos y deseos hacia tu esposo?
Cristina: No le deseo nada malo, pero mis pensamientos hacia él no son buenos, la verdad.
Matrimonio Tutor: Pues cada tentación que vives es una pregunta a tu alma: ¿Qué clase de criatura eres? ¿Sigues tus pasiones o amas a Dios? Dios permite la tentación como un medio por el cual nos manifestamos en Su contra o a Su favor. Cada tentación es una oportunidad para el corazón, de crecer en el amor y en unión con Él, y por tanto, crecer en amor a tu esposo y tu familia. Estos son los verdaderos esposos “ardientes”, aquellos a los que les arde el corazón de puro amor.

Madre,

El Señor me ha cautivado el corazón, y eso hace que deje de pecar de pensamiento, sino que mi pensamiento está en Él y en Su obra. Si sólo pienso en Él y en la misión que me ha encomendado, entonces daré gloria a Dios con mi vida. Bendito y alabado sea el nombre del Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *