Día de respuestas. Comentario para Matrimonios: Lucas 6, 12-19

EVANGELIO

Escogió de entre ellos a doce, a los que también nombró apóstoles.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 6, 12-19

En aquellos días, Jesús salió al monte a orar y pasó la noche orando a Dios.
Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió de entre ellos a doce, a los que también nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Simón, llamado el Zelote, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor.
Después de bajar con ellos, se paró en una llanura, con un grupo grande de discípulos y una gran muchedumbre del pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón.
Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y toda la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos.

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Día de respuestas.

En una oración compartida entre la Santísima Trinidad. Cristo oró toda una noche para elegir a los apóstoles. Lo mismo haría para elegirte a ti y a mí. Igual nosotros, antes de cualquier decisión, debemos rezar y pedir al Señor que nos ilumine.
¡Soy importante para Dios! Él pensó en mí, Él me creó, Él tiene un plan para mí, Él no me abandona ni un solo minuto. De Él sale una fuerza que me sostiene y me da todo lo que necesito. ¿Para qué preocuparme?

Aterrizado a la vida matrimonial:

Elena: Qué ganas tengo de que nuestro hijo pequeño se encuentre con el Señor. El día que entre en relación íntima con Él, le pregunte algo y Él le responda, ese día se convencerá, se ilusionará con la oración. Ese día tratará con Dios de corazón a Corazón.
Javier: Su intimidad con Dios, es la base de todo. Ahí encontrará sus respuestas, encontrará todo lo que necesita.
Elena: Sí, Dios nos asiste por todos lados y nos hace partícipes de su Sabiduría. El Señor reza por nosotros, la Santísima Virgen, reza por nosotros. La Santísima Trinidad está atenta a nuestro hijo. Eso me consuela.

Madre,

Es la hermosa estructura de la Familia de Dios, esa a la que pertenecemos. Damos gracias a Dios por habernos hecho partícipes de ella. Alabado sea el Señor que nos da tan inmenso don sin merecerlo. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.