Cansémonos para encontrar descanso. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 8, 18-22

EVANGELIO

Sígueme
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 8, 18-22

En aquel tiempo, viendo Jesús que lo rodeaba mucha gente, dio orden de cruzar a la otra orilla.
Se le acercó un escriba y le dijo:
-«Maestro, te seguiré adonde vayas»
Jesús le respondió:
-«Las zorras tienen madrigueras y los pájaros nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza».
Otro, que era de los discípulos, le dijo:
-«Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre».
Jesús le replicó:
-«Tú, sígueme. Deja que los muertos entierren a sus muertos».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones:

  • Retiro en Madrid: 7, 8 y 9 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey)
  • Retiro en Madrid: 14, 15 y 16 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Sí, dos fines de semana seguidos. No es un error, es una locura de amor!!
  • Retiro Málaga y Mallorca en Málaga: 05, 06 y 07 de octubre. Casa Diocesana.
  • Retiro en Barcelona: 26, 27 y 28 de octubre (Casa de Espiritualidad María Inmaculada. Tiana).
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón)
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier)

Cansémonos para encontrar descanso.

Jesús no tiene dónde reclinar la cabeza, y seguirle, significa dejar todas las comodidades atrás. Puede darme un poco de vértigo, porque las comodidades son apegos. Sí, la sociedad del “bienestar” es en realidad, la sociedad de los apegos. Personalmente prefiero la comunión de los santos 😊. Decía que “librarme” de las comodidades y desapegarme, cuesta y duele, pero más sufrimiento y dolor viviré por no desapegarme. La paradoja es que, puedo vivir la tentación de no seguir a Jesús por descansar, y el único descanso lo voy a encontrar en Él. Así que, esposos, cansémonos siguiendo a Jesús para encontrar descanso.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Ana: Rafa, ¿Te vienes a la cama y rezamos juntos?
Rafa: He llegado cansadísimo. De verdad que, no puedo más. Son demasiadas cosas, demasiadas preocupaciones, demasiado estrés. Necesito despejarme un rato. Voy a coger la tablet y ver mi serie. Vete tú a la cama si quieres.
Ana: Rafa, llevo todo el día sin ti, necesito estar un ratito contigo, disfrutar de ti y de tu compañía. Y me gustaría que le dedicásemos ese rato al Señor. Ya verás cómo te sienta bien.
Rafa: (Con desgana) Vaaale.
(Y rezan juntos en el “altar nupcial”. Al terminar)
Rafa: Tenías razón. Era una tentación. A veces me creo que descanso más con mi serie que hablando con Dios y contigo, cuando mi verdadero descanso está en estos ratitos de oración juntos. Gracias por ayudarme a salir de mi tentación, con cariño, esposa.

Madre,

Nuestra alma andará inquieta hasta que descanse en Dios. Mejor descansar en Él ahora y vivir con mi esposo un cachito de cielo en la Tierra. Alabado sea Dios que nos da la oportunidad de compartir Su Paz, la que da, no como la da el mundo. Venimos agotados, del retiro de matrimonios de Córdoba, pero Tú nos regalas una alegría enorme por tantos milagros, y una paz interior, que no tiene precio. Gracias Madre!! Por salvar a tantos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *