¡Amadle y veréis! Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 21, 15-19

Demostraré mi amor al Señor siendo fiel a Su misión. Él me pide que le ame más entregándome a mi esposo/a y juntos a nuestros hijos.

EVANGELIO

Apacienta mis corderos, pastorea mis ovejas.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 21, 15-19Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer con ellos, le dice a Simón Pedro:
«Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?».
Él le contestó:
«Sí, Señor, tú, sabes que te quiero».
Jesús le dice:
«Apacienta mis corderos».
Por segunda vez le pregunta:
«Simón, hijo de Juan, ¿me amas?».
Él le contesta:
«Sí, Señor, tú sabes que te quiero».
Él le dice:
«Pastorea mis ovejas».
Por tercera vez le pregunta:
«Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?».
Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez: «¿Me quieres?» y le contestó:
«Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero».
Jesús le dice:
«Apacienta mis ovejas. En verdad, en verdad te digo: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras».
Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios.
Dicho esto, añadió:
«Sígueme».Palabra del Señor.
Avisos:

  • Anuncio en Madrid: Viernes 7 de Junio a las 20:00h (Parroquia San Germán – Auditorio San Germán que se accede por por C/ General Varela 28) http://wp.me/p6AdRz-1NN
  • Retiros en Madrid: 07 a 09 de junio y 12 a 14 de julio (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos): Completos.
  • Retiro en Toledo: 14 a 16 de junio (Casa Diocesana “El buen Pastor”). Más información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1JT
  • Retiro en Córdoba: 21 a 23 de junio (Casa San Antonio) (Posibilidad de inscripción con hijos) Infórmate e inscríbete aquí: http://wp.me/p6AdRz-1Lx
  • Retiro en Bilbao: 19 a 21 de julio (casa espititualidad Larrea) Infórmate e inscríbete aquí:http://wp.me/p6AdRz-1N0
  • Retiro de Palma de Mallorca: del 26 al 28 de julio. Infórmate aquí: https://forms.gle/mc8nacYhiTBmeGcV6

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

¡Amadle y veréis!

Para ser fiel a la misión hay que estar enamorado del Señor, porque hay muchos momentos de dificultad y es necesario ese amor mas grande que tire de nosotros en esas circunstancias.Y viceversa, demostraré mi amor al Señor en la medida en la que sea fiel a Su misión. Él me pide que le ame más que los que me rodean, entregándome a mi esposo más que otros, y juntos, entregándonos por nuestros hijos y los matrimonios de nuestro entorno más que otros. Queda aun más claro cuando me dice “otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras”.Señor, te entrego mi voluntad, haz de mí lo que quieras.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Pedro (83 años): Recién casados me sentía el rey del mundo, más fuerte que otros. Quería dominar todas las situaciones tanto en casa como fuera de ella. La vanidad me cegaba. Pero luego, María, te descubrí como un don de Dios. Aprendí a mirar al Señor como tú lo miras, y me enamoré de Él. Aprendí muchas cosas de ti y me hice más misericordioso, más pequeño.
María (81 años, esposa de Pedro): Sí, lo recuerdo bien. Eras un poquitín duro de cerviz, como dice la Escritura, pero eras un luchador, tenías muchos dones. Y yo pensé: Este hombre al servicio de Dios tiene que ser una maravilla. Yo también tenía mis cosas, era muy sensible hacia mí y todo me dolía muchísimo. Luego me costaba perdonar. Pero tú me enseñaste que cada vez que pensaba en mí, dejaba de tener tiempo para pensar en Dios y en Su obra. Así, juntos, hemos construido una familia, con muchas dificultades, con momentos de prueba fuertes, y yo siempre me apoyé en ti, porque eras la persona que Dios me ha puesto a mi lado para llegar a Él.
Pedro: Es una bendición haber compartido mi vida contigo por la gracia de Dios. Todavía seguimos teniendo proyectos juntos y ganas de crecer en el amor, hasta que la muerte… nos una más.
María: Hasta que la muerte, nos una más. ¡Gloria a Dios!
El ángel de la guarda (Hoy, 30 años antes de la escena anterior): Pedro y María, os he llevado en sueños al futuro y os he mostrado una escena de lo que pueden ser los últimos años de vuestra vida, si os dejáis llevar por el Espíritu. Dejad vuestras exigencias, vuestros reproches tontos, y centraos en vuestra misión de entrega el uno por el otro. Ya no os toca ir donde queráis, es el momento de renunciar y dejaros llevar por la voluntad de Dios. ¡Amadle y veréis!

Madre,

Amo mucho a Dios, pero aumenta mi amor por Él para que deje de resistirme a su voluntad del todo. Quiero ser suyo y para eso, necesito amarle más que a mí mismo. Te lo pido por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

1 comentario en “¡Amadle y veréis! Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 21, 15-19

  1. José y elvira

    Hay que entender que el matrimonio es el camino por donde Dios quiere que caminemos a su encuentro. Para que sea el buen camino tenemos que ver en el cónyuge la persona que Dios nos ha entregado para cumplir su voluntad.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *