Archivo por meses: mayo 2019

“Acostumbrarme” a Dios. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 14, 23-29

EVANGELIO

El Espíritu Santo os irá recordando todo lo que os he dicho.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 14, 23-29

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él.
El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió.
Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho.
La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: «Me voy y vuelvo a vuestro lado.» Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es mayor que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Anuncio en Bilbao: Jueves 30 de mayo a las 19:30h (Parroquia Nuestra Señora de las Mercedes – C/ Barría, Las Arenas – Getxo)
  • Retiro en Navarra (Javier): 31 de mayo, 1 y 2 de junio. Orad por los frutos.
  • Anuncio en Madrid: Lunes 3 de Junio a las 20:00h (Parroquia Beata Ana María Bogas – 3 Olivos – C/ Bella Altisidora, 6)
  • Retiros en Madrid: 07 a 09 de junio y 12 a 14 de julio (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos): Completos.
  • Retiro en Toledo: 14 a 16 de junio (Casa Diocesana “El buen Pastor”). Más información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1JT
  • Retiro de Palma de Mallorca: del 26 al 28 de julio. Infórmate aquí: https://forms.gle/mc8nacYhiTBmeGcV6
  • Retiro en Córdoba: 21 a 23 de junio (Casa San Antonio) (Posibilidad de inscripción con hijos) Infórmate e inscríbete aquí: http://wp.me/p6AdRz-1Lx

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

“Acostumbrarme” a Dios.

En una relación de comunión, hay una entrega mutua. Dios ya se ha entregado a través de Su Hijo Jesucristo, y ahora falta que me entregue también yo, para que la entrega sea mutua, bidireccional, de comunión. El Espíritu de Dios, se ha habituado a estar en nosotros por la Encarnación del Señor, que le hizo vivir una vida humana. Se “acostumbró” a vivir una vida humana, limitada, a estar entre pecadores y a quedarse en nosotros para siempre. Pero ¿cuál es mi respuesta? ¿En qué momento me “acostumbro” yo a estar presente en la vida de Dios? ¿Cómo lleno yo de Dios mi corazón? Guardando sus palabras en él. Es lo que hacía María, guardaba Su palabra en Su corazón para meditarla, para estar en Él, en Sus criterios, en Su plan, en Su voluntad.

Para cerrar el círculo de la comunión entre Dios y yo, tengo que habituarme a estar en Él, conservando todas sus cosas en mi corazón. El Espíritu me ayudará. ¡Seguro!

Aterrizado a la vida matrimonial:

Carla: Yo pienso que este fin de semana deberíamos descansar y estar juntos.
Jaime: Carla, yo creo que deberíamos ir a ver a mis padres un rato. Eso no interrumpirá demasiado nuestro descanso ni nuestro tiempo de estar juntos en todo el fin de semana.
Carla: Eso lo condiciona todo. Introduce cierta tensión entre nosotros, y necesitamos relajar el ambiente y verter agua cristalina entre nosotros. Pero vamos, como tú veas.
Jaime: Carla, no estamos de acuerdo. ¿Qué hacemos? Por mí, hacemos lo que tú digas.
Carla: Jaime, creo que ninguno de los dos busca nada por egoísmo, ambos buscamos el bien común, ambos estamos dispuestos a ceder, pero somos incapaces de discernir la voluntad de Dios. ¿Qué te parece si llevamos este discernimiento a nuestro director espiritual?
Jaime: Me parece muy bien. Lo que él nos diga, eso hacemos.
Juntos llaman el Padre Ramón: Hola Padre. ¿Podemos hacerle una consulta? Resulta que este fin de semana no nos ponemos de acuerdo… (y cuentan la situación)
P. Ramón: Carla, ¿por qué introduce tensión entre vosotros la visita a tus suegros?
Carla: Me la produce a mí, porque ha habido muchas situaciones dolorosas, y tengo miedo que se repita alguna de ellas.
P. Ramón: Jaime, ¿qué opinas de que a Carla se le genere esta situación de tensión?
Jaime: No me gusta, me duele, pero es un tema que tenemos que superar juntos. Eso no puede impedir que vayamos a ver a mis padres. Hay un mandamiento.
P. Ramón: ¿Pero cuál es tu prioridad? También hay otro que es “dejarás a tu padre y a tu madre y te unirás a tu mujer”. ¿Cuál es tu prioridad?
Jaime: Obviamente mi mujer.
P. Ramón: ¿Qué os parecería si este fin de semana lo dedicáis a descansar juntos y os acercáis entre semana un rato a ver a los padres de Jaime? Contestad, con toda paz.
Jaime: Por mí, bien.
Carla: Por mí, también.
P. Ramón: Pues un abrazo y que descanséis.

Madre,

Cristo nos deja Su paz, que es como un compendio de todo lo que nos puede dar. Gloria a Dios en el cielo y en la Tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria, te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial.

Elegido y destinado. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 12-17

EVANGELIO

Esto os mando: que os améis unos a otros.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 15, 12-17

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Este es mí mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado.
Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.
Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando.
Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.
No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca.
De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Anuncio en Bilbao: Jueves 30 de mayo a las 19:30h (Parroquia Nuestra Señora de las Mercedes – C/ Barría, Las Arenas – Getxo)
  • Retiro en Navarra (Javier): 31 de mayo, 1 y 2 de junio. Orad por los frutos.
  • Anuncio en Madrid: Lunes 3 de Junio a las 20:00h (Parroquia Beata Ana María Bogas – 3 Olivos – C/ Bella Altisidora, 6)
  • Retiros en Madrid: 07 a 09 de junio y 12 a 14 de julio (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos): Completos.
  • Retiro en Toledo: 14 a 16 de junio (Casa Diocesana “El buen Pastor”). Más información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1JT
  • Retiro de Palma de Mallorca: del 26 al 28 de julio. Infórmate aquí: https://forms.gle/mc8nacYhiTBmeGcV6
  • Retiro en Córdoba: 21 a 23 de junio (Casa San Antonio) (Posibilidad de inscripción con hijos) Infórmate e inscríbete aquí: http://wp.me/p6AdRz-1Lx

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

Para que mi alegría llegue a plenitud.

Elegido y destinado.

Alguno sigue creyendo que ha elegido su vida, su vocación o a su esposo. Pero no. Jesús nos lo dice muy claramente: Es Él quien me ha elegido y me ha destinado al matrimonio con mi esposo para que dé fruto. Es el único fruto que puedo dar que vaya a permanecer. Todo lo demás que produzca en mi vida será caduco y acabará desapareciendo. Sólo el amor que entregue permanecerá para siempre. Sólo el amor construye algo indestructible en mí y en los demás. Ese es Su mandamiento, es para lo que he sido creado, para construir un amor de comunión con mi esposo y que dé mucho fruto para la vida eterna.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Cristina: Algún día volveremos al polvo, sin nada. Tal como vinimos al mundo. No sé para qué nos preocupamos tanto, es la ilusión de que servimos para algo. Pero ¿qué queda de mis tatarabuelos? Nada. Ni siquiera sé cómo eran. No queda nada, ni de su trabajo ni de sus problemas. Nada.
Juanjo: Bueno, quedas tú, tus hermanos, tus primos, tus tíos… Si no fuera por ellos, no existiríais ninguno. Todos sois fruto de su amor, y es una pasada el legado que deja el amor de generación en generación. Tus hijos, los hijos de tus hijos… Y así, hasta el fin del mundo. Pues eso que se ve tan claro con los hijos, ocurre en muchos otros ámbitos con el amor que entregas. ¿A cuántos podemos ayudar con nuestro amor a alcanzar la vida eterna? Imagínate la dimensión: eterna. Y ellos a su vez, ¿a cuantos? Es la potencia inmensa del Sacramento de Matrimonio que merece que Cristo se haga presente. La misión a la que nos ha destinado Dios. ¡Impresionante!
Cristina: Ahora lo veo. Me siento importante. Gracias, Dios mío. Gracias, esposo.

Madre,

Menuda llamada la que nos ha hecho el Señor, y menuda misión. Nos encanta. Es difícil, pero damos gracias a Dios por ella. Alabado sea el Señor que ha querido ser nuestro amigo y compartir nuestra vida de esposos. Amén.

Para que mi alegría llegue a plenitud. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 9-11

EVANGELIO

Permaneced en mi amor para que vuestra alegría llegue a plenitud.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 15, 9-11

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor.
Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.
Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Retiro en Navarra (Javier): 31 de mayo, 1 y 2 de junio. Orad por los frutos.
  • Anuncio en Madrid: Lunes 3 de Junio a las 20:00h (Parroquia Beata Ana María Bogas – 3 Olivos – C/ Bella Altisidora, 6)
  • Retiros en Madrid: 07 a 09 de junio y 12 a 14 de julio (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos): Completos.
  • Retiro en Toledo: 14 a 16 de junio (Casa Diocesana “El buen Pastor”). Más información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1JT
  • Retiro de Palma de Mallorca: del 26 al 28 de julio. Infórmate aquí: https://forms.gle/mc8nacYhiTBmeGcV6
  • Retiro en Córdoba: 21 a 23 de junio (Casa San Antonio) (Posibilidad de inscripción con hijos) Infórmate e inscríbete aquí: http://wp.me/p6AdRz-1Lx

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

Para que mi alegría llegue a plenitud.

¿Qué es permanecer en Tu amor? Que me amas y quieres lo mejor para mí. Por eso, si cumplo Tus mandamientos me beneficiaré de Tu amor, y Tú te alegrarás, porque así es como mi alegría llegará a plenitud. Amor es querer el bien del otro. Tú te alegrarás en mí, por mi alegría.

Es voluntad de Dios que yo esté alegre. Por eso, hacer la voluntad de Dios no es una especie de obligación impuesta a la que me veo forzado, sino que es el camino para que mi alegría llegue a plenitud, y así, Dios se alegre en mí.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Marina: Llegué a creer que mi matrimonio era como una especia de cárcel que me tenía aprisionada. El matrimonio es indisoluble, así que, si Dios nos unió, yo no lo podía romper. Así que me tocaba aguantar a mi esposo el resto de mi vida. Yo lo veía un poco pánfilo, inferior a mí, no soportaba sus tonterías y cada vez me molestaban más sus pecados y limitaciones.
Almudena: Pues así estoy yo. Y ¿por qué no gestionaste lo de la nulidad?
Marina: De repente, en la oración, vi claro que estaba actuando por la dureza de mi corazón. Así que, me propuse vivir mi matrimonio como Dios lo pensó. Comprendí que tenía que amar a Dios y su voluntad sobre todas las cosas. Comprendí que Él me pedía que dejase de preocuparme por mí, y me ocupase de él. Al principio no lo entendía, no sentía nada y, fue un poco artificial. Pero me di cuenta de que estaba cegada por mi pecado, por mi egoísmo. Estaba tan centrada en mí, que era incapaz de ver el don de Dios tan maravilloso que hay en mi esposo. Dejé de exigirle, de corregirle, y me dediqué a animarle, a agradecerle todo lo que hacía, a que se sintiese valorado, que se sintiese súper importante para mí. Su actitud hacia mí, cambió radicalmente. Le encantaba estar conmigo. Volvió a ser detallista, volvió a sonreírme, a enamorarse de mí. Y, aunque no era lo que buscaba, ahora me tiene como una reina. Siento al Señor muy cerca de mí, y siento en mí una alegría inmensa. Señor, cómo te podré pagar.

Madre,

El mandamiento del amor, es lo más grande que Dios puede desear para mí. Yo sé cuánto me ama y por eso, sé cuánto desea que yo ame a mi esposo, porque sabe que sólo así podré ser feliz. Tú Señor, no quieres cristianos tristes. Gracias Señor por esta oportunidad de vivir el cielo en la Tierra para llegar al cielo. Alabado seas por siempre.

Cara al infierno o cara a Dios. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 1-8

EVANGELIO

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.
Lectura del santo Evangelio según san Juan 15, 1-8

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto.
Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.
Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará.
Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos».

Palabra del Señor.

Avisos:

  • Retiro en Navarra (Javier): 31 de mayo, 1 y 2 de junio. Orad por los frutos.
  • Anuncio en Madrid: Lunes 3 de Junio a las 20:00h (Parroquia Beata Ana María Bogas – 3 Olivos – C/ Bella Altisidora, 6)
  • Retiros en Madrid: 07 a 09 de junio y 12 a 14 de julio (Casa de Espiritualidad Emaús – Oblatos): Completos.
  • Retiro en Toledo: 14 a 16 de junio (Casa Diocesana “El buen Pastor”). Más información e inscripciones aquí: http://wp.me/p6AdRz-1JT
  • Retiro de Palma de Mallorca: del 26 al 28 de julio. Infórmate aquí: https://forms.gle/mc8nacYhiTBmeGcV6
  • Retiro en Córdoba: 21 a 23 de junio (Casa San Antonio) (Posibilidad de inscripción con hijos) Infórmate e inscríbete aquí: http://wp.me/p6AdRz-1Lx

(Retiros pendientes de apertura de inscripciones. Informaremos más adelante)

Cara al infierno o cara a Dios.

Permanecer en Cristo. Eso es el cielo, rodeado de Su gloria, de Su gracia, de Su paz, Su misericordia… Primero hay que “conectar con Él”, que no es fácil, porque para ello, hay que desconectarse de muchas otras cosas. Esta es nuestra parte, la parte que nos toca, en cambio, los frutos son de Dios y eso, no nos corresponde a nosotros. A veces nos enganchamos a ellos como si fuesen nuestros…

¿Cómo permanecer en el Señor? Hay gente enganchada al deporte, otros a la música, otros a las series, otros al juego… El hombre es muy dependiente, y está hecho para engancharse, pero engancharse a Dios. Ahora se trata de ver en todo algo que tiene que ver con Él, relacionarlo todo con Él. Por ejemplo, mirar en los demás los frutos de Dios: El amor que tienen, el compromiso, la valentía, la resiliencia, la gentileza, la generosidad, la compasión… Si miro bien, veré cómo todos tienen algo que viene de Dios. No miro sus pecados que vienen del maligno, miro los frutos de Dios que hay en ellos. Así, con la oración y los sacramentos, y enganchado a Dios en mi vida cotidiana, permanezco en Él. Eso es el cielo.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Alfonso: Teníais razón. Me he esforzado este tiempo por dejar de mirar la obra de Satanás y contemplar la obra de Dios. He descubierto que hay mucha más belleza de la que me imaginaba, en Laura, en mi matrimonio, en mi familia, en mis amigos, en mi trabajo… Me paso el día dando gracias y alabando a Dios. ¿No es eso lo que hacen los ángeles?
Matrimonio Tutor: Eso es lo que hacen los ángeles, maravillados por tanta belleza y tanta grandeza de Dios. Suponemos que ellos estarán viendo también el mal en la Tierra, pero no tienen ni un minuto en toda la eternidad para fijarse en eso. No paran de contemplar a Dios absortos, regocijándose en Él.
Laura (Esposa de Alfonso): Pues sí, en la Tierra también podemos vivir cara al infierno o cara a Dios. Nosotros decidimos.

Madre,

Esto es lo que Dios quiere por encima de todo, que permanezcamos en Su amor, que nos alimentemos de Él, que los disfrutemos, que seamos felices. Alabado sea el Señor que nos da todo, que Se da todo Él.