Lo perfecto es enemigo de lo bueno. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 9, 38-40

Los esposos hemos recibido el don para alcanzar la Caridad Conyugal, un amor más exigente pero tremendamente hermoso.

EVANGELIO

El que no está contra nosotros está a favor nuestro
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 9, 38-40

En aquel tiempo, Juan dijo a Jesús:
«Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no viene con nosotros».
Jesús respondió:
«No se lo impidáis, porque quien hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

Lo perfecto es enemigo de lo bueno.

Esta frase popular, puede iluminar el mensaje que queremos transmitir hoy. A veces pretendo que mi esposo me ame con un amor perfecto, o si no, ya considero que no me ama.

Nuestro amor no es perfecto, pero es verdadero. Está coartado por nuestras limitaciones, pero en la medida de nuestras posibilidades, podemos amar de verdad. Hay un amor que es humano y por tanto limitado, que está dividido. En unos momentos te amo, en otros no, a unos sí, a otros no… Mientras sea amor, es un don recibido de Dios y no es malo. Así es mi amor y así es el de mi esposo, falta que lo quiera aceptar como bueno.

Pero el que sigue a Cristo, va siendo transformado por Su amor: La Caridad. Es un amor más exigente pero tremendamente hermoso. Los esposos, que hemos recibido el don de alcanzar la Caridad Conyugal, tenemos todo lo que necesitamos para vivirla. Es un camino mejor, como dice San Pablo, que tenemos que ayudarnos a construir juntos.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Alicia: Él no me quiere, porque no tiene detalles conmigo. Pedro, el marido de María, le está siempre regalando detalles. Eso demuestra que se acuerda de ella. Mi marido no piensa nunca en mí.
Marcos: Ella sólo sabe hablar de ella y de todas sus penurias y sufrimientos. De mí sólo recuerda los errores y lo bueno lo minimiza, como si diese por hecho que tenía que hacerse, sin tener en cuenta mi esfuerzo.
(A solas con Alicia)
Matrimonio Tutor: Alicia, yo veo a tu marido una persona sensata, que se preocupa por su familia. Es muy familiar y le gusta estar disfrutar de vosotros.
Alicia: Sí, demasiado familiar. Sólo quiere estar en casa y nunca le apetece salir, hay que andar tirando de él…
Matrimonio Tutor: Alicia, estás centrando tu mirada en lo negativo de Marcos. Eso es lo que quiere el demonio. Y no estás mirando lo bueno de tu esposo, que te ama muchísimo. Eres su vida, y tú no eres capaz de verlo. Tienes que aprender a ver lo bello y lo bueno de él, que es lo que Dios ve. Te aconsejamos rezar el Evangelio a diario con tu esposo para que la mirada de Dios entre en tu corazón.
(A solas con Marcos)
Matrimonio Tutor: Tienes una gran mujer. Está siempre ocupándose de los detalles. Tira de tu casa con mucha fuerza y se sacrifica mucho por vosotros.
Marcos: Tira con demasiada fuerza. Todo tiene que ser como ella quiera…
Matrimonio Tutor: Marcos, estás centrando tu mirada en lo negativo de Alicia. …Tienes que aprender a ver lo bello y lo bueno de ella, que es lo que Dios ve. Te aconsejamos rezar el Evangelio a diario con tu esposa para que la mirada de Dios entre en tu corazón.

Madre,

Nos exigimos la perfección y eso no es bueno. Tenemos un corazón endurecido y necesitamos un corazón de carne, un corazón misericordioso. Danos esa Gracia, Madre, para que nos veamos y nos tratemos como Dios nos mira. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

3 pensamientos en “Lo perfecto es enemigo de lo bueno. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 9, 38-40

  1. Teresa

    Aterrizando en nuestra vida matrimonial me siento retratada también en este comentario.Dios mío ayúdame a ver con tu mirada.

    Responder
  2. Teresa

    Aterrizando en la vida matrimonial hoy también me siento retratada .Dios mío ayudadme a ver a mi esposo como tú lo ves.!!!!

    Responder
    1. Proyecto Amor Conyugal Autor

      Gracias Teresa. Lo preocupante no es caer, todos caemos. Lo malo es no levantarse, no tener esperanza. A seguir luchando y en manos de Dios estamos. Unidos por María

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *