La gran transformación. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 16, 15-20

Aun con sentimientos confusos en el corazón, se mantiene viva la decisión de amar y compartir la vida cuando se invoca al Espíritu Santo pidiendo su gracia.

EVANGELIO

Fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios
Conclusión del santo evangelio según san Marcos 16, 15-20

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los once y les dijo:
«ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación.
El que crea y sea bautizado se salvará; el que no crea será condenado.
A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos».
Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios.
Ellos se fueron a predicar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Anuncio en Valladolid: Viernes 25 de mayo, de 20h a 21:30. Centro Diocesano de Espiritualidad del Corazón de Jesús. Calle del Santuario, 26. 47002 – Valladolid
  • Retiro en Madrid: 8, 9 y 10 de junio.  Para informarte pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-FX
  • Retiro en Córdoba: 29 y 30 de junio y 1 de julio.

La gran transformación.

A los esposos que creen, les acompañarán estos signos (Papa Francisco Amoris Laetitia 163):
“El amor que nos prometemos supera toda emoción, sentimiento o estado de ánimo, aunque pueda incluirlos. Es un querer más hondo, con una decisión del corazón que involucra toda la existencia. Así, en medio de un conflicto no resuelto, y aunque muchos sentimientos confusos den vueltas por el corazón, se mantiene viva cada día la decisión de amar, de pertenecerse, de compartir la vida entera y de permanecer amando y perdonando. Cada uno de los dos hace un camino de crecimiento y de cambio personal. En medio de ese camino, el amor celebra cada paso y cada nueva etapa.
… El vínculo encuentra nuevas modalidades y exige la decisión de volver a amasarlo una y otra vez. Pero no sólo para conservarlo, sino para desarrollarlo. Es el camino de construirse día a día. Pero nada de esto es posible si no se invoca al Espíritu Santo, si no se clama cada día pidiendo su gracia, si no se busca su fuerza sobrenatural, si no se le reclama con deseo que derrame su fuego sobre nuestro amor para fortalecerlo, orientarlo y transformarlo en cada nueva situación.”

Aterrizado a la vida matrimonial:

Jorge: Señor, mi mujer me ha acusado injustamente, de haber faltado a mi palabra y a mi compromiso. Me ha dolido mucho, Señor, porque esto es atacar mi dignidad y, después de afanarme por demostrarle que estaba equivocada, he sentido la necesidad de exigirle que me pida perdón, pero ella no le da importancia. Me dice que soy un exagerado. Y no lo estoy viviendo con paz, Señor. Necesito más la presencia del Espíritu Santo, porque yo no puedo. Este veneno sí me está afectando y es porque no estoy amando como Tú. Ayúdame, Señor.

Madre,

Hoy celebramos el 101 aniversario del inicio de Tus apariciones. Tú eres nuestra Madre querida, que viniste a sacarnos de nuestra oscuridad. Bendita seas, Madre. Envíanos el Espíritu Santo. Amén.

2 pensamientos en “La gran transformación. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 16, 15-20

  1. Arturo Macías Segura

    Me llamo Arturo Macías, vivo en Monterrey, Nuevo León – México, mi esposa y yo damos pláticas prematrimoniales a parejas de novios próximos a casarse; me gustaría conocer más de este movimiento para matrimonios que su crecimiento y entrega conyugal se encuentra centrada en el Evangelio, según lo entendí yo. Por lo mismo les voy a enviar mis datos personales para que pór favor me envíen más información. Gracias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *