El verdadero credo. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 16, 15-20

EVANGELIO

Proclamad el Evangelio a toda la creación
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 16, 15-20

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los once y les dijo:
«ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación.
El que crea y sea bautizado se salvará; el que no crea será condenado.
A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos».
Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios.
Ellos se fueron a predicar por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Retiro en Sevilla: 4 de mayo (a las 18:30) al 6 de mayo (a las 17:30). infórmate en el siguiente enlace: https://wp.me/p6AdRz-XT.
  • Retiro en Madrid: 8, 9 y 10 de junio.
  • Retiro en Córdoba: 29 y 30 de junio y 1 de julio.

El verdadero credo.

Analizamos los signos de los que creen:
– Echarán demonios: Apaciguarán, transmitirán paz, animarán a vivir el Evangelio, animarán a la reconciliación.
– Hablarán lenguas nuevas: Hablarán con la lógica de Dios, donde se pide perdón por aquello de lo que no se es responsable y se perdona por lo que no nos piden perdón, como hizo Cristo en la Pasión; donde justicia = misericordia y no un montón de circunstancias que se sopesan; donde se anima a vivir la humillación porque el que se humilla es ensalzado; donde no pretendo ser grande sino estar cerca del que es Infinito, etc.
– Beberán veneno mortal y no les hará daño: Pasarán junto a todas las tentaciones terrenales con la mirada puesta en Cristo. El deseo sexual desordenado, el deseo de riquezas, las envidias, los apegos a mi imagen… todo eso se estima basura comparado con Cristo.
– Impondrán las manos a los enfermos y quedarán sanos: Porque el Poderoso hace obras grandes por ellos, porque son suyos, están consagrados a Él.
Esto es creer. ¿Soy un esposo creyente? ¿En mi matrimonio expulso demonios en Su nombre…?

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juan: ¿Y qué le aconsejasteis en esas situaciones tan duras que vive con su esposo?
Matrimonio custodio: Que no se defienda.
Juan: Pero eso es inadmisible. ¿Qué él haga lo que le dé la gana y se vaya de rositas?
Matrimonio custodio: No, que se vaya habiendo recibido un acto de amo.
Juan: ¿Encima? ¡Pero eso es injusto! Eso ¿Cómo va a ser?
Matrimonio custodio: Nosotros lo hemos probado entre nosotros. Sólo el amor cambia a las personas. Sólo el amor redime. El mal genera mal. Es necesario vivir esa humillación si quiere a su esposo.
(Un mes más tarde)
Juan: ¿Cómo va ese matrimonio al que ayudabais?
Matrimonio custodio: Mucho mejor. Él ya se ha dado cuenta del daño que hace y ya ha pedido perdón, hasta lo ha querido hacer públicamente.
Juan: ¡Qué grandes sois!
Matrimonio custodio: No, no, qué grande es Dios. Es Él quien toca los corazones y obra el milagro.
Juan: A mí me parecía una locura. En fin, lo tendré en cuenta…
Matrimonio custodio: Tenemos que creer en la lógica de Dios.

Madre,

Por nuestra dureza de corazón nos centramos en nosotros, en nuestras quejas, nuestros dolores… y no en amar. Nos centramos en nuestras fuerzas y no creemos, y así estamos a merced de las cosas del mundo. Pero queremos creer, Madre, queremos ser ciudadanos del cielo y que Dios gobierne nuestras vidas. Confiamos en Él y en el Evangelio. Alabado sea el Señor que nos muestra el camino del Amor Conyugal.

La puerta del amor. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 10, 1-18

EVANGELIO

Yo soy la puerta de las ovejas
Lectura del santo Evangelio según san Juan 10, 1-18
En aquel tiempo, dijo Jesús:
«En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ese es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de ovejas. Sigue leyendo

¿Esposos asalariados? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 10, 11-18

EVANGELIO

El buen pastor da la vida por las ovejas
Lectura del santo Evangelio según san Juan 10, 11-18

En aquel tiempo, dijo Jesús:
«Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.
Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas.
Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a esas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor.
Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre».

Palabra del Señor.

¿Esposos asalariados?

El Pastor es el Señor, y las ovejas le pertenecemos. En este Evangelio hay una frase de la que sí nos podemos sentir protagonistas. El asalariado abandona las ovejas cuando viene el lobo. A nosotros se nos han confiado unas ovejas, principalmente mi esposo, que fue creado para mí, y mis hijos.
¿Cómo actúo con ellos? ¿Cómo asalariado que espera recibir una recompensa por cada acto de amor que realiza, o como enviado del Pastor, que me pide que dé mi vida en Su nombre si hace falta cuando aparece el lobo?

Aterrizado a la vida Matrimonial:

Ana: Mi esposo está siendo presa de su vanidad en el trabajo. Busca su éxito profesional por encima de todo y me tiene olvidada. Sólo había de trabajo, sólo le preocupan las cosas de su trabajo.
Juan: Mi esposa Ana, está pueda de sus angustias y sus miedos. Está pendiente lo que dicen de ella, de sí le pueden perdón, no olvida nada del daño que le haya hecho, aunque le haya pedido perdón mil veces. No hay manera de sanar sus heridas y está sumida en su dolor.
Matrimonio Tutor: Y ¿qué creéis que os pide Dios que deis por la liberación de vuestro esposo? ¿estáis dispuestos a dar la vida el uno por la liberación del otro en el nombre del Señor? Esto implica mucha comprensión…

Madre,

No queremos enterarnos de lo que supone el amor. Es bellísimo, pero exige el pago previo de la entrega. Danos la libertad para donarnos y la felicidad de haberlo hecho. Por Jesucristo tu Hijo, Nuestro Señor. Amén.

Para los que no piensan echarse atrás. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 6, 60-69

EVANGELIO

¿A quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna
Lectura del santo Evangelio según san Juan 6, 60-69
En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús, al oírlo, dijeron:
«Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?» Sigue leyendo