Archivo por días: 23 junio, 2015

La puerta de la Natividad. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 7, 6.12-14

EVANGELIO
Tratad a los demás como queréis que ellos os traten

Lectura del santo evangelio según san Mateo 7, 6.12-14
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«No deis lo santo a los perros, ni les echéis vuestras perlas a los cerdos; las pisotearán y luego se volverán para destrozaros.
Tratad a los demás como queréis que ellos os traten; en esto consiste la Ley y los profetas.
Entrad por la puerta estrecha. Ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos entran por ellos.
¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos.»

Palabra del Señor.

La puerta de la Natividad.
(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Nos preguntamos cómo será la puerta estrecha que lleva a la vida en el matrimonio.

Podemos intentar describirla, observando la puerta de la Basílica de la Natividad de Belén:
– No se puede cruzar cargado de cosas: Hay que desprenderse de lo material en la búsqueda del bien común.
– La puerta es muy bajita, y no hay más remedio que agacharse para entrar: Agacharse implica doblegar el orgullo y someterse el uno al otro por el Señor. Dejar atrás los criterios y convicciones humanas, para someterse a la voluntad divina que gobernará nuestro matrimonio y nuestra familia.
– Al otro lado encontramos una gruta y un pesebre, un lugar propio para un Dios que se hace pequeño, y no un Dios que busca el poder y la fama: Los deseos no deben estar orientados a alimentar mi vanidad, sino ordenados al bien del otro.
– Y lo que nos impulsa a cruzarla es el amor a ese Niño que se hace una sola carne con nosotros por Amor y que nos conduce a no hacer más que una sola carne, un solo corazón y una sola alma entre nosotros.

Solo desea cruzarla aquel que está enamorado y no le importa dejarse todo atrás con tal de abrazar al amado. El Amado tiene corona de espinas, y seguro que te pinchas al abrazar su vida, pero sólo con el sufrimiento se puede demostrar el amor sincero.

La puerta es estrecha, y los matrimonios tenemos que entrar juntos, siendo uno. Al otro lado, nos espera la Vida.

Tal como pide el Papa que hagamos a diario, oramos por el sínodo de la familia:
http://proyectoamorconyugal.es/oracion-a-la-santa-familia/