Tiene que ser en el momento. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 2, 13-18

Cuando estoy de parte del Señor, Él me protege y me cuida. El mal existe, pero si busco la voz de Dios y le obedezco de inmediato, me pida lo que me pida, me salvará.

EVANGELIO

Herodes mató a todos los niños en Belén
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 2, 13-18

Cuando se retiraron los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo:
«Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise; porque Herodes va a buscar al niño para matarlo».
José se levantó, tomó al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta:
«De Egipto llamé a mi hijo».
Al verse burlado por los magos, Herodes montó en cólera y mandó matar a todos los niños de dos años para abajo, en Belén y sus alrededores, calculando el tiempo por lo que había averiguado de los magos.
Entonces se cumplió lo dicho por medio del profeta Jeremías:
«Un grito se oye en Ramá, llanto y lamentos grandes; es Raquel que llora por sus hijos, y rehúsa el consuelo, porque ya no viven».

Palabra del Señor.
Avisos:

  • Retiro en Madrid: 18-20 de enero (Casa Oblatos) Completo
  • Anuncio en Valencia: (Inauguramos ciudad!!) Viernes 25 de enero a las 20:30 en la parroquia de San Pascual Bailón.
  • Retiro en Sevilla: 15-17 de febrero en Betania
  • Retiro en Madrid: 8-10 de marzo (Casa Oblatos)

Tiene que ser en el momento.

Cuando estoy de parte del Señor, Él me protege y me cuida. Lo noto muchísimo. Miro para atrás y veo sus intervenciones a lo largo de mi historia de salvación. Él me ha librado de muchas situaciones en las que me habría perdido, porque sabía que algún día le diría “Sí”.

El mal existe, y eso no lo podemos evitar, pero si busco la voz de Dios, estoy atento y le obedezco de inmediato, me pida lo que me pida, me sabré salvado. José tomó al Niño y a Su madre, de noche. Dios me da la gracia, pero tiene que ser “en el momento”. Gloria a Dios!!

Madre,

Tú respondiste en el momento y fuiste aprisa a casa de Isabel. Siempre pronta, siempre llena de gracia. Que yo también aproveche en cada momento la gracia que Dios me quiere dar para superar la cruz de cada día. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *