Purificar la relación. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 11, 28-30

Practicaré la mansedumbre con mi esposo/a este adviento, erradicando la violencia, poniendo dulzura y cortesía. Es un don del Espíritu, una gracia que hay que pedir para purificar la relación conyugal.

EVANGELIO

Venid a mí todos los que estáis cansados
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 11, 28-30

En aquel tiempo, Jesús tomó la palabra y dijo:
«Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré.
Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera».

Palabra del Señor.
Avisos:

  • Retiro en Navarra: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier) Orad por los frutos.
  • Retiro en Madrid: 18-20 de enero (Casa Oblatos) Información e Inscripciones (a partir del HOY 12/12/18 a las 20h) en http://wp.me/p6AdRz-1uV
  • Anuncio en Valencia: (Inauguramos ciudad!!) Viernes 25 de enero a las 20:30 en la parroquia de San Pascual Bailón.
  • Retiro en Sevilla: 15-17 de febrero en Betania
  • Retiro en Madrid: 22-24 de febrero (El Escorial)
  • Retiro en Madrid: 8-10 de marzo (Casa Oblatos)

Purificar la relación.

Manso y humilde de corazón, esa es la clave para encontrar descanso en mi alma, porque lo que hace la carga insoportable, no es la carga en sí, sino mi orgullo. El orgullo me hace recordar lo que ha recaído sobre mí, una y otra vez, hasta que el peso de la carga se vuelve insoportable. En cambio, no hay manera mejor de atraer y ablandar la dureza de los corazones ásperos que con la mansedumbre (F. de Osuna). Ser manso y humilde es la mejor custodia de la caridad (San Agustín).

Mansedumbre tiene que ver con la no violencia, con la dulzura, con la cortesía. Mateo retrata a Cristo con las siguientes palabras de Isaías: “No disputará ni gritará, la caña cascada no la quebrará, ni apagará la mecha humeante”. Practicaré la mansedumbre con mi esposo este adviento. Creo que es un buen plan!

Aterrizado a la vida matrimonial:

Matrimonio Tutor: ¿Cómo se reconstruye el amor? Pues poniendo amor. La violencia no se aplaca con la violencia ¿no? Se aplaca con la mansedumbre, la dulzura, la cortesía. Probadlo, un día y después otro, y después otro… así una semana. Es el reto que os ponemos.
(A la semana)
Matrimonio Tutor: ¿Qué tal ha ido?
Matrimonio tutelado: El primer día bien, y se notó bastante. El segundo ya, uno de los dos se levantó con el pie izquierdo y comenzamos otra vez con la escalada de violencia de siempre.
Matrimonio Tutor: Vaya. No os preocupéis. También es verdad, que la mansedumbre es un don del Espíritu Santo. Tenéis que pedírselo. Sentaos relajadamente ante el Santísimo si puede ser, ante el Sagrario. Confesad y comulgad. Es una gracia que tenéis que pedir para recibir. Venga, ¡Animo! Esta semana sí que vais a conseguirlo, con la ayuda del Señor.
(A la semana)
Matrimonio Tutor: ¿Qué tal la semana?
Matrimonio tutelado: Esta vez mucho mejor. Nos confesamos y nos sentábamos todos los días media hora ante el Sagrario, y juntos le pedíamos que nos diera el don de la mansedumbre. Después asistíamos a la Misa. Al llegar a casa, había otro ambiente entre nosotros. Muy diferente. Ha sido mucho más fácil, porque había una fuerza entre nosotros que no era nuestra. Nuestra casa era otra realmente.
Matrimonio Tutor: Muy bien!! Son los frutos del Espíritu. Seguid así otra semana más, hasta que purifiquemos vuestra relación. Luego seguiremos afrontando otras cosas…

Madre,

Sólo con erradicar la violencia entre los esposos, daríamos un paso agigantado. Si le añadimos la cortesía y la dulzura, ya es la bomba. Qué bonito es vivir un matrimonio con los mismos sentimientos de Cristo. Alabado sea Ntro. Señor, que hace nuestra carga ligera.

3 pensamientos en “Purificar la relación. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 11, 28-30

  1. Menxu

    Hola me gustaría q mi marido tuviera Fe, pues dice tenerla a su manera sin practicar nada, cree poco en Dios. Hice el retiro de Emaus y me ayudó mucho. Me reconvertí después de 40 años sin practicar. El dice q estoy en una secta, me respeta mi reconversión pero dice q es muy exagerado q no puede ser q haya hecho tanto cambio. Dice q nunca lo convenceré para siga a Dios. Me gustaría unos consejos. Muchas gracias

    Responder
    1. Proyecto Amor Conyugal Autor

      Hola Menxu.
      Te aconsejamos que no le insistas, que no le fuerces. Que le invites utilizando todas tus armas de mujer, pero que si dice no, es no y no insistas, porque le puedes exasperar. Responde tú al Señor, amando a tu marido, cada día más. Tú has recibido al Señor, que se note cada día más amándole más como respuesta al amor que has recibido de Dios. Te recomendamos también que otro hombre hable con él. Alguien cercano que ame a Dios y que se vea una persona normal, pero alegre. Por último te animamos a que le invites a un retiro de Proyecto Amor Conyugal. Allí María hacer milagros con los maridos que se resisten. Un abrazo.

      Responder
  2. Petry

    Ante Jesús Sacramentado en la Custodia…: “Si tú, Señor, no estuvieras siempre, todos y cada uno de los instantes de mi vida, sosteniéndo mi carga, no podría dar ni un paso más. Vengo como feliz enamorada a mirarte un ratito y me siento transformado a pesar de mi cansancio físico y mis dolores de columna. Más alegre aun porque además puedo hacerlo en compañía de mi amado esposo. Que, aunque se olvida de que existo y estoy a su lado, me hace gozar observando como te contempla… Gracias, a los tres: Padre, Hijo y Madre.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *