Nos vamos de misiones. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 12-17

EVANGELIO

Esto os mando: que os améis unos a otros
Lectura del santo Evangelio según san Juan 15, 12-17

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Este es mí mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado.
Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.
Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando.
Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.
No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca.
De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Retiro en Sevilla: Hoy 4 de mayo (a las 18:30) al 6 de mayo (a las 17:30). infórmate en el siguiente enlace: https://wp.me/p6AdRz-XT.
  • Retiro en Madrid: 8, 9 y 10 de junio. Se abrirá la inscripción hoy 4 de mayo a las 20h. Para informarte pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-FX
  • Retiro en Córdoba: 29 y 30 de junio y 1 de julio.

Nos vamos de misiones.

Hoy empezamos un retiro de matrimonios en Sevilla. Es muy sorprendente que el Señor nos prepare este Evangelio. Tú Señor nos has elegido para esta misión y nos envías, y vas a dar mucho fruto. Gracias por tus palabras de ánimo, gracias por mostrarnos tu intimidad para que la compartamos con otros esposos, gracias por la amistad que nos has ofrecido.

Hoy, a cada esposo de los que vienen a este retiro, y de los que no vienen, nos das las instrucciones para cumplir la misión para la que nos has elegido: Que nos amemos unos a otros como Tú. Eso quieres, Señor, eso haremos. Es un mandato, así que estamos seguros de que Tú lo harás posible. Cuánto ansiamos ese momento, Señor.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Teresa: No me lo puedo creer, lo estamos haciendo fatal. Vamos a un retiro de matrimonios y estamos aquí con nerviosismos, tentaciones…
Julio: Jajaja
Teresa: Pero ¿de qué te ríes?
Julio: De lo poca cosa que somos… El Señor nos mirará con ternura, a estos dos pobres infelices que hacen lo que pueden.
Teresa: Ya, no sé de qué me extraño. Pero me encanta saber que Él está con nosotros y que está haciendo algo grande en nuestro matrimonio. Me encanta tenerle de compañero de camino. ¡Qué mejor compañía!
Julio: Sí, la diferencia entre nosotros los esposos, y otros, es que nuestra unión le representa a Él, se ha comprometido a estar presente entre nosotros. ¡Qué pasada! ¿De qué nos preocupamos? ¿A qué podemos tener miedo? Es una gozada. ¡Que está entre nosotros, Teresa! Ven y abrázame.

Madre,

Menuda llamada la que nos ha hecho el Señor, y menuda misión. Nos encanta. Es difícil, pero damos gracias a Dios por ella. Alabado sea el Señor que ha querido ser nuestro amigo y compartir nuestra vida de esposos. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *