¿Matrimonio sin arreglo? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 12, 8-12

EVANGELIO

El Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 12, 8-12

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Todo aquel que se declare por mí ante los hombres, también el Hijo del hombre se declarará por él ante los ángeles de Dios, pero si uno me niega ante los hombres, será negado ante los ángeles de Dios.
Todo el que diga una palabra contra el Hijo del hombre podrá ser perdonado, pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo no se le perdonará.
Cuando os conduzcan a las sinagogas, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de cómo o con qué razones os defenderéis o de lo que vais a decir, porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir».

Palabra del Señor.

¿Matrimonio sin arreglo?

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Nadie puede decir nunca que es tan pecador, que no tiene arreglo, que es tan pecador que jamás conseguirá amar a como Jesús desea.
Nadie puede decir nunca que su matrimonio no tiene arreglo, o que su esposo no tiene arreglo, porque eso sería tanto como no confiar en el Espíritu Santo. Si le rechazamos ¿quién nos puede salvar?
María Magdalena la pecadora de la que Jesús echó 7 demonios, por sus pecados de la carne. En ella están simbolizadas todas las almas que Jesús libra de las garras del Maligno. María Magdalena, la despreciada como desecho por todos, se supo tan amada por Jesús que deja su vida mundana por amor a Él. Al que mucho se le perdonó, ese tiene mucho amor.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Pedro: ¿Qué tal va lo tuyo con tu esposa?
Mario: Eso no tiene remedio. Hay una relación muy tensa, mucha separación, mucho desprecio acumulado. Mucho dolor. Ya ni hablamos.
Pedro: Tengo unos amigos que creo que te podrían ayudar.
Mario: Mira, creo que es absurdo. Hemos hablado ya con varios sacerdotes, y no ha habido ningún resultado. Yo creo que ni ella ni yo tenemos capacidad para solucionar esto.
Pedro: ¿Piensas que has de ser especial, con especiales cualidades? ¿piensas que depende de la capacidad o las cualidades de ella? Habéis sido creados para esto. No te quepa la menor duda de que Dios no se equivoca. No podéis tirar la toalla. Lo único que quiere Jesús de nosotros es la fe y la confianza en que lo puede hacer y lo va a hacer, siempre y cuando, actuemos con Sus armas y no lo fastidiemos con las nuestras ¿Confías en la promesas de Jesús?
Mario: Hombre, en eso sí.
Pedro: ¿Confías en las mediaciones que te envía Jesús? Pues yo soy. Yo te estoy hablando en Su nombre. Él no va a dejar que renunciéis a vuestra santidad. ¡Vamos hombre! No pierdas la Esperanza. El Señor no te abandona. Ya lo verás.

Madre,

Reconozco el poder de Dios en el Espíritu que actúa en las obras y en las enseñanzas de Jesús. Es el encuentro misericordioso y salvador del Padre. Reconozco el origen Divino y las obras del Espíritu Santo en la misión. Por todo ello, damos gracias al Espíritu Santo. Alabado sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *