Les falta el amor. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 9, 46-50

Hay muchos esposos a los que les falta el amor. Necesitan a alguien que les guíe y les enseñe a amar. Vamos a rescatarlos en nombre del Señor que ha querido concedernos la misión de salvarlos.

EVANGELIO

El más pequeño de vosotros es el más importante
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 9, 46-50

En aquel tiempo, se suscitó entre los discípulos una discusión sobre quién sería el más importante.
Entonces Jesús, conociendo los pensamientos de sus corazones, tomó de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo:
«El que acoge a este niño en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, acoge al que me ha enviado. Pues el más pequeño de vosotros es el más importante».
Entonces Juan tomó la palabra y dijo:
«Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no anda con nosotros».
Jesús le respondió:
«No se lo impidáis: el que no está contra vosotros, está a favor vuestro».

Palabra del Señor.
Notas: Próximas misiones.

  • Experiencia de Amor Matrimonial Málaga y Mallorca, en Málaga y Campamento para los niños: 05, 06 y 07 de octubre. Casa Diocesana. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1hs
  • Retiro en Barcelona: 26, 27 y 28 de octubre (Casa de Espiritualidad María Inmaculada. Tiana). Infórmate aquí: http://wp.me/p6AdRz-1mY
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón)
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier)
  • Retiro en Madrid: 25-27 de enero (Casa Oblatos)
  • Retiro en Sevilla: 15-17 de febrero en Betania
  • Retiro en Madrid: 8-10 de marzo (Casa Oblatos)
  • Retiro en Barcelona: 15-17 de marzo (Casa de Espiritualidad María Inmaculada, Tiana)

Les falta el amor.

El que acoge a los más pequeños en nombre de Jesús, es el más importante para Dios. A esos son a los que Dios necesita, a los que están dispuestos a expulsar demonios en Su nombre. Los que ayudan a otros en nombre de Jesús, a librarse del mal.

Hoy en día hay muchos esposos a los que les falta el amor. Son los más pobres de entre los pobres. Necesitan a alguien que les comprenda, que les guíe, que les enseñe a amar. Están perdidos, como ovejas sin pastor. Vamos a rescatarlos en nombre del Señor. Él nos necesita, para Él somos importantes, porque ha querido concedernos la misión de salvarlos. Nos preparamos a conciencia para el retiro de Málaga del próximo fin de semana, donde 95 matrimonios nos reuniremos en el nombre del Señor.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Alberto: Hay un matrimonio que lo está pasando fatal este fin de semana. Vamos a llamarles y quedar con ellos.
Mercedes: Pero este fin de semana, tenemos muchas cosas que hacer.
Alberto: Mercedes, el Señor nos necesita. Ellos están sufriendo. Y nosotros podemos organizarnos y tener tiempo para todo, también para nosotros. Tenemos que mostrarles que hay otro camino mejor, que se están mirando mal, dejándose llevar por sus sensaciones. Que se están perdiendo algo grande y hermoso por la dureza de su corazón.
Mercedes: Vale, pero luego me tienes que compensar ¿Vale?
Alberto: Valeeee. ¿Qué quieres? ¿Cenita juntos el sábado?
Mercedes: Trato hecho!! Gracias por tirar de mí, Alberto. Me siento orgullosa de ti.

Madre,

El Señor ha querido necesitarnos. Es un honor trabajar para Él. Es una alegría ver que los que sufren se sanan. Es impagable la obra de la que nos está haciendo partícipes. Gloria a Dios!!

2 pensamientos en “Les falta el amor. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 9, 46-50

  1. María

    Buenas tardes, mil gracias por vuestra ayuda diaria…Bendito sea Dios!!! Siguiendo vuestra “guía” estoy aprendiendo a amar…pero, ¿qué ocurre cuando quien tenemos al lado, no se deja ayudar?…¿Cómo cultivar la paciencia y la fe?

    Que Dios os bendiga; gracias por todo.

    Responder
    1. Proyecto Amor Conyugal Autor

      Hola María.
      Hacer que otro ame, no está ni siquiera en las manos de Dios, porque el amor sin libertad no es amor.
      Pero nada nos impide amar y entregarnos al que no se deja ayuda, aunque a veces, no lo aceptemos por nuestra soberbia.
      A nosotros nos ayuda ver a Cristo en la Cruz, rodeado de gente que no se dejó ayudar. Pero ofreció su Sacrificio y Dios hizo el gran milagro. Casi siempre, nuestros sacrificios tienen más fuerza que nuestros actos directos. La Virgen de Fátima pidió a los niños “sacrificios y oración por los pecadores”. Y prometió que cambiaría el mundo. ¿Estoy dispuesto a ofrecer sacrificios y oración por mi esposo y confiar en la acción de Dios con Esperanza?
      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *