Un gozo para la eternidad. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 1, 26-38

EVANGELIO

Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 1, 26-38

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo:
«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo».
Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo:
«No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin».
Y María dijo al ángel:
«¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?».
El ángel le contestó:
«El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, “porque para Dios nada hay imposible».
María contestó:
«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra».
Y el ángel se retiró.

Palabra del Señor.

Notas: 

  1. Retiro para matrimonios en BARCELONA 15 a 17 de diciembre. Accede a toda la información aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN

Un gozo para la eternidad.

¡Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo! Son palabras de enorme gozo para toda la eternidad.
Bendita seas Madre y bendito el fruto de tu vientre. Dios tenía un proyecto de Amor para la humanidad, Adán y Eva rompieron la alianza con Dios. Pero donde abundó el pecado, sobreabundó Tu gracia y anuncias un plan de salvación.

Hoy celebramos el día de la Inmaculada Concepción de María. Ha habido dos inmaculadas en la historia de la humanidad: Eva y María. La primera quiso determinar lo que está bien y lo que está mal por sí misma, como si fuera Dios. La segunda dice que sí al plan de Dios sin entenderlo ni conocerlo. El sí de María no es un sí a lo que estaba ocurriendo en el momento, sino un sí a todo lo que pudiera venir en el futuro. María arriesgaba su vida y su reputación y las ponía en manos de Dios. Un sí a lo desconocido en una plena confianza en Él.

Señor, nosotros también hemos dicho “sí” a la llamada que nos habéis hecho, a nuestra vocación como esposos cristianos, y tampoco controlamos el futuro, ni el propio ni el de nuestro esposo, pero hemos dicho sí para toda la vida confiando en Ti. Gracias por darnos una Madre que nos enseña y nos lleva de la mano hacia el gozo eterno.

Aterrizado a la vida matrimonial:

María: A vosotros os llamo a un Proyecto de Amor para matrimonios y familias. Os necesito para reconquistar la verdad del matrimonio como Dios lo pensó.
Matrimonios de Proyecto Amor Conyugal: Madre, si nosotros somos muy poca cosa, y nuestro matrimonio es muy frágil.
María: Creed y confiad. Yo estaré con vosotros. Mi Proyecto se hará grande. Hay muchos esposos sufriendo y necesitan que les acoja en mis brazos maternales.
Matrimonios: Aquí estamos los esclavos de la Esclava del Señor.

Madre,

Te hemos dicho “sí” y hemos dicho “sí” a Proyecto Amor Conyugal, Tu Proyecto para Matrimonios. Hemos confiado nuestro futuro en Tus manos, Madre. No somos dignos de esta misión tan importante, que nos supera. Pero estamos encantados de trabajar para ti ¿Qué puede haber más hermoso? Hoy nos unimos a Ti en la Anunciación y, a tus pies, nos adherimos a Tu respuesta confiada a Dios. Gracias Bendita Madre por contar con estos matrimonios que te hemos dicho sí. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *