Esposos asalariados

¿Esposos asalariados? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 10, 11-18

EVANGELIO

El buen pastor da la vida por las ovejas
Lectura del santo Evangelio según san Juan 10, 11-18

En aquel tiempo, dijo Jesús:
«Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.
Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas.
Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a esas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor.
Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre».

Palabra del Señor.

¿Esposos asalariados?

El Pastor es el Señor, y las ovejas le pertenecemos. En este Evangelio hay una frase de la que sí nos podemos sentir protagonistas. El asalariado abandona las ovejas cuando viene el lobo. A nosotros se nos han confiado unas ovejas, principalmente mi esposo, que fue creado para mí, y mis hijos.
¿Cómo actúo con ellos? ¿Cómo asalariado que espera recibir una recompensa por cada acto de amor que realiza, o como enviado del Pastor, que me pide que dé mi vida en Su nombre si hace falta cuando aparece el lobo?

Aterrizado a la vida Matrimonial:

Ana: Mi esposo está siendo presa de su vanidad en el trabajo. Busca su éxito profesional por encima de todo y me tiene olvidada. Sólo había de trabajo, sólo le preocupan las cosas de su trabajo.
Juan: Mi esposa Ana, está pueda de sus angustias y sus miedos. Está pendiente lo que dicen de ella, de sí le pueden perdón, no olvida nada del daño que le haya hecho, aunque le haya pedido perdón mil veces. No hay manera de sanar sus heridas y está sumida en su dolor.
Matrimonio Tutor: Y ¿qué creéis que os pide Dios que deis por la liberación de vuestro esposo? ¿estáis dispuestos a dar la vida el uno por la liberación del otro en el nombre del Señor? Esto implica mucha comprensión…

Madre,

No queremos enterarnos de lo que supone el amor. Es bellísimo, pero exige el pago previo de la entrega. Danos la libertad para donarnos y la felicidad de haberlo hecho. Por Jesucristo tu Hijo, Nuestro Señor. Amén.

2 pensamientos en “¿Esposos asalariados? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 10, 11-18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *