¿Decidir o discernir? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 11, 27-33

EVANGELIO

¿Con qué autoridad haces esto?
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 11, 27-33

En aquel tiempo, Jesús y los discípulos volvieron a Jerusalén y, mientras este paseaba por el templo, se le acercaron los sumos sacerdotes, los escribas y los ancianos y le decían:
«¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejante autoridad para hacer esto? ».
Jesús les respondió:
«Os voy a hacer una pregunta y, si me contestáis, os diré con qué autoridad hago esto: El bautismo de Juan ¿era del cielo o de los hombres? Contestadme».
Se pusieron a deliberar:
«Si decimos que es del cielo, dirá: “¿Y por qué no le habéis creído?” ¿Pero cómo vamos a decir que es de los hombres?».
(Temían a la gente, porque todo el mundo estaba convencido de que Juan era un profeta.)
Y respondieron a Jesús:
«No sabemos».
Jesús les replicó:
«Pues tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones:

¿Decidir o discernir?

A veces nos quejamos de que Dios calla o no interviene, y a lo mejor su silencio es una manera de hablarnos. Hoy hace esto con los sumos sacerdotes, que en el fondo no buscaban la verdad, sino sus intereses. Muchas veces no le pido a Dios para que se haga su voluntad, sino que pido pensando en mis intereses. El problema es que, si no busco la verdad no puedo encontrarme con el que es la Verdad. En cambio, cuando acepto las cosas como Dios quiere, y me pongo en Sus manos, Él me responde como Padre.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juanjo: Mi matrimonio es nulo, seguro.
Matrimonio Tutor: ¿Por qué estás tan seguro?
Juanjo: Porque lo sé, y porque me lo dijo un cura.
Matrimonio Tutor: Pero tú estás conviviendo con otra mujer ¿no?
Juanjo: Sí, porque lo de la nulidad es un mero trámite. Eso está hecho.
Matrimonio Tutor: Juanjo, con todo el cariño, busca la voluntad de Dios en tu vida, porque si no, no vas a ser feliz nunca. Puede que te parezca que las cosas son de una forma, puede que contemples unas variables y no seas capaz de ver otras que no conoces. Dios en cambio las conoce todas.
(Al cabo de un año)
Juanjo: Quería daros las gracias por vuestro acompañamiento en este tiempo. Dios quería redimir mi matrimonio, y yo lo estaba despreciando. Puede que hubiera motivos para la nulidad, pero aun así, Dios ha querido que restauremos la caña cascada. Ahora nos vemos de otra manera y hemos recuperado nuestra familia. Hay todavía mucho que sanar, pero estamos en camino. Gracias, porque estaba ciego y me ayudasteis a discernir, y discernir no es decidir entre varias opciones, discernir es descubrir la voluntad de Dios.
Matrimonio Tutor: Estamos emocionados de volver a ver a vuestra familia reunida. Todos los esfuerzos han merecido la pena ¡Gloria a Dios!

Madre,

Las cosas de Dios son de Dios, y el matrimonio es un sacramento creado por Dios. Qué poco sabemos de este grandísimo misterio y sin embargo, todos nos consideramos con capacidad para dar consejos. Dios es el verdadero maestro del amor. Que nos dejemos enseñar y guiar por Él. Alabado sea por siempre.

2 pensamientos en “¿Decidir o discernir? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 11, 27-33

  1. Petra

    El modelo a seguir en el matrimonio, lo tenemos en Cristo con Su Iglesia y María y José…
    Más desagravios que le hacemos a Jesús los cristianos… Y, Él no nos pide “la nulidad”…
    María y José parecían tener motivos para “anular su compromiso prematrimonial”…, al aparecer María embarazada… Sin embargo, ambos prometidos disciernen cuál es la voluntad de Dios y…
    Pongamos a Ellos, Jesús y María, como guías de nuestro matrimonio.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *