De la espera a la Esperanza. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 21, 25-28. 34-36

La vida en el matrimonio es disfrutar pero también sufrir. Todo son oportunidades para amar y recibir a Cristo. El Adviento es tiempo de carencia y espera de la venida del Mesías.

EVANGELIO

Se acerca vuestra liberación
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 21, 25-28. 34-36

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y el oleaje, desfalleciendo los hombres por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues las potencias del cielo serán sacudidas.
Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y gloria.
Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación.
Tened cuidado de vosotros, no sea que se emboten vuestros corazones con juergas, borracheras y las inquietudes de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra.
Estad, pues, despiertos en todo tiempo, pidiendo que podáis escapar de todo lo que está por suceder y manteneros en pie ante el Hijo del hombre».

Palabra del Señor.
Avisos:

  • Retiro en Navarra: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier) Infórmate aquí: http://wp.me/p6AdRz-1r4
  • Retiro en Madrid: 18-20 de enero (Casa Oblatos)
  • Anuncio en Valencia: (Inauguramos ciudad!!) Viernes 25 de enero a las 20:30 en la parroquia de San Pascual Bailón.
  • Retiro en Sevilla: 15-17 de febrero en Betania
  • Retiro en Madrid: 22-24 de febrero (El Escorial)
  • Retiro en Madrid: 8-10 de marzo (Casa Oblatos)

De la espera a la Esperanza.

Vivimos la vida a veces como una carga y nuestras dificultades en nuestro matrimonio como una mala suerte. Pero hoy el Señor nos dice que se acerca nuestra liberación. Y todo lo que vivimos son oportunidades para alcanzarla. No desaprovechemos estas ocasiones para amar y recibir a Cristo como se merece. Gracias Señor por esta oportunidad de esperarte para unirme a ti. Amén.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Matrimonio Tutor: Nosotros también buscábamos lo bueno y disfrutar a todas horas. Pero entendimos que la vida no es siempre disfrutar. Hay momentos para llorar, momentos para reír, momentos para disfrutar y momentos para sufrir, momentos para esperar y momentos para recibir… Así es la vida. Y uno tiene dos opciones: Aprovechar y dar gracias sólo por los momentos buenos y vivir condicionados a que lleguen, o aprovechar también los momentos difíciles y acabar dando gracias también por ellos porque de ellos se sacan muchos frutos y muchas satisfacciones.
Ana: Tenéis razón. Si no, se pierde uno la mitad de la vida. Quiero que me enseñéis a saborear también esos otros momentos que de primeras, no se ven tan agradables.
Matrimonio Tutor: Pues mira, ahora empieza el adviento. Es un tiempo de espera, un tiempo de carencia, de austeridad, de sacrificio. Pero vivir bien la espera se llama Esperanza, porque nos preparamos para la venida del Niño, del esperado Mesías, el Salvador. Dios quiere que lo vivamos así, para disfrutar mucho más de Su venida. Vive ahora esta misma situación con tu esposo, sabiendo que algún día, Dios os regalará una unión muy especial.

Madre,

Así deseo esperar al Señor, sin perderme lo más mínimo de lo que venga de Él. No dejes que mi alma se duerma, danos la “cafeína” espiritual para estar despiertos: Con un continuo esfuerzo por no pecar, no ofender a mi esposo y amarle, olvidándome de mí. Concédeme que le ayude a prepararse para recibir también Su abrazo Divino. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *