Cuando menos se lo merece. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 3, 13-19

EVANGELIO

Llamó a los que quiso para que estuvieran con él
Lectura del santo evangelio según san Marcos 3, 13-19

En aquel tiempo, Jesús subió al monte, llamó a los que quiso y se fueron con él. E instituyo doce para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar, y que tuvieran autoridad para expulsar demonios: Simón, a quien puso de nombre Pedro, Santiago el de Zebedeo y Juan, el hermano de Santiago, a quienes puso el nombre de Boanerges, es decir hijos del trueno, Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el de Caná y Judas Iscariote, el que lo entregó.

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Anuncio en Marbella: Hoy 19 de enero. Parroquia Santo Cristo del Calvario. 20:30h
  • Anuncio en Córdoba:  Mañana 20 de enero. Parroquia Ntra. Sra. de la Consolación 18h. C/ Historiador Dozy 20
  • Testimonio en Barcelona (Maribel y Marcus): 20 de enero a las 17h. Basílica de la Purísima Concepción. Aragó 299, Barcelona.
  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero a las 11:30 en la Parroquia del Espíritu SantoCalle San Isidro Labrador. Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103

Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN

Cuando menos se lo merece.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

El Señor ora antes de elegir a los que quiso que estuvieran con Él. ¿Porque se lo merecen? No, porque quiso. El Señor reza, se une con el Padre y con el Espíritu Santo en oración, para elegirme a mí, para mi vocación y para mi esposo, y a mi esposo para mí. Y nos da autoridad para expulsar demonios. Nos da autoridad para sanarnos mutuamente, para superar las dificultades de la vida. Y esto nos lo tenemos que creer firmemente.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Rosa: (Piensa: Hay que ver, qué racha llevamos. Yo no puedo con esto. Es demasiado para mí.)
Ramón: (Piensa: No veas la cara que lleva hoy. ¿Qué mosca le habrá picado? Seguro que recibo… ¡No! En realidad esto no funciona así. Mi esposa la ha creado Dios para mí, y me ha dado poder para expulsar demonios, así que es el momento de quererla. Cuando menos se lo merece es cuando más me necesita. Es el momento de ayudarla a salir de su dificultad. Y yo ya no soy Ramón, soy RosaRamón. Así que a por ello, que me necesita.) ¡Hola cariño! (con una sonrisa tierna) ¿Qué te pasa a ti, bonita mía? Te veo tristoncilla…
Rosa: (Piensa: ¡Uy! Si está haciendo un esfuerzo por animarme. ¡Qué bonito es! La verdad es que no me lo merezco. Está claro que Dios lo ha elegido para mí y que sólo él puede sacarme de estas crisis que me dan. Tengo que hacer un esfuerzo para que sienta lo mucho que le agradezco su actitud y su interés por mí. Dios me ha dado poder para echar demonios.)
Ramón: Venga, ¿qué te pasa? Cuéntamelo, yo te cuido.
Rosa: Muchas gracias, Ramón. Te necesito mucho. Sólo tú te das cuenta cuando estoy triste. Sólo tú me sabes animar así. Tengo muchas ganas de contarte lo que me pasa. Sólo me apetece contártelo a ti.
(Y los demonios huyeron despavoridos, y el Espíritu alimentó las almas de Rosa y Ramón.)

Madre,

El Señor no se ha equivocado cuando nos ha unido. Debe dolerle mucho cada vez que dudamos de su decisión o cada vez que renegamos de nuestra vocación de esposos, o nos burlamos. Cuando escucho a alguien hablar de su matrimonio en tono burlesco, me duele casi tanto como si se burlasen de Dios. Estoy seguro que a ti también, y que es el sentimiento que Dios permite que sintamos. El matrimonio es sagrado, es un camino de santidad, y es el camino que Dios ha elegido para mí. Alabado sea el Señor por darme esta vocación tan grande y tan hermosa. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *