Con la “garantía” sellada. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 9, 14-29

La “garantía” de que mi matrimonio va a funcionar es la oración, que debe llevar el sello del Espíritu Santo para activarse.

EVANGELIO

Creo, Señor, pero ayuda mi falta de fe
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 9, 14-29

En aquel tiempo, cuando Jesús y los tres discípulos bajaron de la montaña y volvieron a donde estaban los demás discípulos, vieron mucha gente alrededor, y a unos escribas discutiendo con ellos.
Al ver a Jesús, la gente se sorprendió, y corrió a saludarlo.
Él les preguntó:
«¿De qué discutís?».
Uno de la gente le contestó:
«Maestro, te he traído a mí hijo; tiene un espíritu que no lo deja hablar y, cuando lo agarra, lo tira al suelo, echa espumarajos, rechina los dientes y se queda rígido. He pedido a tus discípulos que lo echen, y no han sido capaces».
Él, tomando la palabra, les dice:
«¡Generación incrédula! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo os tendré que soportar? Traédmelo».
Se lo llevaron.
El espíritu, en cuanto vio a Jesús, retorció al niño; este cayó por tierra y se revolcaba echando espumarajos.
Jesús preguntó al padre:
« ¿Cuánto tiempo hace que le pasa esto?».
Contestó él:
«Desde pequeño. Y muchas veces hasta lo ha echado al fuego y al agua, para acabar con él. Si algo puedes, ten compasión de nosotros y ayúdanos».
Jesús replicó:
«¿Si puedo? Todo es posible al que tiene fe».
Entonces el padre del muchacho se puso a gritar:
«Creo, pero ayuda mi falta de fe».
Jesús, al ver que acudía gente, increpó al espíritu inmundo, diciendo:
«Espíritu mudo y sordo, yo te lo mando: sal de él y no vuelvas a entrar en él».
Gritando y sacudiéndolo violentamente, salió.
El niño se quedó como un cadáver, de modo que muchos decían que estaba muerto.
Pero Jesús lo levantó cogiéndolo de la mano y el niño se puso en pie.
Al entrar en casa, sus discípulos le preguntaron a solas:
«¿Por qué no pudimos echarlo nosotros?»
Él les respondió:
«Esta especie sólo puede salir con oración».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

Con la “garantía” sellada.

Dios puede lo que nosotros no podemos, Él es el Creador. Si algo falla en nosotros ¿No sabrá Él cómo arreglarlo? Cuando abrimos la caja de un reloj, un electrodoméstico o cualquier artículo de tecnología, encontramos una hojita que pone “Garantía”, y te la sellan para que se pueda demostrar que se ha activado. Así, cuando algo falla, en el período de garantía, se puede enviar al fabricante para que lo vuelva a dejar como nuevo.

Pues bien, nuestra hoja de “garantía” es la oración, y debe estar sellada con el sello del Espíritu Santo, para activarse. Además, es una “garantía” de por vida e incluye el mal uso que hacemos de lo que hemos recibido. De manera que, cuando algo no funciona como “al principio” se le pide al Creador que lo arregle. Así que, o mantenemos una vida de gracia en la que caminemos cerca de Él, o nos tendremos que conformar con nuestras fuerzas, con las que podemos bastante poco, por no decir nada.

Ánimo, esposos, y no perdamos la “garantía” que nos dará la seguridad de que nuestro matrimonio ¡¡va a funcionar!!

Aterrizado a la vida matrimonial:

David: Lo he intentado todo, y no sé qué más hacer. Mi esposa está desequilibrada. Con un tratamiento médico, se resolvería esta situación.
Matrimonio Tutor: David, ¿estás seguro de que la solución es que tu mujer se tome una pastilla para que esté medio grogui? Nosotros creemos que no, que lo que os falta a los dos es purificar vuestro corazón para ser capaces de amar con el Amor de Dios. Eso se consigue a base de recibir con frecuencia los sacramentos y mucha oración juntos.
(Al cabo de un tiempo)
Matrimonio Tutor: ¿Qué tal vais, David?
David: Mucho mejor. Está habiendo un cambio impresionante. Hasta nuestros hijos nos lo dicen. Desde que nos mostrasteis el camino, además de ir al Itinerario para Matrimonios, empezamos a rezar juntos y sin fallar ni un solo día. El resultado está siendo espectacular. Nuestro matrimonio está siendo totalmente renovado. Nos estamos enamorando el uno del otro con mucha más fuerza que al principio. ¡Impresionante!

Madre,

Si Dios nos ha creado, si Él es el autor del matrimonio, si Él es Amor ¿A quién vamos a acudir para resolver nuestras cuestiones de amor? Él nos ha sanado, a nosotros y a otros muchos matrimonios. Todos somos testigos de que Él puede hacer lo que para nosotros es imposible. ¡¡Alabado sea el Señor!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *