Capacitados para salvar. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 14, 12-14

Esposos, vayamos a visitar a los matrimonios que necesitan ayuda, que ¡¡son muchos!! Apuntaos a colaborar como Matrimonios Tutores que acompañan a otros, y os pagarán en la resurrección de los justos.

EVANGELIO

No invites a tus amigos, sino a pobres y lisiados
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 14, 12-14

En aquel tiempo, dijo Jesús a uno de los principales fariseos que lo había invitado:
«Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; y serás bienaventurado, porque no pueden pagarte; te pagarán en la resurrección de los justos».

Palabra del Señor.

Notas: Próximas misiones.

  • Anuncios en Madrid noviembre:
    • Viernes 16 a las 20h en San Jorge
    • Fuenlabrada: Domingo 18 a las 18:30 en San Esteban Protomártir
    • Martes 20 a las 20:30h en San Juan Crisóstomo
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón) Apertura de inscripciones jueves 18/10 a las 20h. Infórmate aquí: http://wp.me/p6AdRz-1px
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier) Infórmate e inscríbete aquí: http://wp.me/p6AdRz-1r4
  • Ver más en http://proyectoamorconyugal.es/misiones-y-noticias/

Capacitados para salvar.

Buscamos estar rodeados de la gente que nos cae bien, con los que estamos a gusto, aquellos con los que sintonizamos. Es habitual el “yo me lo guiso y yo me lo como” de las comunidades cristianas, en las que se organizan muchas actividades a las que siempre asistimos los mismos. Pero ¿y los pobres, lisiados, cojos y ciegos?

Mi matrimonio es un servicio a la Iglesia y al mundo, no solo por traer niños y educarlos, que ya de por sí es una aportación impresionante, sino también se nos pide (por el bautismo) nuestra colaboración en la misión sacerdotal y profética de Cristo. Sacerdotal en cuanto al ofrecimiento de sacrificios (unidos siempre al sacrificio de Cristo) por la redención de otros, y profética, en cuanto a mostrar al que es la Verdad, fundamentalmente a través de nuestra unidad (mirad cómo se aman). Pero si no nos acercamos a los pobres, lisiados, cojos y ciegos ¿cómo vamos a realizar esta labor?

Esposos, salgamos de nuestra zona de confort y vayamos a visitar a esos matrimonios que necesitan ayuda, que ¡¡son muchos!! Apuntaos a colaborar como Matrimonios Tutores, matrimonios que acompañan a otros, y os pagarán en la resurrección de los justos.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juan: Nuestro problema es que a mi esposa le han diagnosticado un trastorno de personalidad. Claro, yo entiendo que cometo fallos, pero ante su problema, todo queda condicionado y nuestro matrimonio se hace insoportable. Tiene grandes desajustes emocionales, ira descontrolada…
Matrimonio Tutor: Juan, ¿y qué te parece que hagamos? ¿La desechamos porque tiene una enfermedad siquiátrica? Vamos a suponer que eso fuese cierto, que ya nos hemos encontrado con muchos casos en que los supuestos trastornos se quedan en nada cuando hay amor entre los esposos y encima, el diagnosticado ha tenido que lidiar con esa etiqueta que tanto le ha condicionado la vida. Pero aun así, vamos a suponer que hay una enfermedad que requiere de un tratamiento. ¿Crees que si ella se sintiese querida se suavizarían muchísimo los síntomas de su enfermedad e incluso podría sanarse? ¿Crees que Cristo puede sanarla?
Juan: La verdad, creo que sí. A ambas cosas digo que sí.
Matrimonio Tutor: Juan, tienes una misión difícil, pero preciosa, que es la de ayudar a tu esposa a salir de su enfermedad o de su situación actual. No es su problema, es vuestro problema, porque ya no sois dos, sino una sola carne. Ello implica tu sacrificio, claro está, porque tendrás que soportar frases duras, amenazas, situaciones complicadas, escenas desagradables ante vuestros hijos… Pero tu Sacramento del Matrimonio está unido al Sacramento de la Redención desde que Cristo se entregó a la Iglesia como Esposo. Puedes redimir esta situación con tu entrega, Juan, y esto es lo que Dios te pide. ¿Crees que puede haber una misión más hermosa para ti en este mundo?
Juan: No. No la hay. Gracias por darle sentido a mi vida y a mis circunstancias de ahora mismo.
Matrimonio Tutor: Y a tus hijos, enséñales cómo amar en esta dificultad, y habrás ganado el Reino también para ellos.

Madre,

Cuánto bien están haciendo los Matrimonios Tutores. Qué cantidad de milagros se producen con su entrega constante para llevar el Evangelio a otros matrimonios. Alabado sea el Señor que nos da un enorme poder redentor a través de nuestro Sacramento del Matrimonio. Bendito sea por siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *