Archivo por meses: julio 2018

Ojos que ven, corazón que… Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 13, 10-17

EVANGELIO

A vosotros se os ha concedido conocer los secretos del reino de los cielos y a ellos no
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 13, 10-17

En aquel tiempo, se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron:
«¿Por qué les hablas en parábolas?»
Él les contestó:
«A vosotros se os han dado a conocer los secretos del reino de los cielos y a ellos no. Porque al que tiene se le dará y tendrá de sobra, y al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Por eso les hablo en parábolas, porque miran sin ver y escuchan sin oír ni entender. Así se cumple en ellos la profecía de Isaías:
“Oiréis con los oídos sin entender; miraréis con los ojos sin ver; porque está embotado el corazón de este pueblo, son duros de oído, han cerrado los ojos; para no ver con los ojos, ni oír con los oídos, ni entender con el corazón, ni convertirse para que yo los cure”.
Pero bienaventurados vuestros ojos porque ven, y vuestros oídos, porque oyen.
En verdad os digo que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis y no lo vieron, y oír lo que oís y no lo oyeron».

Palabra del Señor.

Notas: Próximas misiones.

  • Retiro en Madrid: 7, 8 y 9 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro en Madrid: 14, 15 y 16 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro Málaga y Mallorca en Málaga y campamento para los niños: 05, 06 y 07 de octubre. Casa Diocesana. Infórmate aquí: http://proyectoamorconyugal.es/?p=4926
  • Retiro en Barcelona: 26, 27 y 28 de octubre (Casa de Espiritualidad María Inmaculada. Tiana).
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón)
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier)

Ojos que ven, corazón que…

Qué descripción tan buena hace el Señor. Por el pecado, oímos sin entender y miramos sin ver. Cuántas veces he experimentado esto en mí, hasta que un día estoy abierto a entender y entonces entiendo. Cuántas veces lo veo ahora en otros matrimonios. Y se experimenta una impotencia enorme, porque sólo hay un tipo de matrimonio que no se puede arreglar: Los que no quieren ver, oír o/y esforzarse. Los que no están abiertos a ver ni oír lo que se les dice. El Señor utilizaba parábolas, que eran como historietas. Nosotros le imitamos y hacemos lo mismo con pequeñas escenas cotidianas. Parece que viéndolas en otros matrimonios, se nos abren los ojos, y ojos que ven, corazón que se convierte.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Manuel: Recuerdo cuántas veces me decía mi esposa que tenía un apego con el dinero. Yo pensaba que eran cosas suyas, y esto me reafirmaba más en mi postura, pero un día el Señor me hizo ver en la oración que me dolía cuando se gastaba dinero y me enfadaba. El Señor me hizo ver que si me enfadaba es porque realmente había un desorden en mi interior que tenía que superar. Ella también descubrió que gastaba demasiado, y los dos nos ayudamos mutuamente a convertir la economía del hogar en un proyecto común.
Alicia: Mi esposo me decía que era rencorosa. Pero yo estaba cegada por el daño que me habían hecho y que encima no me habían pedido perdón. El Señor me hizo ver en la oración juntos, que ese rencor me estaba consumiendo y que podía apartarlo de mí, sin más, perdonar y liberarme. Desde entonces vuelvo a tener la paz que no tenía. Y mi esposo me ayudó, comprendiendo mi debilidad y ayudándome desde abajo y no con exigencias como antes.
Manuel y Alicia: Dios nos hizo ver cuánto nos necesitamos el uno al otro. Somos un don de Dios el uno para el otro.

Madre,

Dios nos ha puesto al uno al otro como un auxilio, y no somos capaces de verlo. Necesitamos seguir purificando nuestro corazón para ser capaces de ver el plan de Dios en nuestro matrimonio. Ayúdanos Madre. Amén.

El cáliz de la grandeza. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 20, 20-28

EVANGELIO

Mi cáliz lo beberéis
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 20, 20-28

En aquel tiempo, se acercó a Jesús la madre de los hijos de los Zebedeos con sus hijos y se postró para hacerle una petición.
Él le preguntó:
¿«Qué deseas?».
Ella contestó:
«Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda».
Pero Jesús replicó:
«No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber?».
Contestaron:
«Podemos».
Él les dijo:
«Mi cáliz lo beberéis; pero sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre».
Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra los dos hermanos. Y llamándolos, Jesús les dijo:
«Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo.
Igual que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos».

Palabra del Señor.

Notas: Próximas misiones.

  • Retiro en Madrid: 7, 8 y 9 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro en Madrid: 14, 15 y 16 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro Málaga y Mallorca en Málaga y campamento para los niños: 05, 06 y 07 de octubre. Casa Diocesana. Infórmate aquí: http://proyectoamorconyugal.es/?p=4926
  • Retiro en Barcelona: 26, 27 y 28 de octubre (Casa de Espiritualidad María Inmaculada. Tiana).
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón)
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier)

El cáliz de la grandeza.

Celebramos hoy la solemnidad de Santiago Apóstol. Él pasó de querer ser el primero a perder su vida por amor a Cristo y a aquellas gentes difíciles de España a las que Evangelizó con la ayuda de la Virgen del Pilar. Eso le hizo grande.

Hoy, somos nosotros, los esposos, los que te pedimos: Señor, concédenos vivir el matrimonio, uno a Tu derecha y otro a Tu izquierda. Y Tu respuesta es la misma que en el Evangelio: ¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber? Es el Viacrucis del matrimonio, donde a veces nos sentimos juzgados injustamente, a veces no se nos valora con la dignidad que nos corresponde, otras cargamos con la cruz del pecado de nuestro esposo, otras tenemos sed,… y que en definitiva consiste en entregarnos como Tú.

Es un honor ser tus cirineos en Tu camino del Viacrucis, y más hermoso, sería vivirlo como Tú: En silencio, con ternura, con el “no os preocupéis por mí”, o el “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”… La clave nos la das al final: Dar mi vida en rescate por mi esposo. No que me la quite, sino darla. Seguirte es lo que nos hace grandes.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Marta: Me he dado cuenta de que he estado toda mi vida buscando ser feliz en mi matrimonios, pero resulta que va cada vez peor. En el fondo sé que lo que buscaba era mi complacencia. Ahora hay mucha destrucción y mucha distancia entre nosotros. ¿Qué puedo hacer?
Matrimonio Tutor: ¿A qué estás dispuesta?
Marta: A todo.
Matrimonio Tutor: ¿A sacrificarte por la salvación de tu matrimonio?
Marta: Sí. A lo que haga falta.
Matrimonio Tutor: Bien. Pues tú eres una mujer lista, conoces a tu esposo, y sabes qué ir haciendo para ir recuperando tu matrimonio poco a poco. Atenciones especiales que sepas que le gustan, acompañarle en sus aficiones, servirle… Cuando tengas la lista, nos trazamos un plan juntos por la reconquista de vuestra unión. El amor se sana poniendo amor. Vertiendo agua cristalina en un vaso de agua sucia, se va limpiando hasta que queda transparente. ¿Te parece bien?
Marta: A luchar por mi matrimonio y mi familia!!
Matrimonio Tutor: Una maravilla. Así da gusto.

Madre,

Las batallas contra el amor, se ganan poniendo amor. Tu Hijo lo sabía bien, y lo entregó todo para ganar nuestras almas. Y Tú también. Por eso confiamos en ti, porque sabemos que nunca nos fallarás, como no le fallaste al apóstol Santiago. Bendita seas Madre, que te implicas hasta el final por la salvación de tus hijos esposos.

¿Quién gobierna mi amor? Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 12, 46-50

EVANGELIO

Señalando con la mano a los discípulos, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos»
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 12, 46-50

En aquel tiempo, estaba Jesús hablando a la gente, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera, tratando de hablar con él.
Uno se lo avisó:
«Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren hablar contigo».
Pero él contestó al que le avisaba:
«¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?»
Y, extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo:
«Estos son mi madre y mis hermanos. El que haga la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese e mi hermano y mi hermana y mi madre».

Palabra del Señor.

Notas: Próximas misiones.

  • Retiro en Madrid: 7, 8 y 9 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro en Madrid: 14, 15 y 16 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro Málaga y Mallorca en Málaga y campamento para los niños: 05, 06 y 07 de octubre. Casa Diocesana. Infórmate aquí: http://proyectoamorconyugal.es/?p=4926
  • Retiro en Barcelona: 26, 27 y 28 de octubre (Casa de Espiritualidad María Inmaculada. Tiana).
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón)
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier)

¿Quién gobierna mi amor?

¿Amo según la carne o amo según el espíritu? ¿Quién de los dos gobierna mi amor? El amor gobernado por la carne es ese que se deja dominar por los lazos carnales, y por tanto, es muy sensible a amar a aquellos por los que “siente” más cerca, más “míos”. En cambio, el amor según el espíritu es ese que se deja dominar por la voluntad de Dios.

Somos cuerpo de Cristo, y Él es la Cabeza. La Cabeza gobierna el Cuerpo ¿no?. Como miembros de Cristo, hacemos lo que dicta la voluntad de nuestra Cabeza y así es como estamos unidos a Él, como parte del mismo Cuerpo. Es la obediencia a Su voluntad, la que nos adhiere por medio de Su Espíritu. Y los lazos de Espíritu son más fuertes que la muerte.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Marcos y Carmen de novios: Somos iguales. Nos gustan las mismas cosas. Estamos hechos el uno para el otro.
Matrimonio Tutor: Estáis viviendo un enamoramiento. Es una época muy bonita, pero también una época de discernimiento. No es un tiempo para pasároslo bien solamente. Es un tiempo para que os demostréis el uno al otro que sois capaces de sacrificaros el uno por el otro, por amor. La castidad es fundamental en esta etapa, porque os demostráis que no os dejáis llevar por los impulsos de la carne, sino que os vais a entregar en cuerpo cuando esa entrega sea expresión de vuestra entrega total del uno al otro, en cuerpo y alma. Porque esa es la voluntad de Dios.
Marcos y Carmen, a los 4 años de casados: Nosotros dormimos con Alvarito de 2 años en el cuarto, y muchas veces lo metemos en nuestra cama. A él le gusta mucho dormir con nosotros.
Matrimonio Tutor: Eso no es bueno, ni para vuestro hijo ni para vuestra relación. Dios quiere que alimentéis vuestra unión conyugal, y el niño no puede estar en vuestro cuarto. A los 6 meses debe de dormir ya en otro cuarto.
Marcos y Carmen, a los 10 años de casados: Nosotros no salimos nunca, porque nos da cosa dejar a los niños. Sobre todo a la pequeña. ¿Y si llora?
Matrimonio Tutor: Si llora, que llore. No le va a pasar nada. Tiene que acostumbrarse, socializar con otras personas. Y vosotros necesitáis vuestros ratos de estar juntos, cenar, bailar, hablar de vuestras cosas… Dios os ha creado para que salgáis cada uno de sí mismo y entréis en el otro. Tenéis que haceros un solo corazón.
Marcos y Carmen a los 25 años de casados: No sentimos nada el uno por el otro. Creemos que nos hemos equivocado. No éramos conscientes de lo que hacíamos cuando nos casamos.
Matrimonio Tutor: Habéis entrado en una crisis, porque Dios no quiere que sigáis manteniendo una relación mediocre toda la vida. Quiere que empecéis de nuevo, que os redescubráis mutuamente. Quiere que construyáis una intimidad común, que estéis el uno en el otro. Quiere que seáis una sola alma. Quiere que viváis algo Grande!!

Madre,

Muchas veces nos andamos con romanticismos y nos olvidamos de la voluntad de Dios. Otras nos dejamos llevar por los apegos y nos volvemos a olvidar. Otras por la sequedad y nos seguimos olvidando. Sólo si seguimos la voluntad de Dios descubriremos la caridad conyugal, el tesoro que estamos llamados a vivir aquí en la Tierra. Señor, hágase Tu voluntad en nosotros. Es lo que nos une a ti. Amén.

Conectados a la Gracia. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 15, 1-8

EVANGELIO

El que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante
Lectura del santo Evangelio según san Juan 15, 1-8

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto.
Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros.
Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.
Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.
Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará.
Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos».

Palabra del Señor.

Notas: Próximas misiones.

  • Retiro en Madrid: 7, 8 y 9 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro en Madrid: 14, 15 y 16 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro Málaga y Mallorca en Málaga y campamento para los niños: 05, 06 y 07 de octubre. Casa Diocesana. Se abrirá el plazo de inscripción hoy lunes 23 de julio a las 19h. Infórmate aquí: http://proyectoamorconyugal.es/?p=4926
  • Retiro en Barcelona: 26, 27 y 28 de octubre (Casa de Espiritualidad María Inmaculada. Tiana).
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón)
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier)

Conectados a la Gracia.

Muchos matrimonios se quejan de que no les va bien. No avanzan. Y cuando les preguntamos si rezan juntos, nos responden que no tienen tiempo. ¿Tienes la batería del móvil cargada? ¿Y qué pasaría si no enchufas tu móvil al cargador un día? ¿Esperarías que funcionase? Pues así de gráfico y así de sencillo es nuestro Sacramento. Si no te conectas a la Gracia constantemente, no funciona. Lo siento. No le des más vueltas.

La oración juntos (a diario), la Confesión (cada dos semanas) y la Eucaristía (diaria), diríamos que son imprescindibles para que funcione nuestro matrimonio. La otra clave que nos pone el Señor es Su Palabra: “Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado”. Es Su Palabra la que reconduce nuestros criterios, los del esposo y la esposa. Y a medida que apuntamos hacia los criterios de Dios, iremos confluyendo entre nosotros, hasta hacernos uno.

Desengañaos, esposos, no somos nosotros los que conseguimos que nuestro amor mejore. Es Cristo, que vive en nosotros, quien lo hace. ¿Vamos a permanecer conectados a Su Gracia?

Aterrizado a la vida matrimonial:

Alba: Estaba muy agitada. Pensando mal de ti, pero fui esta mañana a la Eucaristía y el Señor, con su gracia me limpió de esos pensamientos.
Jesús: Gloria a Dios! Y a mí, hoy, con este Evangelio, me está desmoronando mi orgullo y mi soberbia. Yo no “sueno” por mí mismo, ni “alumbro” por mí mismo ni a ti ni a los niños. Soy como un altavoz que reproduce el sonido que le envía el amplificador. Soy como la luna que refleja la luz del sol. Si me desconecto de la Fuente, ¿Qué diré? Tonterías. Por tanto ¿A qué viene esa cabezonería mía de defender mis criterios? Lo que tengo que hacer es no dejar de rezar y de recibir al Señor.
Alba: Señor, no somos dignos de que entres en nuestra casa, pero una Palabra Tuya, bastará para sanarnos. Qué bonito, Jesús. No sabes lo que me enamora oírte hablar así. Qué fea es la soberbia y qué hermosa es la humildad. ¿Quieres hacerte uno conmigo esta noche?

Madre,

Estamos conectados a la Gracia, y somos testigos de lo que el Señor ha hecho en mi esposo, en mí y en nuestros hijos. Es una pasada. No soy digno de tanta gracia derramada. También soy consciente de lo mucho que Le queda por hacer en mí, pero como los frutos dependen de Él, yo permaneceré unido a Él, hasta que Él quiera producirlos, si quiere. Tengo tanta conciencia de que es Él quien lo hace, que ya no me desespero por no conseguirlo. Es Cristo quien vive en mí. Alabado sea y bendito sea por siempre. ¡Aleluya!

Piedras de toque. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 6, 30-34

EVANGELIO

Andaban como ovejas que no tienen pastor
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 6, 30-34

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo:
«Venid vosotros a solas a un lugar desierto a descansar un poco».
Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer.
Se fueron en barca a solas a un lugar desierto.
Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y se compadeció de ella, porque andaban como ovejas que no tienen pastor; y se puso a enseñarles muchas cosas.

Palabra del Señor.

Notas: Próximas misiones.

  • Retiro en Madrid: 7, 8 y 9 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro en Madrid: 14, 15 y 16 de septiembre (Casa de espiritualidad de Cristo Rey) Completo.
  • Retiro Málaga y Mallorca en Málaga y campamento para los niños: 05, 06 y 07 de octubre. Casa Diocesana. Se abrirá el plazo de inscripción mañana lunes 23 de julio a las 19h. Infórmate aquí: https://wp.me/p6AdRz-1hs
  • Retiro en Barcelona: 26, 27 y 28 de octubre (Casa de Espiritualidad María Inmaculada. Tiana).
  • Retiro en Valladolid: 23, 24 y 25 de noviembre (Casa de Espiritualidad Sagrado Corazón)
  • Retiro en Pamplona: 14, 15 y 16 de diciembre (Casa de Javier)

Piedras de toque.

Empiezo el día con muy buenos propósitos. Según van pasando las horas, me voy encontrando con las mismas “piedras de toque”. Las piedras de toque se utilizan para conocer la pureza de una pieza de oro o plata. Según la marca que dejan sobre ella al rallarla, se sabe el grado de pureza de la joya. Fijaos ¡Qué descriptivo!

Pues eso, que me voy encontrando con las mismas “piedras de toque”, cada vez que me coge dinero sin decírmelo y en la calle me encuentro que no tengo el dinero que creía tener, cada vez que le digo de ir a ver a mis padres y me contesta que hace mucho que no vamos a ver a los suyos, cada vez que le hablo y sigue leyendo el whatsapp sin prestarme atención, etc. Son “piedras de toque” que prueban la pureza de mi corazón. Puedo expresarlo o no, pero reconozco que a veces siento rabia, o pienso mal de él/ella, o me enerva…

Al final del día, llega mi corazón con todo esto encima, a ese gran momento de la oración. Ese rato en el que el Señor nos lleva a los esposos a un lugar desierto, con Él, y trae de nuevo la calma a nuestro corazón. Me muestra mis desórdenes, me vuelve a poner las prioridades en su sitio, y devuelve la paz a mi interior. Pido perdón a mi esposo y ya estoy listo para volver a experimentar la belleza del matrimonio, que nos hace santos día a día, con esas “piedras de toque” y la ayuda del Señor.

Listos para ir con el Señor a anunciar a la multitud sedienta, la belleza de nuestra vocación, aunque no tengamos tiempo casi ni para comer.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Ana: Estamos mal, se respira cierta tensión en casa, caras largas, de amargura… Nada de lo que digo, le parece bien y a mí tampoco me parece bien lo que dice él.
Matrimonio Tutor: Cristo entregó Su Cuerpo y por su Santa Sangre, ha abolido todas esas diferencias para haceros uno en Él. Contemplarle a Él, aprended de Él. Intimad con Él.
(Rezando juntos Ana y Carlos, su esposo)
Ana: Carlos, ya no es lo que piensas tú, ni lo que pienso yo. Cristo nos ama con un amor de comunión, que se dona y acoge, y es así como nos llama a amarnos. Así que dejemos de querer las cosas a nuestra manera y empecemos a amar a la manera de Dios hecho hombre, que se entregó hasta el extremo.
Carlos: Sí, podemos quedarnos toda la vida con este amor mundano y raquítico o podemos empezar a amarnos como Él y vivir algo grande.

Madre,

Cuánto nos ayudas en estos momentos de oración juntos. Gracias a ti y gracias a Dios por querer estar con nosotros hasta el fin de nuestros días. Alabado sea el Señor.