Archivo por días: 1 marzo, 2018

Más que un shock. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 16,19-31

EVANGELIO

Recibiste bienes, y Lázaro males: ahora él es aquí consolado, mientras que tú eres atormentado
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 16,19-31

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos:
«Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba cada día.
Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que caía de la mesa del rico.
Y hasta los perros venían y le lamían las llagas.
Sucedió que se murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abrahán.
Murió también el rico y fue enterrado. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritando, dijo:
“Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas. ”
Pero Abrahán le dijo:
“Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso ahora él es aquí consolado, mientras que tú eres atormentado.
Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que los que quieran cruzar desde aquí hacia vosotros no puedan hacerlo, ni tampoco pasar de ahí hasta nosotros.”
Él dijo:
“Te ruego, entonces, padre, que le mandes a casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos: que les dé testimonio de estas cosas, no sea que también ellos vengan a este lugar de tormento”.
Abrahán le dice:
“Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen”.
Pero él le dijo:
“No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a ellos, se arrepentirán.”
Abrahán le dijo:
“Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se convencerán ni aunque resucite un muerto.”»

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Anuncio en Pamplona: Domingo 11 de marzo a las 13h en la Parroquia de San Fermín.
  • Anuncio en Madrid: 6 de abril a las 21:15 Parroquia San Josemaría (Aravaca)
  • Anuncio en Mallorca: 20 y 21 de abril de 20 a 21 horas.
  • Retiro en Sevilla: 4 de mayo (a las 18;30) al 6 de mayo (a las 17:30). Casa de Betania C/ Mayor s/n SAN JUAN DE AZNALFARACHE Sevilla. (No se ha abierto aún la convocatoria. Os mantendremos informados).
  • Retiro en Madrid: 8, 9 y 10 de junio.
  • Retiro en Córdoba: 29 y 30 de junio y 1 de julio.

Más que un shock.

Cuando nos encontramos con alguien que no ha conocido el amor de Dios, especialmente cuando es nuestro esposo, nos planteamos qué podemos hacer para que se convierta. Asociamos la conversión con un “shock”, tipo conversión Paulina. Pero este Evangelio nos dice que no, que si no se escucha la Palabra, todo lo demás son fuegos artificiales.

Yo creo más en el testimonio de vida, que viene a ser algo así como: ¿Quieres que tu esposo se convierta? Conviértete tú. ¿Quieres que tu esposo cambie? Cambia tú. ¿Quieres que tu esposo ame? Ámale tú. Lo que nos convierte es ver el testimonio del que sigue a Jesús fielmente. Un esposo santo convierte a su cónyuge y al mundo.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Ana: Mi esposo no me acompaña en la fe. Estoy sufriendo muchísimo. ¿Qué puedo hacer?
Marta: Lo primero tienes que entender que la fe es un don. Puede que no haya llegado aun la llamada de Dios para él. Deja a Dios ser Dios. Tú céntrate en hacer lo que Dios te pide ¿Vale?
Ana: ¿Te refieres que no debo intentar que mi esposo se convierta?
Marta: Sí, pero no intentes forzarle, y sobre todo, no te enfades con él por ese motivo. Dios nos da libertad y tú tienes que dársela también a él. Plantéate cómo querría Dios que le administrases el don que te ha dado, el don de la fe, y desde luego utiliza Sus armas. Aplica el Evangelio en tu relación con él, y ya verás cómo acaba funcionando. A veces es nuestra actitud la que espanta a nuestros maridos. Haz con él lo que dice el Evangelio, y ya verás cómo acaba surtiendo efecto.
Ana: Ya, pero no soy una santa. No voy a ser capaz.
Marta: Bien, pero cuando caigas, pide perdón enseguida y vuelve a la carga. ¿Vale?
(Ana cambió, su esposo, admirado por el amor que recibía de ella, se acabó convirtiendo)

Madre,

Dios transforma el mundo a base de amor. Nosotros queremos transformarlo a nuestra manera, pero no es posible. Sólo el amor genera vida, sólo el amor genera amor. Alabado sea Dios que nos ama infinitamente. Amén.