Archivo por meses: enero 2018

Yo la esponja y tú el jabón. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 4, 1-20

EVANGELIO

Salió el sembrador a sembrar
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 4, 1-20

En aquel tiempo, Jesús se puso a enseñar otra vez junto al mar. Acudió un gentío tan enorme, que tuvo que subirse a una barca y, ya en el mar, se sentó; y el gentío se quedó en tierra junto al mar.
Les enseñaba muchos cosas con parábolas y les decía instruyéndoles:
«Escuchad: salió el sembrador a sembrar; al sembrar, algo cayó al borde del camino, vinieron los pájaros y se lo comieron. Otra parte cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra; como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y, por falta de raíz, se secó. Otra parte cayó entre abrojos; los abrojos crecieron, lo ahogaron, y no dio grano. El resto cayó en tierra buena: nació, creció y dio grano; y la cosecha fue del treinta o del sesenta o del ciento por uno».
Y añadió:
«El que tenga oídos para oír, que oiga».
Cuando se quedó a solas, los que lo rodeaban y los Doce le preguntaban el sentido de las parábolas.
Él les dijo:
«A vosotros se os ha dado el misterio del reino de Dios; en cambio a los de fuera todo se les presenta en parábolas, para que “por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan, no sea que se conviertan y sean perdonados”».
Y añadió:
«¿No entendéis esta parábola? ¿Pues, cómo vais a conocer todas las demás? El sembrador siembra la palabra. Hay unos que están al borde del camino donde se siembra la palabra; pero, en cuanto la escuchan, viene Satanás y se lleva la palabra sembrada en ellos. Hay otros que reciben la simiente como terreno pedregoso; son los que al escuchar la palabra enseguida la acogen con alegría, pero no tienen raíces, son inconstantes y, cuando viene una dificultad o persecución por la palabra, enseguida sucumben. Hay otros que reciben la semilla entre abrojos; éstos son los que escuchan la palabra, pero los afanes de la vida, la seducción de las riquezas y el deseo de todo lo demás los invaden, ahogan la palabra, y se queda estéril. Los otros son los que reciben la semilla en tierra buena; escuchan la palabra, la aceptan y dan una cosecha del treinta o del sesenta o del ciento por uno».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero a las 11:30 en la Parroquia del Espíritu SantoCalle San Isidro Labrador. Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103 Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN
  • Anuncio en Pamplona: Domingo 11 de marzo a las 13h en la Parroquia de San Fermín.
  • Retiro en Sevilla: 4 a 6 de mayo.

Yo la esponja y tú el jabón.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Es importante entender que el dar o no dar fruto, depende fundamentalmente de dos cosas: La apertura que tenga para absorber la Palabra de Dios y la segunda es la perseverancia en la fidelidad a ella. En el matrimonio, podríamos decir que son los dos mismos parámetros: La apertura a mi esposo, al bien que me aporta, a transmitirle yo también el bien que Dios quiere que le aporte, y la fidelidad en estos dos compromisos. Unas veces serás tú el jabón y yo la esponja y otras seré yo quien que haga de jabón y tú de esponja. Y entre los dos, vamos limpiando nuestro interior, nuestro hogar y creando un ambiente limpio, que brilla y huele a Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Marcos: Me he dado cuenta de que a veces el trabajo me absorbe demasiado tiempo y dedicación, y abandono la familia. Te pido que estés atenta, me ayudes a no perder de vista cuáles son mis prioridades y me vayas diciendo ¿Vale?
Julia: No te preocupes. Te ayudaré en todo lo que pueda. Yo te pido ayuda con tu familia de origen. No me siento acogida por ellos y eso me hiere. Además, me hacen daño con su humor negro y no son nada cariñosos. Me siento como un pajarillo atemorizado que no puede volar. Voy con miedo cada vez. Te pido que me acompañes en las circunstancias que estoy viviendo, para que me sienta más segura contigo, para que no me sienta sola, y para aprovechar tus dones y ayudarme a superar esta situación.
Marcos: Vivir el Evangelio no es fácil, pero juntos se hace más llevadero. Para eso nos ha unido Dios.

Madre,

Que seamos suficientemente humildes para reconocer nuestros errores, para aprender la lógica de Dios y para poner al servicio del otro lo que hemos aprendido. Doy gracias a Dios por el don de mi esposo. Alabado sea por siempre.

esposos@Amor.Dios Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 16, 15-18

EVANGELIO

Id al mundo entero y proclamad el Evangelio
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 16, 15-18

En aquel tiempo, Jesús se apareció a los once y les dijo:
«ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación.
El que crea y se bautice se salvará; el que no crea será condenado.
A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero a las 11:30 en la Parroquia del Espíritu SantoCalle San Isidro Labrador. Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103 Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN
  • Anuncio en Pamplona: Domingo 11 de marzo a las 13h en la Parroquia de San Fermín.
  • Retiro en Sevilla: 4 a 6 de mayo.

esposos@Amor.Dios

Hoy celebramos la conversión de San Pablo. El que se convierte es como una extensión del Amor de Dios. Digamos que entra a formar parte de Su dominio. La vida cambia radicalmente y se experimenta una necesidad de cuidar especialmente al que sufre, porque lo que más favorece la curación es que la persona se sienta comprendida y amada. Es una lengua nueva, es el lenguaje de Dios, el lenguaje del Amor.

Esposos, entremos a formar parte del “dominio” de Dios: ponedvuestrosnombres@Amor.Dios

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juan: No sabemos qué pasa, pero después de hablar con vosotros salimos con mucha paz. Un efecto que viene a durarnos alrededor de una semana.
Marisa: Sí, yo coincido con Juan. Nos costó venir y pediros ayuda para sanar nuestro matrimonio, pero hay algo en vosotros que nos infunde paz. No es lo que decís, aunque nos ayuda mucho, ni siquiera cómo lo decís. Es algo más trascendental.
Ramón: Es el Espíritu Santo, que se derrama a través de nosotros, porque vamos en Su nombre. De hecho, ya hemos experimentado que cuando no vamos en Su nombre, la cosa no sale bien. Cuando intento ayudar con mis fuerzas, no funciona.
María: Él nos cambió la vida, nos transformó y ahora nos pide que vayamos a anunciarlo a otros. Él es muy grande, Marisa y Juan. Conocerle es una pasada, y seguirle es impresionante. Exige mucho esfuerzo, pero no os arrepentiréis si le decís “sí”.
(Y Juan y Marisa dijeron “sí”, se convirtieron, y ahora sirven al Señor)

Madre,

Cuántas gracias tenemos que dar porque el Señor se haya fijado en nosotros los cristianos. Reconocemos que Cristo ha puesto su mirada en cada uno de nosotros, nos ha comprendido y nos ha amado. Alabado sea el Señor que ha sido grande y generoso con nosotros.

Semillas para esposos. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 4, 1-20

EVANGELIO

Salió el sembrador a sembrar
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 4, 1-20

En aquel tiempo, Jesús se puso a enseñar otra vez junto al mar. Acudió un gentío tan enorme, que tuvo que subirse a una barca y, ya en el mar, se sentó; y el gentío se quedó en tierra junto al mar.
Les enseñaba muchas cosas con parábolas y les decía instruyéndolos:
«Escuchad: salió el sembrador a sembrar; al sembrar, algo cayó al borde del camino, vinieron los pájaros y se lo comieron. Otra parte cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra; como la tierra no era profunda, brotó enseguida; pero en cuanto salió el sol, se abrasó y, por falta de raíz, se secó. Otra parte cayó entre abrojos; los abrojos crecieron, la ahogaron, y no dio grano. El resto cayó en tierra buena: nació, creció y dio grano; y la cosecha fue del treinta o del sesenta o del ciento por uno».
Y añadió:
«El que tenga oídos para oír, que oiga».
Cuando se quedó solo, los que lo rodeaban y los Doce le preguntaban el sentido de las parábolas.
Él les dijo:
«A vosotros se os ha dado el misterio del reino de Dios; en cambio a los de fuera todo se les presenta en parábolas, para que “por más que miren, no vean, por más que oigan, no entiendan, no sea que se conviertan y sean perdonados”».
Y añadió:
«¿No entendéis esta parábola? ¿Pues, cómo vais a entender las demás? El sembrador siembra la palabra. Hay unos que están al borde del camino donde se siembra la palabra; pero en cuanto la escuchan, viene Satanás y se lleva la palabra sembrada en ellos. Hay otros que reciben la semilla como terreno pedregoso; son los que al escuchar la palabra enseguida la acogen con alegría, pero no tienen raíces, son inconstantes y cuando viene una dificultad o persecución por la palabra, en seguida sucumben. Hay otros que reciben la semilla entre abrojos; estos son los que escuchan la palabra, pero los afanes de la vida, la seducción de las riquezas y el deseo de todo lo demás los invaden, ahogan la palabra, y se queda estéril. Los otros son los que reciben la semilla en tierra buena; escuchan la palabra, la aceptan y dan una cosecha del treinta o del sesenta o del ciento por uno».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero a las 11:30 en la Parroquia del Espíritu SantoCalle San Isidro Labrador. Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103 Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN
  • Anuncio en Pamplona: Domingo 11 de marzo a las 13h en la Parroquia de San Fermín.
  • Retiro en Sevilla: 4 a 6 de mayo.

Semillas para esposos.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

El Evangelio de hoy, es plenamente aplicable al matrimonio. San Juan Pablo II decía, que el matrimonio es la mejor manera de prepararnos para vivir el reino de los cielos.

¿Quiénes no viven el matrimonio? 1- los que no lo entienden. El maligno siembra otro modelo de matrimonio en su lugar, y se lleva la verdad.
2- los que se casan con mucha ilusión, pero no trabajan su entrega para construir una comunión. No perseveran en su vida conyugal y queda una relación triste, sin vida.
3- los que se dejan llevar por sus pasiones y sus emociones. Éstas ahogan el verdadero amor.

Por último están los que aprenden la verdad del matrimonio, la alimentan y luchan por vivirla. Éstos darán fruto. Mucho más de lo que esperaban recibir.
Éstos son los que se forman, oran juntos y practican lo aprendido.

Aterrizado a la vida matrimonial:

1- Los que no lo entienden. ¿Casarse para qué? Es sólo un papel, y luego ¿quién te asegura que la cosa va a ir bien? Si tienes mala suerte, el divorcio sale carísimo.
2- Los que no perseveran: Seguro que nuestro matrimonio es nulo. Nos casamos y no éramos suficientemente maduros. Realmente, no sabíamos lo que hacíamos. El tiempo ha ido pasando y nuestra relación se ha ido deteriorando. Ahora vivimos un infierno. No aguanto más.
3- Los que se dejan llevar por sus pasiones y sus emociones: Es que ya no siento nada. Se nos acabó el amor. ¿Por qué tengo que resignarme a vivir sin amor el resto de mi vida? Eso no puede ser cosa de Dios. Dios quiere que seamos felices no que estemos amargados. Dios me pide que busque una nueva relación en la que encuentre el amor.
4- Los que se empapan de la verdad y la ponen en práctica: He aprendido que mi esposo es la ayuda adecuada que Dios me ha puesto para llegar a Él. He aprendido lo importante que es la complementariedad para hacernos uno, y que Dios quiere que salga de mí y entre en el corazón de mi esposo, que le comprenda, para no hacer más que un solo corazón. Dios quiere que unamos nuestras almas compartiendo nuestra fe, nuestra oración, nuestro sacramento. Hemos luchado juntos y poco a poco voy viéndole como Dios le ve. Me parece mentira que antes le viese tan mal. Ahora sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne.

Madre,

Qué bello es el camino de los esposos. Toda una tierra buena donde sembrar amor, donde sembrar una familia. Alabado sea el Señor.

Lo que hace bella a la familia. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 3, 31-35

EVANGELIO
El que haga la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 3, 31-35

En aquel tiempo, llegaron la madre de Jesús y sus hermanos y, desde fuera, lo mandaron llamar.
La gente que tenía sentada alrededor le dijo:
«Mira, tu madre y tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan»
Él les pregunta:
«¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?».
Y mirando a los que estaban sentados alrededor, dice:
«Estos son mi madre y mis hermanos. El que haga la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre».

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero a las 11:30 en la Parroquia del Espíritu SantoCalle San Isidro Labrador. Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103 Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN
  • Anuncio en Pamplona: Domingo 11 de marzo a las 13h en la Parroquia de San Fermín.
  • Retiro en Sevilla: 4 a 6 de mayo.

Lo que hace bella a la familia.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Desde que vino Jesús a este mundo, por el bautismo, nos ofrece otro tipo de relación que va mucho más allá de la relación carnal o de consanguinidad. Los lazos que nos unen con un amor imperfecto, olvidadizo y egoísta, son elevados a una unión que sólo hace posible el Espíritu Santo.

Jesús en el Evangelio nos habla de la gente que había sentada a su alrededor. Cuando la familia se sienta alrededor de Jesús cada día, todas las cosas se renuevan, se trasforman y se embellecen. El trato entre los esposos adquiere una belleza y una comprensión nuevas. De los padres hacia los hijos florece la paciencia y de los hijos a los padres el respeto y la obediencia, entre los hermanos desaparece lo grotesco: ni se insultan, ni se desprecian, sino que se apoyan entre ellos, desean estar juntos y se echan de menos.

La familia que se reúne alrededor de Jesús, irradia la luz de Jesús, pues Él comparte con ellos Su corazón, Sus sentimientos, el deseo por lo bello y el bien común… Éstos son una verdadera Familia. La familia que reza unida, permanece unida para siempre, siempre… Tienen claro que sus lazos en la carne son pasajeros y ponen su objetivo en la eternidad. Convirtamos nuestra familia en la Familia del Señor, cumpliendo Su voluntad.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juanjo: (Hijo) Es una pena que mis amigos de clase (Bachillerato), a pesar de estar en un colegio religioso, no crean.
Rafa (Padre de Juanjo): Y tú ¿Por qué crees?
Juanjo: Porque he experimentado la presencia de Dios en mi vida y en la vida de nuestra familia. He visto cómo ha actuado. He comprobado cómo eran las cosas antes de que rezásemos juntos y cómo son ahora, cómo nos ha unido, y también he experimentado lo que pasa cuando dejo de rezar. Entro como en una oscuridad, una falta de paz, tengo menos paciencia y soy menos comprensivo con los demás…
Rafa: ¿Y tú crees que eso lo hace el Señor?
Juanjo: No tengo la menor duda.
Rafa: Me gusta que ayudes a otros a unirse más. Te he oído varias veces ocupándote de resolver conflictos entre amigos tuyos, aconsejando e intercediendo. Veo que además de estar unido a Jesús, intentas hacer su voluntad y vas en Su nombre. Enhorabuena, Juanjo.

Madre,

Ata a nuestros hijos a Tu corazón, tuyos son. Nosotros te necesitamos, queremos pertenecer contigo a la santa Familia de Dios.

Juntos contra el mundo. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Marcos 3, 22-30

EVANGELIO

Satanás está perdido
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 3, 22-30

En aquel tiempo, los escribas que habían bajado de Jerusalén decían:
«Tiene dentro a Belzebú y expulsa a los demonios con el poder del jefe de los demonios».
Él los invitó a acercarse y les hablaba en parábolas:
«¿Cómo va a echar Satanás a Satanás? Un reino dividido internamente no puede subsistir; una familia dividida no puede subsistir. Si Satanás se rebela contra sí mismo, para hacerse la guerra, no puede subsistir, está perdido. Nadie puede meterse en casa de un hombre forzudo para arramblar con su ajuar, si primero no lo ata; entonces podrá arramblar con la casa.
En verdad os digo, todo se les podrá perdonar a los hombres: los pecados y cualquier blasfemia que digan; pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre».
Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.

Palabra del Señor.

Nota: Próximas misiones

  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero a las 11:30 en la Parroquia del Espíritu SantoCalle San Isidro Labrador. Mairena del Aljarafe (Sevilla)
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103 Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN
  • Anuncio en Pamplona: Domingo 11 de marzo a las 13h en la Parroquia de San Fermín.
  • Retiro en Sevilla: 4 a 6 de mayo.

Juntos contra el mundo.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Si una familia está dividida, no puede subsistir. Si un matrimonio no está unido, no puede subsistir. Un matrimonio está unido cuando no tira cada uno para un lado, sino que ambos se apoyan para avanzar en una misma dirección. Necesitamos una meta común, que un problema de mi esposo lo considere un problema mío, y me una con él/ella en su problema, para juntos, luchar contra las dificultades y salir victoriosos.

Pero nuestra naturaleza caída, hace que para nosotros sea imposible unirnos de esa manera. Sólo el Espíritu, que es el Amor de Dios, es capaz de hacerlo. Por eso, si le cierro las puertas y no estoy abierto a que entre en mí, no tengo salvación posible. Sólo si le dejamos entrar, nos irá haciendo uno.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Juanjo: Me da igual lo que ella diga. El Espíritu es más fuerte. Dios es mucho más fuerte. Yo voy a seguir luchando por salvar mi matrimonio, porque para Dios no hay nada imposible, y creo firmemente en ello. No voy a renunciar al amor de Dios, no voy a rendirme. Dios la ha creado para mí, para que con ella llegue a Él, y no voy a abandonar esa misión que me ha encomendado.
Madre de Juanjo: Hijo, pero ella no se lo merece. Ha demostrado que no te quiere, que no le importas. Te grita, te hace chantaje emocional, habla mal de ti a todo el mundo, todo lo exagera para culparte, y ahora amenaza con quitarte a los niños, y el dinero…
Juanjo: Lo sé mamá. Pero dime ¿de qué me vale el dinero si pierdo mi alma? Me comprometí con ella para toda la vida. Ya no me pertenezco ¿entiendes?
Madre de Juanjo: Hijo, me estás asustando. A ver si vas a perder la cabeza.
Juanjo: No, Mamá. No he perdido la cabeza. Tengo fe en el Todopoderoso, tengo fe en el que es todo Amor. Y eso me lo habéis enseñado vosotros. Ahora es el momento de demostrar esa fe.
(Juanjo, con la ayuda de Dios, reconquistó a su esposa, y hoy mantienen su familia unida. Su matrimonio se vio reforzado con aquella crisis. Hoy, Cristina, su esposa, tiene la certeza de que Juanjo le ama más que a sí mismo. En cierto modo se siente en deuda con él, y quiere demostrarle que ella también tiene una fe ciega en lo que Dios puede hacer en su matrimonio).

Madre,

La fe se demuestra en los momentos de dificultad. Entonces es cuando se pone a prueba. Hoy, con los avances tecnológicos, médicos y de la ciencia en general, hay una tendencia a confiar más en la fuerza de los hombres que en la de Dios. Que el Demonio no se salga con la suya y dejemos de creer en el poder del Espíritu Santo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.