Archivo por meses: diciembre 2017

La riqueza de la familia. Comentario del Evangelio para matrimonios: Lucas 2, 36-40

EVANGELIO

El niño iba creciendo, lleno de sabiduría
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 2, 36-40

Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor. (De acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: “Todo primogénito varón será consagrado al Señor”), y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: “un par de tórtolas o dos pichones”. Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre honrado y piadoso, que aguardaba el Consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo.
Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.»
Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño.
Simeón los bendijo, diciendo a María, su madre: «Mira, éste está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti, una espada te traspasará el alma.»
Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana; de jovencita había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los ochenta y cuatro; no se apartaba del templo día y noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Acercándose en aquel momento, daba gracias a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén. Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios lo acompañaba.

Palabra del Señor.

Nota: Próximos eventos

  • Anuncio en Marbella: 19 de enero. Parroquia Santo Cristo del Calvario. 20:30h
  • Anuncio en Córdoba: 20 de enero.
  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero. Por la mañana. Pte. de definir lugar y hora.
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103

Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN

La riqueza de la familia.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Hoy celebramos el día de la Sagrada Familia. La liturgia nos recuerda las lecturas que hemos venido meditando estos días.
Dios quiso formar parte de una familia, y con ello nos enseña que ese es el medio de adentrarse en la vida humana, de crecer y robustecerse como personas. En la familia se vive una autoridad de los padres que pretende liberar a sus hijos de la esclavitud del pecado, una obediencia de los hijos que les realiza y les construye, una igualdad de distintos en la que siendo todos de igual dignidad convivimos con nuestras grandes diferencias, una comunión en la que se vive como en ningún otro sitio el amor recíproco, un amor que es el que nos une y hace posible la familia a pesar de nuestras imperfecciones, y la Paz de Cristo que redime una y otra vez nuestras relación. Esta es la riqueza de la familia.

Qué gran milagro de Dios es la familia, qué belleza de la creación, que es capaz de reflejar a la Familia que es Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Miguel: Mi esposa es clave en el cuidado de los pequeños detalles. Ha sido clave para el crecimiento en la fe de nuestra familia. Es la que siempre se empeña en intentar comprender al otro, la que representa el cariño cercano hacia nuestros hijos. Es la delicadeza, es la ternura de la familia.
Marta: Mi esposo es el cabeza de familia. Es como el pilar al que nos agarramos todos los demás. Es el que da fortaleza, seguridad, el que cuando dice sí es un sí contundente. Él ayuda mucho a la firmeza de nuestros hijos, les enseña a madurar en la vida y les ama desde esa aparente distancia del que por encima de todo sentimentalismo quiere su bien.
Ambos padres: Nuestros hijos son un don de Dios. Cuesta la vida misma sacarlos adelante, pero eso precisamente es lo que nos llena: Entregar nuestra vida para verles crecer sanos (espiritualmente hablando sobre todo). Es un honor que Dios ponga bajo nuestra autoridad a estos hijos Suyos que serán nuestros hermanos en Cristo para toda la eternidad, si Él quiere.
Hijos: Nuestros Padres son una muestra de la sobreabundancia de Dios. Al ver cómo se han entregado nuestros padres a nosotros, entendemos un poco más cuánto nos quiere Dios. Tenemos una deuda con ellos que nunca podremos pagarles. Tantas horas sin dormir, tantos desvelos, tantas preocupaciones, tantas horas para educarnos, para enseñarnos… El honor de haber asistido en primera fila a un testimonio de amor, viéndoles amarse, esforzarse, pedirse perdón…
Entre hermanos: Aprendimos a compartir, a convivir con un igual diferente, a defendernos mutuamente, a protegernos y cuidarnos unos a otros, a enfadarnos y pedirnos perdón y seguir como si nada hubiese pasado…

La familia: Gracias Padre por la familia que nos has dado. Gracias porque para todos ha sido y es fundamental el amor y la comunión familiar. Gracias porque en ella te hemos conocido y hemos aprendido a rezar. Gracias porque se ve claramente que la familia es obra de tu mano creadora. Alabado seas Señor.

Te voy a querer tanto que vas a alucinar!! Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 2, 36-40

EVANGELIO

Hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 2, 36-40

En aquel tiempo, había una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, ya muy avanzada en años. De joven había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los ochenta y cuatro; no se apartaba del templo, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones noche y día. Presentándose en aquel momento, alababa también a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén.
Y, cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, Jesús y sus padres se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño, por su parte, iba creciendo y robusteciéndose, lleno de sabiduría; y la gracia de Dios estaba con él.

Palabra del Señor.

Nota: Próximos eventos

  • Anuncio en Marbella: 19 de enero. Parroquia Santo Cristo del Calvario. 20:30h
  • Anuncio en Córdoba: 20 de enero.
  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero. Por la mañana. Pte. de definir lugar y hora.
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103

Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN

Te voy a querer tanto que vas a alucinar!!

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Vemos en Ana a una mujer, muy anciana, pero muy llena de vida. Llega alabando a Dios. ¿Se puede estar quejoso y alabar a Dios? ¿Se puede estar amargado y alabar a Dios? Ana estaba feliz en su ancianidad, porque había dedicado toda su vida a entregarse a Dios. Primero de casada, después de viuda, pero con el corazón puesto en el amor de Dios y dejándose llenar del amor de Dios. Les hablaba a todos del Señor, comunicándoles el amor que había recibido de Él.

Yo como esposo, sé que el único problema que me impide ser feliz en la vida soy yo mismo, porque no centro mi corazón en Dios, sino que pongo mi alegría y mi esperanza en mí. Y encima puedo pensar que tengo razón de vivir así, es lógico que esté triste, porque las circunstancias que vivo lo explican. Si quiero vivir feliz incluso en la ancianidad, tengo que poner mi corazón en el Señor, en servir al Señor desde mi vocación.

Como dice el catecismo: El hombre ha sido creado por Dios y para Dios, y sólo en Dios encontrará la verdad y la dicha que no deja de buscar.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Antonio: Últimamente, llevas una temporada quejándote mucho, no me prestas la atención que necesito, y así no puedo ser feliz.
Marga: A mí me da esa misma sensación. No siento que me valores, me pides cosas que tú tampoco haces… y no siento que estés en mi corazón.
Antonio: Tenemos que hacer algo, pero desde luego que, mirándonos cada uno a sí mismo no vamos a ningún sitio. Eso no es amor.
Marga: Creo que la solución es que dejemos de mirarnos a nosotros mismos, y empecemos a ser esposos no para recibir del otro, sino para dar gloria a Dios, con el corazón puesto en Dios. Es decidir: Yo te voy a amar a ti, concretamente a ti, porque es la misión que Dios me ha encomendado.
Antonio: Tienes razón. Dios no se merece que le respondamos así después de habernos creado por amor y habernos asignado esta misión conyugal con toda su ilusión, para que lleguemos a ser santos a través de ella. Vamos a amarnos con la mirada puesta en Él. ¡Ya empiezo a recuperar la alegría!
Marga: Sí, y la esperanza. ¡Vamos a tope! Te voy a querer tanto, que vas a alucinar!!
Antonio: Jajaja, y yo a ti. Vas a alucinar!!

Madre,

Buscamos la felicidad fuera de Dios y no la vamos a encontrar. Necesitamos una conversión constante para recuperar la verdadera perspectiva, lo que nos va a permitir ser felices hasta el final de nuestros días. Entregarnos por Dios y con Dios. Gloria a Dios!!

El Espíritu te lleva. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 2, 22-35

EVANGELIO

Luz para alumbrar a las naciones
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 2, 22-35

Cuando se cumplieron los días de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: «Todo varón primogénito será consagrado al Señor», y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: «un par de tórtolas o dos pichones».
Había entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso, que aguardaba el consuelo de Israel; y el Espíritu Santo estaba con él. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo.
Y cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo acostumbrado según la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo:
«Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz.
Porque mis ojos “han visto a tu Salvador”, a quien has presentado ante todos los pueblos: “luz para alumbrar a las naciones” y gloria de tu pueblo Israel».
Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño. Simeón los bendijo, diciendo a María su madre:
«Este ha sido puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; y será como un signo de contradicción – y a ti misma una espada te traspasará el alma – para que se pongan de manifiesto los pensamientos de muchos corazones».

Palabra del Señor.

Nota: Próximos eventos

  • Anuncio en Marbella: 19 de enero. Parroquia Santo Cristo del Calvario. 20:30h
  • Anuncio en Córdoba: 20 de enero.
  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero. Por la mañana. Pte. de definir lugar y hora.
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103

Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN

El Espíritu te lleva.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

En esta escena ocurren muchas cosas. Al final, el Evangelio habla de que Jesús ha sido puesto para que muchos caigan y se levanten, y que a Ntra. Madre una espada la atravesará el alma cuando muera Jesús en la cruz, el momento clave donde se esclarecerá quién está con Él y quien contra Él. Esta vida es una milicia y Cristo, desde la Cruz, nos da fuerzas para sobrellevarla si somos de los que lo acogemos.

Otra cosa que me llama la atención es que El Espíritu Santo llevase a Simeón aquel día al templo. O sea que es real eso de que el Espíritu Santo nos lleva y nos trae, siempre y cuando estemos en comunión con Dios. Muchas veces me he sentido como llevado por el Espíritu Santo, y siempre ocurre algo inesperado, que me hace entender para qué tuvo que llevarme a esa situación. Y muchas de esas veces, guiado por el Espíritu, he disfrutado de un hermoso encuentro con el Señor.

Aterrizado a la vida: Una historia real.

Recuerdo un viaje a Ávila. Íbamos buscando un encuentro con Dios a través de Santa Teresa. En aquella época estábamos muy entusiasmados con sus enseñanzas en Camino de Perfección. Fuimos al convento de San José y estuvimos allí rezando un rato los dos juntos. Después fuimos a La Encarnación, pero llegamos a una hora que estaba ya cerrado. Oh! Nos lo íbamos a perder! Pero algo nos retenía por allí, así que estuvimos un rato como dando vueltas por alrededor del convento. En esto que se abre la puerta y sale una mujer que estaba limpiando la iglesia. Nos acercamos y le preguntamos si podríamos entrar a rezar un rato. Ella muy amablemente nos hizo pasar y nos enseñó aquello, incluida la capilla que está junto a la celda donde la Santa tuvo la experiencia de la Transberberación: Una flecha del amor de Dios le atravesó el corazón.

Allí nos quedamos rezando solos un buen rato, disfrutando juntos de la presencia del Señor. Ya nos íbamos, cuando de repente empieza a entrar gente, entra un coro bastante numeroso y da comienzo una ceremonia. Por último aparece el entonces Cardenal Arzobispo de Madrid, Rouco. ¡Pero bueno…! ¿Qué es esto? Nos preguntábamos. Nos dio apuro y nos acercamos a preguntarle a la señora que nos abrió, y que estaba entre los asistentes. Nos dijo que podíamos quedarnos, que una novicia hacía sus votos perpetuos.

Allí nos encontrábamos, con una coral impresionante, una eucaristía solemne maravillosa, presenciando la ceremonia de aquella novicia tumbada en el suelo boca a bajo, con los brazos en cruz… Y nosotros con los bellos de punta. Era tan emocionante, asistir a ese momento en el que aquella joven, entre cantos preciosos, se entregaba totalmente a Dios, ingresando minutos después en una clausura para toda su vida.

Íbamos en búsqueda del Señor y nos regaló un momento inolvidable. Alabado sea el Señor por Su generosidad sobreabundante.

Madre,

Qué generoso es el Señor cuando vamos en Su búsqueda sinceramente. Realmente el Espíritu nos guía, si le dejamos. Alabado sea por siempre.

Los nuevos “Herodes”. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 2, 13-18

EVANGELIO

Herodes mató a todos los niños en Belén
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 2, 13-18

Cuando se retiraron los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo:
«Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise; porque Herodes va a buscar al niño para matarlo».
José se levantó, tomó al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta:
«De Egipto llamé a mi hijo».
Al verse burlado por los magos, Herodes montó en cólera y mandó matar a todos los niños de dos años para abajo, en Belén y sus alrededores, calculando el tiempo por lo que había averiguado de los magos.
Entonces se cumplió lo dicho por medio del profeta Jeremías:
«Un grito se oye en Ramá, llanto y lamentos grandes; es Raquel que llora por sus hijos, y rehúsa el consuelo, porque ya no viven».

Palabra del Señor.

Nota: Próximos eventos

  • Anuncio en Marbella: 19 de enero. Parroquia Santo Cristo del Calvario. 20:30h
  • Anuncio en Córdoba: 20 de enero.
  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero. Por la mañana. Pte. de definir lugar y hora.
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103

Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN

Los nuevos “Herodes”.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Hoy celebramos el día de los santos Inocentes. Aprendemos hoy que la santidad es un regalo de Dios y no depende de nuestros méritos. Estos niños están reinando junto al Padre, y podríamos decir, que no han hecho nada para merecerlo. Sufrieron el martirio, pero fue contra su voluntad y no pudieron impedirlo. El caso es que ya participaron de la muerte de Jesús y participan ahora de Su resurrección por pura Gracia Divina.

Para los que hemos perdido la inocencia y ya no podemos ser santos por esa vía, tenemos el camino de la ascética: Creer lo que Dios nos pide y eso significa poner nuestras vidas en Sus manos, esforzarnos en hacer Su voluntad.

Al final, Dios es Dios de todo y de todos. Aquel Niño indefenso se salva, porque Dios lo salva, gracias a que San José, Su Custodio, lo protege haciendo lo que Él le dicta.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Ramón: Qué tal, Carlos. Hace tiempo que no te veo. ¿Ya no venís por aquí?
Carlos: No, hemos cambiado a los niños de colegio.
Ramón: ¿Y eso?
Carlos: No nos gustaba el ambiente ni la educación que estaban recibiendo. Aun siendo un colegio religioso, no se celebran Eucaristías con frecuencia, ni había actos penitenciales… y lo que se enseña no está en plena comunión con el Catecismo de la Iglesia Católica. Yo quiero que mi hijo sea feliz, y sé que sólo lo va a ser si sigue el camino de la verdad. Así que, si le están mostrando un camino algo desviado, hago lo que sea, pero me encargaré de que mi hijo se salve. Luego vienen los disgustos y los llantos, como le ha pasado a mis vecinos, cuando les ha entrado por la puerta su hija mayor con la maleta y dos niños pequeños, porque ya no aguanta al marido y se separa. Pobres vecinos, pobre hija y pobres niños. La que se les viene encima. Estamos rezando mucho por ellos e intentando reconducir la situación, porque no tienen ni idea de amar ni de lo que es el matrimonio.
Ramón: Oye, pero volviendo a lo del colegio, me interesa mucho lo que me estás contando. Por favor, háblame, háblame de los detalles que descubriste sobre la educación de nuestro colegio y háblame también del colegio al que los llevas ahora…

Madre,

Los nuevos “Herodes” están matando las conciencias de los niños, están tergiversando la ley natural y la ley de Dios. Quieren mostrar un dios que no es Dios, y un amor que no es el Amor. Las cosas que antes se daban por obvias, hoy ya no son obvias, porque se ha impuesto la cultura del relativismo. Madre, pídele al Padre que nos muestre el camino, aunque tengamos que cambiarnos de ciudad como hiciste Tú. Estamos dispuestos por la salvación de nuestra familia y nuestros hijos. Por Jesucristo Tu Hijo, Nuestro Señor. Amén.

Vivencias para creer. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 20, 1 a. 2-8

EVANGELIO

El otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro
Lectura del santo Evangelio según san Juan 20, 1 a. 2-8

El primer día de la semana, María la Magdalena echó a correr y fue donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo:
«Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».
Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; e, inclinándose, vio los lienzos tendidos; pero no entró.
Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio los lienzos tendidos y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no con los lienzos, sino enrollado en un sitio aparte.
Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó.

Palabra del Señor.

Nota: Próximos eventos

  • Anuncio en Marbella: 19 de enero. Parroquia Santo Cristo del Calvario. 20:30h
  • Anuncio en Córdoba: 20 de enero.
  • Breve testimonio en la Semana de la Familia de Sevilla:  27 de enero.
  • Anuncio en Sevilla: 28 de enero. Por la mañana. Pte. de definir lugar y hora.
  • Retiro para matrimonios en Madrid 2 a 4 de febreroCOMPLETO puedes inscribirte en lista de espera en el siguiente enlace: https://goo.gl/forms/7lUuhJUvnUbtos103

Para más información sobre el retiro pincha aquí: https://wp.me/p6AdRz-PN

Vivencias para creer.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Hubo hombres que fueron testigos de la resurrección. Vieron señales evidentes en el sepulcro, para estar seguros de que Jesús había resucitado. El lienzo o sábana que cubría Su Cuerpo, estaba tal cual, pero tendido, allanado, desinflado, porque el Cuerpo que había en su interior se había “desvanecido”. El sudario, o tela que utilizaba Jesús para secar Su sudor, lo empleaban según la tradición judaica, poniéndolo en forma triangular y enrollándolo sobre sí mismo hasta formar un cordel que utilizaban para pasarlo alrededor de la cara y mantener la boca del muerto cerrada atándolo en la parte superior de la cabeza. Pues bien, estaba enrollado, y como si siguiera rodeando la cara de Jesús, en su sitio correspondiente, apartado del resto, solo que no había cabeza que atar.

La escena era tan impactante, que vieron y creyeron. Las manos de uno de los que lo vió, escribieron este Evangelio que leemos hoy. Él, Juan, fue testigo directo de ello.

Aterrizado a la vida. Una historia real:

En agosto de 2006, fueron a Madrid los tres primeros matrimonios de una iniciativa conyugal que habían emprendido un par de años antes. La mañana del 17, aquellos matrimonios estuvieron rezando el rosario con mucha devoción ante Jesús de Medinaceli. Ya por la noche, se fueron a casa de los padres de uno de ellos y allí se pusieron a pensar en cómo llamar a aquella iniciativa para matrimonios, así que se les ocurrió coger una biblia y abrir por cualquier sitio después de invocar al Espíritu Santo, para que pusiera nombre al grupo. Al abrir la primera vez, una biblia de 1500 páginas, salió el texto de Mateo 19, 3 sobre la indisolubilidad del matrimonio. Les sorprendió que saliese un texto en el que hablara Jesús sobre el matrimonio, y se plantearon, un poco entre risas, llamarse “indisolubilidad”, pero algunos decían que sonaba como a Nescafé (soluble), pero al revés. No les gustó el nombre, así que, después de rezar y abrieron de nuevo la biblia al azar. Salió el Evangelio paralelo, el de Marcos 10, en el que Jesús habla, en esa misma escena, sobre la indisolubilidad del matrimonio. Ya no se oían risas. Sobrecogidos, decidieron cerrar la Biblia aquella e irse a dormir. El nombre del grupo se quedó sin decidir aquella noche.

A la mañana siguiente (18 de agosto de 2006) iban a una Eucaristía a las 8h en el convento de la Aldehuela de las Carmelitas Descalzas. Llegaron un poco tarde, y se situaron en los últimos bancos justo en el momento en que el Sacerdote comenzaba la proclamación del Evangelio. “Lectura del Santo Evangelio según san Mateo” y se hicieron la Señal de la Cruz. “Se acercaron a Jesús unos fariseos y le preguntaron, para ponerlo a prueba: «¿Es lícito a un hombre repudiar a su mujer por cualquier motivo?»…”

Resultó ser, de nuevo, el texto de Mateo 19,3. ¡No se lo podían creer! ¡Otra vez el mismo! Una fuerte sensación de presencia del Espíritu Santo y una profunda emoción, hicieron que brotaran lágrimas de sus ojos. El Señor hablaba claro. Había que trabajar por la indisolubilidad del matrimonio y por recuperar la belleza del matrimonio como al principio. En la homilía, el Sacerdote habló del matrimonio como un “Proyecto de Amor”. Y de ahí salió el nombre de “Proyecto Amor” al que, años más tarde, se añadió el “Conyugal” para especificar qué tipo de amor.

Entonces no lo sabían, pero sólo hay dos textos en toda la Biblia en los que se trate esa escena, y eran precisamente los dos que les salieron al abrir aquel ejemplar de 1500 páginas al azar. Tampoco sabían que fueran los textos que inspiraron a San Juan Pablo II para empezar sus catequesis sobre el amor humano. Tampoco sabían que Ntra. Sra. De Fátima, la que les llamó a iniciar el Proyecto, era la Patrona del Instituto Juan Pablo II que él creó para difundir este conocimiento sobre el matrimonio y la familia. Tampoco sabían que San Juan Pablo empezó a escribir sus catequesis para matrimonios, inspirado en la Santísima Virgen un día de la Inmaculada Concepción…

Nosotros somos testigos. Vimos y creímos en que este Proyecto Amor Conyugal es una obra del Espíritu Santo a través de María. Hay vivencias que inducen a creer.

Madre,

A tu servicio, donde Tú quieras, cuando Tú quieras, como Tú quieras. Amén.