Archivo por meses: septiembre 2017

Quien siembra vientos… Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 8, 16-18

EVANGELIO

La lámpara se pone en el candelero para que los que entren vean la luz
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 8, 16-18

En aquel tiempo, dijo Jesús al gentío:
«Nadie que ha encendido una lámpara, la tapa con una vasija o la mete debajo de la cama; sino que la pone en el candelero para que los que entren vean la luz.
Pues nada hay oculto que no llegue a descubrirse ni nada secreto que no llegue a saberse y hacerse público.
Mirad, pues, cómo oís. pues al que tiene se le dará y al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener».

Palabra del Señor.

Nota: RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

Quien siembra vientos…

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Este Evangelio nos habla de la soberbia de creernos mejores de lo que somos. Si acogemos la Palabra y la ponemos en práctica en nuestro matrimonio, las personas de nuestro alrededor, especialmente nuestros hijos, lo percibirán. Si no, también lo percibirán, y sabrán que no somos coherentes con lo que intentamos aparentar ser, con lo que transmitimos, o con lo que (en el caso de nuestros hijos) intentamos enseñarles.

Por eso dice el Señor: “Mirad cómo oís”. Qué atención prestamos a la Palabra y cómo nos esforzamos en ponerla en práctica, porque, el que lo haga, irá creciendo, amará más y tendrá una vida más plena, mientras que el que no la escucha, no se confronta con el Evangelio y/o no lo pone en práctica, a ese se le quitará hasta lo que cree tener, hasta lo que aparenta ser, y perderá la credibilidad, la confianza y en el caso de los padres, la autoridad ante sus hijos.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Los hijos de Andrés, están acostumbrados a que, cada vez que Mónica, su esposa, cambia los planes previstos por una necesidad de última hora, Andrés se enfada, y le reprocha que ya podía habérselo dicho antes. Pero Andrés, ha reconocido que tiene esta debilidad y que no debe hacer a su esposa responsable de ello, sino que tiene que aprender a dominarse él y crecer.
Andrés: ¡Venga! Que vamos tarde.
Paula (Hija de Andrés y Mónica): Yo me quedo. Ayer no me avisasteis de que íbamos a comer a casa de los abuelos. Y no estaba en mis planes.
Andrés: Pues lo siento, Paula. Tienes que aprender a amoldarte a las circunstancias de la vida cuando surgen.
Paula: ¡Ya! Como haces tú siempre ¿no?
Andrés (Calla entristecido por lo que ha enseñado mal a su hija con su ejemplo)
Mónica: Hija, así no se le habla a tu padre. Tienes mucho que aprender de él y le debes un respeto enorme.
Andrés: Te pido perdón, Paula, porque es verdad que muchas veces lo he hecho mal, pero quiero esforzarme. No caigas tú en los mismos errores que yo. Eso es lo que deseo para ti como padre.
(Salen de casa y por el camino)
Mónica: Andrés, tenemos que parar un momentito, nos habíamos comprometido a llevar el postre y no he tenido tiempo de comprarlo.
Andrés: (Piensa: Vaya, encima que vamos tarde, un problema inesperado. Esto es una prueba y debo amar en esta situación. No puedo dejar que los acontecimientos me dominen y me impidan amar en las dificultades) Muy bien, Mónica. Gracias por acordarte de lo del postre, si no fuera por lo detallosa que eres, llegaríamos allí sin nada. Dime, ¿Dónde quieres ir?…
Paula (La hija): (Piensa: Es verdad, mi padre se está esforzando. Esta es la típica situación en la que acabaría dando voces. Esto está siendo una lección para mí).

Madre,

Nuestros hijos son esponjas. Nuestro entorno es como un medio en el que cualquier acto se convierte en una onda expansiva. Si siembro vientos, recogeré tempestades y haré mucho daño a mi alrededor. Si siembro el reino de Dios, la Verdad y el Amor, reinarán en nuestro entorno. Alabado sea el Señor, que es Camino, Verdad y Vida.

La viña que más me gusta. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 20, 1-16

EVANGELIO

¿Vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 20, 1-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:
«El reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña.
Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo:
“Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido”
Ellos fueron.
Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo:
“¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?”.
Le respondieron:
“Nadie nos ha contratado.”
Él les dijo:
“Id también vosotros a mi viña”.
Cuando oscureció, el dueño dijo al capataz:
“Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros.”
Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno.
Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Al recibirlo se pusieron a protestar contra el amo:
“Estos últimos han trabajado sólo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno.”
Él replicó a uno de ellos:
“Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?”.
Así, los últimos serán primeros y los primeros, últimos».

Palabra del Señor.

Nota: RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

La viña que más me gusta.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Señor, tu justicia no es nuestra justicia. Tus leyes no son las nuestras. Nosotros habíamos pensado en un matrimonio sin desavenencias, con los mismos ritmos. Sin embargo, en el matrimonio se da mucho esto de medir el trabajo, el esfuerzo y la recompensa que nos merecemos el uno y el otro.

También se da mucho que uno de los dos acoja antes la fe (normalmente son ellas). ¿Por qué? Porque has creado un matrimonio que se construye mediante el conocimiento mutuo, la comprensión, el perdón y la misericordia.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Rosa: ¿Te acuerdas, Ramón, cuando tú no querías acoger la fe por nada del mundo? Lo pasé fatal por tu cerrazón. Ahora reconozco que debería haber confiado más en Dios. Él te acabaría llamando. Yo me tenía que haber limitado a trabajar para Él y no mirarte tanto ni recriminarte tanto que tu ritmo en el tema de la fe fuese más lento que el mío.
Ramón: Sí, claro que me acuerdo. Y todavía tienes que seguir tirando de mí de vez en cuando, pero yo agradezco mucho tus esfuerzos. Sé que, aunque me molestaba tu insistencia a pesar de mi negativa, en el fondo sé que lo hacías porque me amas.
Rosa: Pues sí, Ramón. No sabes cuánto te amo. Y estoy muy contenta de que por fin estemos juntos en esto, porque la unión espiritual es más fuerte que la muerte.
Ramón: Sí, más fuerte que la muerte. Alabado sea el Señor.

Señor,

Llámanos a seguir trabajando en nuestra viña. Te pedimos por aquellos matrimonios que vendrán más tarde, para darte gloria. Gracias por permitirnos llegar a Ti, amando a mi esposo. ¡Nos entusiasma la idea!. Estoy feliz, porque me he consagrado a Ti a través del sacramento del matrimonio. Alabado seas, Señor, porque me has dado la vocación que más me gusta.

Aprender a escuchar. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 8, 4-15

EVANGELIO

Los de la tierra buena son los que guardan la palabra y dan fruto perseverancia
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 8, 4-15

En aquel tiempo, habiéndose reunido una gran muchedumbre y gente que salía de toda la ciudad, dijo Jesús en parábola:
«Salió el sembrador a sembrar su semilla.
Al sembrarla, algo cayó al borde del camino, lo pisaron, y los pájaros se lo comieron.
Otra parte cayó en terreno pedregoso y, después de brotar, se secó por falta de humedad.
Otro parte cayó entre abrojos, y los abrojos, creciendo al mismo tiempo, la ahogaron.
Y otra parte cayó en tierra buena y, después de brotar, dio fruto al ciento por uno».
Dicho esto, exclamó:
«El que tenga oídos para oír, que oiga».
Entonces le preguntaron los discípulos qué significaba esa parábola.
Él dijo:
«A vosotros se os ha otorgado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los demás, en parábolas,” para que viendo no vean y oyendo no entiendan”.
El sentido de la parábola es este: la semilla es la palabra de Dios.
Los del borde del camino son los que escuchan, pero luego viene el diablo y se lleva la palabra de sus corazones, para que no crean y se salven.
Los del terreno pedregoso son los que, al oír, reciben la palabra con alegría, pero no tienen raíz; son los que por algún tiempo creen, pero en el momento de la prueba fallan.
Lo que cayó entre abrojos son los que han oído, pero, dejándose llevar por los afanes y riquezas y placeres de la vida, se quedan sofocados y no llegan a dar fruto maduro.
Lo de la tierra buena son los que escuchan la palabra con un corazón noble y generoso, la guardan y dan fruto con perseverancia».

Palabra del Señor.

Notas: 1. ANUNCIO: Hoy, día 23 de septiembre a las 20h, Proyecto Amor Conyugal realizará un anuncio  sobre “La verdad y la belleza del matrimonio”, en Madrid: Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja. Calle del Nardo, 44, 28109 Alcobendas.

2. RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

Aprender a escuchar.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

La semilla es la Palabra, y tiene un poder tremendo, si tenemos la actitud de María. Imitando a María, tengo que empezar por escuchar, poniendo todo de mí, vaciándome de toda otra interferencia. Es lo que llamaba Orígenes en el “desierto de los sentidos”. Eliminando distracciones de todo tipo. Alguien es esperado y escuchado: Cristo.

Después tengo que ser capaz de cavar en mi corazón un enorme “espacio de libertad”, para acoger la Verdad de Dios, que siempre desborda mis pensamientos. Tengo que estar dispuesto a salirme del bucle en el que me hallo encerrado, para descubrir siempre algo más grande, más sorprendente. Tengo que parar mis pensamientos y escuchar, dejar a Dios en libertad y no pretender encajonarlo en mis seguridades y en mis leyes.

Y después viene lo de “meditar en el corazón”. ¿Dónde está el corazón? Más allá de la inteligencia, de la imaginación y de la sensibilidad o afectividad. ¿Dónde está? El corazón es lo más profundo del ser humano. Primero he de encontrarlo. De lo contrario, me perderé entre un montón de ideas y razonamientos.

Pero no vamos a cerrar este comentario sin mencionar una aplicación a nuestra relación conyugal. Todo esto, esto mismo, tengo que aplicarlo a mi matrimonio cuando hable con mi esposo: Escucharlo “en el desierto de los sentidos”, cavar un enorme “espacio de libertad” para salir de mí y llenarme de su mundo interior, guardarlo en mi corazón (lo más profundo de mí), y llevarlo a la oración fecundado por el Espíritu.

Aterrizado a la vida matrimonial:

(Elegimos un ejemplo sobre los que son terreno pedregoso)
Juan y María leen a menudo el Evangelio. El de hoy es donde Jesús dice: El que pierda la vida por mí o por el Evangelio, la ganará. Llega Juan del trabajo cansado y con un día duro sobre su espalda … María está con los baños de los niños y la cena.
Juan: Hola cariño, voy a cambiarme.
María: Date prisa que estoy muy cansada y tengo ganas de terminar.
Juan: (Empieza a escuchar la tentación en su cabeza) “Qué morro tiene, que está cansada dice, lleva todo el día con un ritmo de trabajo que ya lo quisiera yo, y ahora que llega el ritmo fuerte de la casa, que me dé prisa”. (Y se va a ver su serie favorita al ordenador.
María: Maria: ¡no puedo creerme lo que veo! ¿Tendrás cara? Eres un egoísta
Juan: ¿Egoísta yo? Tú solo piensas en ti, encima de lo bien que vives y no puede uno llegar a su casa y descansar.
(La cosa se va calentando, Se faltan el respeto y hacen mucho daño. Dios está triste, porque, lo que había sido una prueba para vivir el Evangelio de aquel día, una oportunidad para ser más libres, para amar en la dificultad, etc., se ha desperdiciado y se ha convertido en un motivo de separación).

¿Y yo? ¿Respondo con actitudes evangélicas en el momento de la prueba?

Madre,

Cuánto me queda que aprender de Ti. Me encanta que seas mi Madre. Bendita seas.

Liberada y amada. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 8, 1-3

EVANGELIO

Las mujeres iban con ellos, y les servían con sus bienes
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 8, 1-3

En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, proclamando y anunciando la Buena Noticia del reino de Dios, acompañado por los Doce, y por algunas mujeres, que habían sido curadas de espíritus malos y de enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, un administrador de Herodes; Susana y otras muchas que les servían con sus bienes.

Palabra del Señor.

Notas: 1. ANUNCIO: El próximo 23 de septiembre a las 20h, Proyecto Amor Conyugal realizará un anuncio  sobre “La verdad y la belleza del matrimonio”, en Madrid: Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja. Calle del Nardo, 44, 28109 Alcobendas.

2. RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

Liberada y amada.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Jesús era acompañado por algunas mujeres en su tarea de evangelización. Ellas eran partícipes de Su misión, y le servían con sus bienes. Y como dice San Juan Pablo II “Servir es reinar”. Jesús era un defensor de la dignidad de la mujer. El signo que unía a los hombre con Dios era la circuncisión, por lo que sólo a los hombres se les permitía formar parte de esa alianza, sin embargo Jesús, las llama “Hijas de Israel”. Como dice también el Papa, Cristo es coherente con el reproche cuando se ofende la dignidad de una mujer, incluido cuando es ella misma quien atenta contra su dignidad por una actitud pecaminosa, pero la mujer se siente reconfortada a Su lado, se siente liberada y amada por un amor eterno.

Las mujeres responden al amor de Cristo, porque se han sentido salvadas por el Señor y permanecen a los pies de la Cruz cuando casi todos los hombres han huido, y es que, dice el Papa que sólo con mucho amor puede superarse tanto miedo. Cristo supo defender la dignidad de las mujeres, los hombres deben revisar si son coherentes con la “responsabilidad del don” recibido de Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

María: Yo llevaba muy mal camino, y el Señor me rescató. Nunca olvidaré lo que Él ha hecho por mí, y todos los días, cuando hablo con Él, me pregunto ¿Cómo te podré pagar? Y la respuesta la encuentro en mi vida cotidiana. Él quiere que le responda entregándole a mi esposo lo mejor de mí, sirviéndole a él, a nuestros hijos. Pero por mucho que haga, nunca será suficiente.
El Señor me reconforta cada día, me entrega Su paz. El Señor me enseña, y me muestra mis pecados, incluso a veces me regaña, pero sé que lo hace por amor. Confío en Él.
Pedro: Me encanta escucharte hablar del Señor. Se te ve tan enamorada. Sé que tanto amor es lo que te permite ser fiel a tu vocación y a tu entrega de cada día con alegría. Sé que tanto amor es lo que te hace levantarte una y otra vez cuando te caes, y estar siempre dispuesta a luchar para no volver a caer. Te admiro, esposa.

Madre,

Eres nuestro modelo de amor a Dios, desde tu feminidad. Eres la respuesta femenina al amor de Dios. Me encanta imaginar tu amor de Madre y Esposa. Madre, nos hemos consagrado a ti, ponemos nuestros bienes a Tu servicio. Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea con tan graciosa belleza…

Tabla de salvación. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 9, 9-13

EVANGELIO

Sígueme. Él se levantó y lo siguió
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 9, 9-13

En aquel tiempo, al pasar vio Jesús a un hombre llamado Mateo sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo:
«Sígueme».
Él se levantó y lo siguió.
Y estando en la casa, sentado en la mesa, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaban con Jesús y sus discípulos.
Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos:
«¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?».
Jesús lo oyó y dijo:
«No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa “Misericordia quiero y no sacrificio”: que no he venido a llamar a justos, sino a los pecadores».

Palabra del Señor.

Notas: 1. ANUNCIO: El próximo 23 de septiembre a las 20h, Proyecto Amor Conyugal realizará un anuncio  sobre “La verdad y la belleza del matrimonio”, en Madrid: Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja. Calle del Nardo, 44, 28109 Alcobendas.

2. RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

Tabla de salvación.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

El hecho de que el hombre peque, no implica que Dios deje de amarle. Dios le sigue amando de igual manera, incluso podría parecernos que más, porque le ve necesitado (Como se observa en la parábola del hijo pródigo o la oveja perdida). Por eso, la dignidad de una persona, su valor para Dios, no se reduce con el pecado. Y Dios sigue enviándole mensajeros para recuperar a esa persona. Más aún, le envía a su Hijo único: Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia.

¿Cómo miro a mi esposo que peca y hace cosas que me desagradan porque van en contra de la voluntad de Dios?. Los esposos tenemos que seguir mirándonos con la dignidad infinita que tenemos. Con el amor infinito que Dios nos tiene. Mi esposo es un don de Dios para mí, porque Dios le ama por sí mismo. Independientemente de lo que haya hecho, merece Su misericordia. Merece que Cristo coma con él/ella… Merece que Cristo sea crucificado y muerto por amor a él/ella. Esto demuestra la enorme dignidad, el enorme valor que Dios le ha querido dar. El enorme don de Dios que él/ella es para Cristo y, por tanto, debe serlo también para mí.

No puedo pesar a mi esposo según el valor que yo le concedo, sino según el valor que Dios le otorga por el inmenso amor que le tiene y que yo no alcanzo ni a imaginar.

Quizás sea yo la tabla de salvación que Dios le envía. ¿Voy a responder a esa misión? Quizás mi criterio no pinta nada aquí, y lo único que tengo que hacer es ponerme al servicio de Dios y al servicio de mi esposo, para lo que Dios quiera darle y Dios quiere que me entregue con todos mis dones y le transmita Su Gracia sanadora. Ese es Su plan de salvación. En otra ocasión, será mi esposo el enviado para rescatarme a mí.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Alfredo: ¿Mi hermano Pedro? Pedro es un calzonazos. Su mujer es una harpía, es de armas tomar. Allí donde va, monta un pollo. Pedro debe ser tonto, porque no encuentro una explicación para que siga aguantándola. Yo la habría mandado a paseo hace ya mucho tiempo. Y de paso, nos deja tranquilos a los demás.
Dolores (Madre de Pedro y Alfredo): Alfredo hijo. No me gusta que hables así de tu cuñada ni de tu hermano. Tu hermano de tonto no tiene un pelo. Eligió una mujer difícil, y no lo está teniendo fácil, pero ¿Para quién es fácil el matrimonio?. Creo que Pedro lo está haciendo muy bien, y está dando todo lo que tiene y puede, para que su matrimonio crezca, para que su mujer crezca. A mí me parece una labor preciosa, y él, ya te lo digo yo, va a convertir a esa mujer, si no, al tiempo. No hay corazón que se resista a una manera de amar como la de Pedro. Siempre recordaré el caso de Santa Mónica, que se casó con un hombre violento, a sabiendas, porque pensaba que Dios le pedía convertirle. Le costó, sudor y lágrimas, por sus infidelidades y su cólera, pero lo consiguió. Y ahora es santa. Si se hubiera separado de él, nadie conocería a una tal Mónica de Hipona que vivió en el siglo IV. Mereció la pena ser fiel al plan de Dios.

Madre,

Muéstrame el amor que le tienes a mi esposo, para que aprenda a amarle como Tú. Quiero rezar con él/ella y por él/ella, para que me reveles su belleza y su dignidad, quiero descubrir ante quién estoy, para no despreciarle nunca más, para no minusvalorarle nunca más. Dame esto que te pido, Madre, por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.