Archivo por meses: septiembre 2017

Aprender a escuchar. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 8, 4-15

EVANGELIO

Los de la tierra buena son los que guardan la palabra y dan fruto perseverancia
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 8, 4-15

En aquel tiempo, habiéndose reunido una gran muchedumbre y gente que salía de toda la ciudad, dijo Jesús en parábola:
«Salió el sembrador a sembrar su semilla.
Al sembrarla, algo cayó al borde del camino, lo pisaron, y los pájaros se lo comieron.
Otra parte cayó en terreno pedregoso y, después de brotar, se secó por falta de humedad.
Otro parte cayó entre abrojos, y los abrojos, creciendo al mismo tiempo, la ahogaron.
Y otra parte cayó en tierra buena y, después de brotar, dio fruto al ciento por uno».
Dicho esto, exclamó:
«El que tenga oídos para oír, que oiga».
Entonces le preguntaron los discípulos qué significaba esa parábola.
Él dijo:
«A vosotros se os ha otorgado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los demás, en parábolas,” para que viendo no vean y oyendo no entiendan”.
El sentido de la parábola es este: la semilla es la palabra de Dios.
Los del borde del camino son los que escuchan, pero luego viene el diablo y se lleva la palabra de sus corazones, para que no crean y se salven.
Los del terreno pedregoso son los que, al oír, reciben la palabra con alegría, pero no tienen raíz; son los que por algún tiempo creen, pero en el momento de la prueba fallan.
Lo que cayó entre abrojos son los que han oído, pero, dejándose llevar por los afanes y riquezas y placeres de la vida, se quedan sofocados y no llegan a dar fruto maduro.
Lo de la tierra buena son los que escuchan la palabra con un corazón noble y generoso, la guardan y dan fruto con perseverancia».

Palabra del Señor.

Notas: 1. ANUNCIO: Hoy, día 23 de septiembre a las 20h, Proyecto Amor Conyugal realizará un anuncio  sobre “La verdad y la belleza del matrimonio”, en Madrid: Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja. Calle del Nardo, 44, 28109 Alcobendas.

2. RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

Aprender a escuchar.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

La semilla es la Palabra, y tiene un poder tremendo, si tenemos la actitud de María. Imitando a María, tengo que empezar por escuchar, poniendo todo de mí, vaciándome de toda otra interferencia. Es lo que llamaba Orígenes en el “desierto de los sentidos”. Eliminando distracciones de todo tipo. Alguien es esperado y escuchado: Cristo.

Después tengo que ser capaz de cavar en mi corazón un enorme “espacio de libertad”, para acoger la Verdad de Dios, que siempre desborda mis pensamientos. Tengo que estar dispuesto a salirme del bucle en el que me hallo encerrado, para descubrir siempre algo más grande, más sorprendente. Tengo que parar mis pensamientos y escuchar, dejar a Dios en libertad y no pretender encajonarlo en mis seguridades y en mis leyes.

Y después viene lo de “meditar en el corazón”. ¿Dónde está el corazón? Más allá de la inteligencia, de la imaginación y de la sensibilidad o afectividad. ¿Dónde está? El corazón es lo más profundo del ser humano. Primero he de encontrarlo. De lo contrario, me perderé entre un montón de ideas y razonamientos.

Pero no vamos a cerrar este comentario sin mencionar una aplicación a nuestra relación conyugal. Todo esto, esto mismo, tengo que aplicarlo a mi matrimonio cuando hable con mi esposo: Escucharlo “en el desierto de los sentidos”, cavar un enorme “espacio de libertad” para salir de mí y llenarme de su mundo interior, guardarlo en mi corazón (lo más profundo de mí), y llevarlo a la oración fecundado por el Espíritu.

Aterrizado a la vida matrimonial:

(Elegimos un ejemplo sobre los que son terreno pedregoso)
Juan y María leen a menudo el Evangelio. El de hoy es donde Jesús dice: El pierda la vida por mi o el Evangelio, la ganará.
Llega Juan del trabajo cansado y con un día duro sobre su espalda … María está con los baños de los niños y la cena.
Juan: Hola cariño, voy a cambiarme.
María: Date prisa que estoy muy cansada y tengo ganas de terminar.
Juan: (Empieza a escuchar la tentación en su cabeza) “Qué morro tiene, que está cansada dice, lleva todo el día con un ritmo de trabajo que ya lo quisiera yo, y ahora que llega el ritmo fuerte de la casa, que me dé prisa”. (Y se va a ver su serie favorita al ordenador.
María: Maria: ¡no puedo creerme lo que veo! ¿Tendrás cara? Eres un egoísta
Juan: ¿Egoísta yo? Tú solo piensas en ti, encima de lo bien que vives y no puede uno llegar a su casa y descansar.
(La cosa se va calentando, Se faltan el respeto y hacen mucho daño. Dios está triste, porque, lo que había sido una prueba para vivir el Evangelio de aquel día, una oportunidad para ser más libres, para amar en la dificultad, etc., se ha desperdiciado y se ha convertido en un motivo de separación).

¿Y yo? ¿Respondo con actitudes evangélicas en el momento de la prueba?

Madre,

Cuánto me queda que aprender de Ti. Me encanta que seas mi Madre. Bendita seas.

Liberada y amada. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 8, 1-3

EVANGELIO

Las mujeres iban con ellos, y les servían con sus bienes
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 8, 1-3

En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, proclamando y anunciando la Buena Noticia del reino de Dios, acompañado por los Doce, y por algunas mujeres, que habían sido curadas de espíritus malos y de enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, un administrador de Herodes; Susana y otras muchas que les servían con sus bienes.

Palabra del Señor.

Notas: 1. ANUNCIO: El próximo 23 de septiembre a las 20h, Proyecto Amor Conyugal realizará un anuncio  sobre “La verdad y la belleza del matrimonio”, en Madrid: Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja. Calle del Nardo, 44, 28109 Alcobendas.

2. RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

Liberada y amada.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Jesús era acompañado por algunas mujeres en su tarea de evangelización. Ellas eran partícipes de Su misión, y le servían con sus bienes. Y como dice San Juan Pablo II “Servir es reinar”. Jesús era un defensor de la dignidad de la mujer. El signo que unía a los hombre con Dios era la circuncisión, por lo que sólo a los hombres se les permitía formar parte de esa alianza, sin embargo Jesús, las llama “Hijas de Israel”. Como dice también el Papa, Cristo es coherente con el reproche cuando se ofende la dignidad de una mujer, incluido cuando es ella misma quien atenta contra su dignidad por una actitud pecaminosa, pero la mujer se siente reconfortada a Su lado, se siente liberada y amada por un amor eterno.

Las mujeres responden al amor de Cristo, porque se han sentido salvadas por el Señor y permanecen a los pies de la Cruz cuando casi todos los hombres han huido, y es que, dice el Papa que sólo con mucho amor puede superarse tanto miedo. Cristo supo defender la dignidad de las mujeres, los hombres deben revisar si son coherentes con la “responsabilidad del don” recibido de Dios.

Aterrizado a la vida matrimonial:

María: Yo llevaba muy mal camino, y el Señor me rescató. Nunca olvidaré lo que Él ha hecho por mí, y todos los días, cuando hablo con Él, me pregunto ¿Cómo te podré pagar? Y la respuesta la encuentro en mi vida cotidiana. Él quiere que le responda entregándole a mi esposo lo mejor de mí, sirviéndole a él, a nuestros hijos. Pero por mucho que haga, nunca será suficiente.
El Señor me reconforta cada día, me entrega Su paz. El Señor me enseña, y me muestra mis pecados, incluso a veces me regaña, pero sé que lo hace por amor. Confío en Él.
Pedro: Me encanta escucharte hablar del Señor. Se te ve tan enamorada. Sé que tanto amor es lo que te permite ser fiel a tu vocación y a tu entrega de cada día con alegría. Sé que tanto amor es lo que te hace levantarte una y otra vez cuando te caes, y estar siempre dispuesta a luchar para no volver a caer. Te admiro, esposa.

Madre,

Eres nuestro modelo de amor a Dios, desde tu feminidad. Eres la respuesta femenina al amor de Dios. Me encanta imaginar tu amor de Madre y Esposa. Madre, nos hemos consagrado a ti, ponemos nuestros bienes a Tu servicio. Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea con tan graciosa belleza…

Tabla de salvación. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 9, 9-13

EVANGELIO

Sígueme. Él se levantó y lo siguió
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 9, 9-13

En aquel tiempo, al pasar vio Jesús a un hombre llamado Mateo sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo:
«Sígueme».
Él se levantó y lo siguió.
Y estando en la casa, sentado en la mesa, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaban con Jesús y sus discípulos.
Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos:
«¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?».
Jesús lo oyó y dijo:
«No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa “Misericordia quiero y no sacrificio”: que no he venido a llamar a justos, sino a los pecadores».

Palabra del Señor.

Notas: 1. ANUNCIO: El próximo 23 de septiembre a las 20h, Proyecto Amor Conyugal realizará un anuncio  sobre “La verdad y la belleza del matrimonio”, en Madrid: Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja. Calle del Nardo, 44, 28109 Alcobendas.

2. RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

Tabla de salvación.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

El hecho de que el hombre peque, no implica que Dios deje de amarle. Dios le sigue amando de igual manera, incluso podría parecernos que más, porque le ve necesitado (Como se observa en la parábola del hijo pródigo o la oveja perdida). Por eso, la dignidad de una persona, su valor para Dios, no se reduce con el pecado. Y Dios sigue enviándole mensajeros para recuperar a esa persona. Más aún, le envía a su Hijo único: Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia.

¿Cómo miro a mi esposo que peca y hace cosas que me desagradan porque van en contra de la voluntad de Dios?. Los esposos tenemos que seguir mirándonos con la dignidad infinita que tenemos. Con el amor infinito que Dios nos tiene. Mi esposo es un don de Dios para mí, porque Dios le ama por sí mismo. Independientemente de lo que haya hecho, merece Su misericordia. Merece que Cristo coma con él/ella… Merece que Cristo sea crucificado y muerto por amor a él/ella. Esto demuestra la enorme dignidad, el enorme valor que Dios le ha querido dar. El enorme don de Dios que él/ella es para Cristo y, por tanto, debe serlo también para mí.

No puedo pesar a mi esposo según el valor que yo le concedo, sino según el valor que Dios le otorga por el inmenso amor que le tiene y que yo no alcanzo ni a imaginar.

Quizás sea yo la tabla de salvación que Dios le envía. ¿Voy a responder a esa misión? Quizás mi criterio no pinta nada aquí, y lo único que tengo que hacer es ponerme al servicio de Dios y al servicio de mi esposo, para lo que Dios quiera darle y Dios quiere que me entregue con todos mis dones y le transmita Su Gracia sanadora. Ese es Su plan de salvación. En otra ocasión, será mi esposo el enviado para rescatarme a mí.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Alfredo: ¿Mi hermano Pedro? Pedro es un calzonazos. Su mujer es una harpía, es de armas tomar. Allí donde va, monta un pollo. Pedro debe ser tonto, porque no encuentro una explicación para que siga aguantándola. Yo la habría mandado a paseo hace ya mucho tiempo. Y de paso, nos deja tranquilos a los demás.
Dolores (Madre de Pedro y Alfredo): Alfredo hijo. No me gusta que hables así de tu cuñada ni de tu hermano. Tu hermano de tonto no tiene un pelo. Eligió una mujer difícil, y no lo está teniendo fácil, pero ¿Para quién es fácil el matrimonio?. Creo que Pedro lo está haciendo muy bien, y está dando todo lo que tiene y puede, para que su matrimonio crezca, para que su mujer crezca. A mí me parece una labor preciosa, y él, ya te lo digo yo, va a convertir a esa mujer, si no, al tiempo. No hay corazón que se resista a una manera de amar como la de Pedro. Siempre recordaré el caso de Santa Mónica, que se casó con un hombre violento, a sabiendas, porque pensaba que Dios le pedía convertirle. Le costó, sudor y lágrimas, por sus infidelidades y su cólera, pero lo consiguió. Y ahora es santa. Si se hubiera separado de él, nadie conocería a una tal Mónica de Hipona que vivió en el siglo IV. Mereció la pena ser fiel al plan de Dios.

Madre,

Muéstrame el amor que le tienes a mi esposo, para que aprenda a amarle como Tú. Quiero rezar con él/ella y por él/ella, para que me reveles su belleza y su dignidad, quiero descubrir ante quién estoy, para no despreciarle nunca más, para no minusvalorarle nunca más. Dame esto que te pido, Madre, por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Excusas para no creer. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 7, 31-35

EVANGELIO

Hemos tocado y no habéis bailado, hemos entonado lamentaciones y no habéis llorado
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 7, 31-35

En aquel tiempo, dijo el Señor:
«¿A quién, pues, compararé los hombres de esta generación? ¿A quién son semejantes ?
Se asemejan a unos niños, sentados en la plaza, que gritan a otros aquello de : “Hemos tocado la flauta y no habéis bailado, hemos entonado lamentaciones y no habéis llorado”
Porque vino Juan el Bautista, que ni come pan ni bebe vino, y decís: “Tiene un demonio”; viene el Hijo del hombre, que come y bebe, y decís: “Mirad qué hombre más comilón y borracho, amigo de publicanos y pecadores.”
Sin embargo, todos los hijos de la sabiduría le han dado la razón».

Palabra del Señor.

Notas: 1. ANUNCIO: El próximo 23 de septiembre a las 20h, Proyecto Amor Conyugal realizará un anuncio  sobre “La verdad y la belleza del matrimonio”, en Madrid: Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja. Calle del Nardo, 44, 28109 Alcobendas.

2. RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

Excusas para no creer.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Una cosa es no creer, y otra más grave es no querer creer, y para ello, armarnos de excusas exageradas y poco realistas. Normalmente, el que se aleja de la Iglesia o no se acerca a ella, siempre tiene una buena excusa.

También a veces nos cuesta aceptar nuestra realidad, y somos críticos con nuestro entorno y nos quejamos a los demás, de las circunstancias que vivimos, etc. provocándoles desasosiego… como decía Jesús de los fariseos: Ni entran ni dejan entrar.

Esto mismo nos puede pasar en el matrimonio. No aceptamos la voluntad de Dios, y tenemos que criticar a nuestro esposo y el matrimonio. Y así andamos, entre quejas, quejas y más quejas, en lugar de acoger de una vez por todas la voluntad de Dios, y en la situación actual, la que tengo, con mi esposo, con mis hijos y mi vida, trabajar feliz para hacernos santos y hacer santos a todos los de mi alrededor.

En cambio Los hijos de la sabiduría reconocen la Verdad porque sobre Ella se han formado como hombres nuevos. Cuando uno dice “sí” al Señor, poco a poco el Espíritu Santo le va mostrando Su sabiduría, el Corazón de Dios y sin darse ni cuenta, el hombre un día mira atrás y ve lo distinto que ahora piensa, lo distinto que vive, antes estaba inquieto, ahora tiene paz, antes un día estaba fatal y otro bien, dependiendo de las circunstancias, antes tenia miedos, ahora el único temor es ofender a Dios, y del resto sabe que está en las mejores manos…

Todo es hermoso y mira el mal del hombre o del mundo, no desde la queja, sino desde la unión al dolor de Dios por amor.

Aterrizado a la vida matrimonial:

(En una comida de amigos)

Ana: Mi marido es demasiado activo, no para, me tiene agotada.
Teresa: Pues el mío es demasiado parado. No hay manera de moverle del sofá, es un rollo.
Pablo: Mi esposa es demasiado servicial, y está todo el día haciendo cosas por unos y por otros. Me tiene abandonado.
Juan: Pues la mía es una egoísta que no veas. Sólo se importa ella misma.
Julia: Mi esposo es un histérico del orden. Me tiene amargada.
Lucía: Pues el mío es un desordenado integral. Tener la casa decente es una lucha diaria.
Andrés: Eso no es nada. Mi mujer tiene un poco de todo lo que habéis dicho. Un día dice blanco y otro negro. Un día le da por ordenar y otro lo deja todo por medio, y tiene unos cambios de humor que parece Doctor Jekyll y Mr. Hyde.
Pedro: (Anfitrión de aquella reunión) Disculpad, los niños están en la mesa de al lado y pueden escucharnos. ¿Cómo van a creer en el matrimonio con esos comentarios que hacéis unos de otros? ¿No os dais cuenta de que unos os quejáis de unas cosas y otros de las contrarias? A lo mejor nos toca a cada uno acoger nuestra situación y construir con ilusión un matrimonio santo ¿No os parece?

Madre,

Cuánto daño haremos al Creador con tantas quejas sobre lo que hemos recibido de Él, lo que hizo con tanto amor para entregárnoslo. Los dones de Dios son preciosos, son muy hermosos, y no queremos creer en que vienen de Él y que son buenos, para nuestro bien. Padre, perdónanos por nuestra cerrazón y nuestra ingratitud. Alabado seas por Tu sabiduría y tu generosidad. Amén.

Que pase lo que yo pasé a ver si aprende. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 7, 11-17

EVANGELIO

¡Muchacho, a ti te lo digo, levántale!
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 7, 11-17

En aquel tiempo, iba Jesús camino de una ciudad llamada Naín, y caminaban con él sus discípulos y mucho gentío.
Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y un gentío considerable de la ciudad la acompañaba.
Al verla el Señor, le dio lástima y le dijo:
«No llores».
Y acercándose al ataúd, lo tocó (los que lo llevaban se pararon) y dijo:
«¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!».
El muerto se incorporo y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre.
Todos, sobrecogidos de temor, daban gloria a Dios, diciendo:
«Un gran Profeta ha surgido entre nosotros», y «Dios ha visitado a su pueblo».
Este hecho se divulgó por toda Judea y por toda la comarca circundante.

Palabra del Señor.

Notas: 1. ANUNCIO: El próximo 23 de septiembre a las 20h, Proyecto Amor Conyugal realizará un anuncio  sobre “La verdad y la belleza del matrimonio”, en Madrid: Parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja. Calle del Nardo, 44, 28109 Alcobendas.

2. RETIRO: Os invitamos a vivir la experiencia de un RETIRO PARA MATRIMONIOS en Málaga, los días 17, 18 y 19 de noviembre. En esos días nos adentraremos en La Verdad del Matrimonio y la Alegría del Amor.

Para más información, pincha aquí: http://wp.me/p6AdRz-ru
Para inscripciones, pincha aquí: https://goo.gl/forms/jpzZ1v8b6OxzQfUI2

Será un antes y un después en tu matrimonio (Muchos lo dicen). ¡Os esperamos con mucha ilusión!

Que pase lo que yo pasé a ver si aprende.

(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Jesús se compadece de la viuda, cuyo único hijo acaba de fallecer. En aquella época esto le deja en una situación muy complicada.

Pero hablemos de la compasión en el matrimonio. Se dan circunstancias en la vida en la que necesitamos la compasión de nuestro esposo. La mujer, normalmente, por algún dolor que ha sufrido, en el que su esposo no la ha sabido acompañar ni entender, ni cuidar. Eso le deja una herida de la que le cuesta recuperarse, porque en el fondo piensa que su esposo no le quiere, por mucho que se lo diga.

El hombre, puede sufrir más con alguna cuestión de tipo laboral, en la que puede que su esposa no haya sabido acompañarle tampoco, o no ha sabido reconocer la importancia que supone para él y cómo se ve afectado por esa circunstancia. También es común que se vea desatendido porque los hijos han pasado a ser el centro de las atenciones de su esposa.

La mujer sufre con lo que no recibe, el hombre con lo que no alcanza. Estos sufrimientos pueden llevar al rencor e incluso a un deseo de venganza, esperando que el otro pase por la misma situación “para que se entere de lo que yo pasé”.

Ambos, hombre y mujer, sufren por motivos diferentes y lo expresan de forma diferente. Pero la cuestión no es lo que sufre cada uno, sino lo que se compadece cada uno. Como vemos en el Evangelio, la compasión “resucita” a las personas, reconstruye, da vida. Ejercitemos pues la compasión conyugal, un buen arma para que nos sintamos mutuamente queridos y vivificados.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Ana: Me ha visto sufriendo y no le ha importado. Ni siquiera preguntarme cómo estás. Eso se me ha quedado a mí grabado en el corazón. Deseandito estoy de que le pase a él algo así, para que se entere de lo que es sentirse solo.
(Años después)
Andrés: Ana, me han relevado del cargo en el trabajo. Estoy hecho polvo. Con todo lo que he entregado yo por la empresa y me apartan como si ya no les fuese de utilidad. Me siento hundido. Me ha afectado muchísimo al amor propio…
Ana: (Piensa: ¿Ves? Ahora, por esa chorrada, se hunde. Y lo mío que fue mucho más grave, no le importó en absoluto. Pues es hora de que viva lo que yo viví, a ver si aprende) Bueno, tampoco es tan grave. Has estado muchos años ¿No? Pues no te quejes encima. No irás a llorar por eso ¿no?…
(El demonio frotándose las manos. Los dos se han fallado “en momentos cruciales de sus vidas”. Una ocasión perfecta para distanciarse y no recuperar la comunión jamás.)
(Un mes más tarde)
Andrés: Tanto que te quejabas de mí, y tú tampoco has sabido acompañarme en mi sufrimiento.
Ana: Te lo merecías, para que supieras lo que me hiciste vivir a mí…
(El Demonio, muy satisfecho de su labor. Otro mes más)
Andrés: Ana, quiero pedirte perdón. Sé que no te he prestado toda la atención que mereces. No he sabido acompañarte, consolarte, estar contigo en tus momentos difíciles. No volverá a ocurrir. Por favor ayúdame a saber cuándo estás mal, para ir educando mi insensibilidad, pero no quiero que te vuelvas a sentir sola cuando lo estés pasando mal. Quiero estar contigo.
Ana: Perdóname tú, Andrés. He sido una vengativa, y no he sabido apreciar tampoco la gravedad de tu situación. También quiero estar contigo en esas situaciones y darles la importancia que tienen para ti.
Andrés y Ana: Señor, ayúdanos a ser compasivos como Tú eres compasivo y misericordioso. Amén.
(El demonio sale huyendo de ese hogar en el que se ama y se cuenta con el Señor).

Madre,

Nos centramos mucho en nuestros afectos, y necesitamos ordenarlos a la voluntad de Dios. Danos un corazón compasivo, haznos sensibles a las necesidades del otro, para que nos descentremos y tengamos nuestro corazón puesto en nuestro esposo. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.