Archivo por días: 12 mayo, 2017

Espiritualidad familiar. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Juan 14, 1-6

EVANGELIO
Yo soy el camino, y la verdad, y la vida
Lectura del santo Evangelio según san Juan 14, 1-6

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
– «No se turbe vuestro corazón, creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare un lugar, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino».
Tomás le dice:
– «Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?»
Jesús le responde:
– «Yo soy el camino y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí».

Palabra del Señor.

Nota: Proyecto Amor Conyugal anuncia un retiro para matrimonios que se celebrará en Madrid entre los días 16 y 18 de junio.

Hay pocas plazas. Para más información pincha aquí:
http://proyectoamorconyugal.es/retiro-matrimonios-proyecto-amor-conyugal-madrid-16-17-18-junio-2017/

Espiritualidad familiar.
(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Jesús se nos presenta como Camino, Verdad y Vida, también para los esposos.
Aprovechamos las enseñanzas de la exhortación Amoris Laetitia, para iluminar el Evangelio. Papa Francisco (316):
________________________________________
Mi predecesor Benedicto XVI ha dicho que «cerrar los ojos ante el prójimo nos convierte también en ciegos ante Dios»
…la espiritualidad se encarna en la comunión familiar. Entonces, quienes tienen hondos deseos espirituales no deben sentir que la familia los aleja del crecimiento en la vida del Espíritu, sino que es un camino que el Señor utiliza para llevarles a las cumbres de la unión mística.
…Porque las exigencias fraternas y comunitarias de la vida en familia son una ocasión para abrir más y más el corazón, y eso hace posible un encuentro con el Señor cada vez más pleno.
________________________________________

Una historia:
Ramón y Tere vivían con mucha falta de paz las contrariedades e incertidumbres de la vida. Los niños ponen a prueba su paciencia todas las noches a la hora de acostarse. Ramón vive con angustia la competitividad en el trabajo, los retos inalcanzables, la incertidumbre laboral. Tere en cambio, se ve afectada por la relación convulsa con su familia política que le desestabiliza cada vez que van a visitarles. Gestos desagradables, desprecios, miradas de reojo…
Ramón y Tere están deseando que cambien las circunstancias para poder vivir por fin en paz. Que los niños se hagan responsables, Ramón consiga por fin ese puesto de trabajo que le aportará un mayor reconocimiento profesional y una estabilidad laboral, y Tere desea perder de vista a la familia política. Pero ¿Cuál es el camino de Jesús?

Cuando fuimos a Tierra Santa por primera vez, yo esperaba vivir el Viacrucis de mi vida. Imagínate, por la Vía Dolorosa. El mismo camino de Cristo. Iba a meterme en mí mismo para experimentar en profundidad Su entrega en cada estación. Al llegar allí, el escenario era muy distinto del de “recogimiento” que había imaginado. Prisas porque venía empujando el grupo de atrás, aglomeración con el gentío, algunos del grupo hablando que no me dejaban concentrarme, vendedores ambulantes que se acercaban como moscas con una insistencia que llegaba a ser molesta… Entonces el guía comentó: “Así lo vivió Cristo”. Es cierto. Él lo vivió entre gritos, empujones, prisas y seguramente vendedores ambulantes también que aprovecharían aquel bullicio para hacer negocios.

Esposos, “que no se turbe vuestro corazón”, nos dice el Señor. Vivamos todas estas situaciones aceptándolas como voluntad de Dios, para que purifiquen nuestro corazón endurecido y podamos llegar a Dios a través de Cristo.

Madre:
Intercede para que vivamos nuestro hogar, tal cual es, como ese lugar de crecimiento en el Espíritu, para que sea cada día más semejante a la casa Paterna. Gracias Señor por prepararnos una morada junto a ti, en familia. Alabado seas por siempre.