Archivo por días: 21 agosto, 2016

La puerta correcta. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Lucas 13, 22-30

EVANGELIO
Vendrán de oriente y occidente y se sentarán a la mesa en el reino de Dios

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 13, 22-30
En aquel tiempo, Jesús, pasaba por ciudades y aldeas enseñando y se encaminaba hacia Jerusalén.
Uno le preguntó:
– «Señor, ¿son pocos los que se salven?».
Él les dijo:
«Esforzaos en entrar por la puerta estrecha, pues os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta, diciendo:
“Señor, ábrenos”; pero él os dirá:
“No sé quiénes sois”.
Entonces comenzaréis a decir.
“Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas”.
Pero él os dirá:
“No sé de dónde sois. Alejaos de mí todos los que obráis la iniquidad.”
Allí será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, a lsaac y a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, pero vosotros os veáis arrojados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.
Mirad: hay últimos que serán primeros, y primeros que serán últimos».

Palabra del Señor.

La puerta correcta.
(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

“Esforzaos por entrar por la puerta estrecha”, nos dice hoy el Señor. ¿Y cuál es esa puerta? Esa puerta es Jesús mismo. Siguiendo Sus mandamientos, siguiendo Sus bienaventuranzas, siguiendo Su vida y Sus actitudes, encuentro el camino, porque Él es el camino, la verdad y la vida.

A veces nos comentan de alguno que se ha divorciado de su esposo, se ha ido con otro, y le va muy bien. Él o ella le cuida mucho mejor, le tiene más mimado, tiene muchas más atenciones… Y la gente dice: Menos mal que dejó al otro, que le hacía la vida imposible…

La pregunta es ¿Se ha esforzado ese esposo por entrar por la puerta estrecha? Puede que la vida de ahora sea mucho más cómoda y más divertida, y más agradable, pero ¿Es esa la puerta estrecha? ¿Es ese tipo de vida la que eligió Jesús?.

Dicen que la alegría del cristiano es la disposición para recibir todos los demás dones. Esposos, esforcémonos por entrar por la puerta correcta, la puerta estrecha que es vivir con alegría la vida que tenemos, con las circunstancias que tenemos, con nuestro esposo, con mis limitaciones, con las suyas… intentando seguir a Jesús. Cumplir sus mandamientos, amando a nuestro esposo como Él nos amó.

Se habla mucho de que los esposos que conviven con otra mujer que no es la suya, puedan comulgar, y de lo que tendríamos que hablar es de que los esposos sean santos en su camino de imitación de Cristo, porque igual hay esposos que están recibiendo a Jesús indebidamente, pero los que Jesús va a recibir es a los que cumplan Su voluntad y Sus leyes.

Madre:
Nosotros queremos seguir a Tu Hijo, y vivir como Él quiera, donde Él quiera y cuando Él quiera. A Su manera, porque le amamos y queremos al esposo que nos ha dado, la vida que nos ha dado, las dificultades que nos ha dado. Alabado sea por siempre el Señor, nuestro Dios, que nos ama.