Archivo por días: 9 junio, 2016

Volver a elegirnos. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 5, 20-26

EVANGELIO
Todo el que se deja llevar de la cólera contra su hermano será procesado

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 5, 20-26
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.
Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No matarás”, y el que mate será reo de juicio.
Pero yo os digo: todo el que se deja llevar de la cólera contra su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano “imbécil”, tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama “necio”, merece la condena de la “gehenna” del fuego.
Por tanto, si cuando vas a presentar tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda.
Con el que te pone pleito procura arreglarte enseguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. En verdad te digo que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último céntimo».

Palabra del Señor.

Volver a elegirnos.
(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

En el cielo se hila muy fino. Aquí no se está hablando de matar a nadie, sino de actitudes y reacciones a las que casi no damos importancia, las vemos ya normales por nuestra naturaleza caída. Sin embargo Jesús nos dice que no nos las debíamos consentir y nos habla de consecuencias muy graves. Son actos de desamor y hacen más daño de lo que nos pensamos.

Es interesante lo que nos comenta el Papa Francisco en Amoris Laetitia:
237 “…Hay situaciones propias de la inevitable fragilidad humana, a las cuales se otorga una carga emotiva demasiado grande. Por ejemplo, la sensación de no ser completamente correspondido, los celos, las diferencias que surjan entre los dos, el atractivo que despiertan otras personas, los nuevos intereses que tienden a apoderarse del corazón, los cambios físicos del cónyuge, y tantas otras cosas que, más que atentados contra el amor, son oportunidades que invitan a recrearlo una vez más.
238. En esas circunstancias, algunos tienen la madurez necesaria para volver a elegir al otro como compañero de camino, más allá de los límites de la relación, y aceptan con realismo que no pueda satisfacer todos los sueños acariciados. Evitan considerarse los únicos mártires, valoran las pequeñas o limitadas posibilidades que les da la vida en familia y apuestan por fortalecer el vínculo en una construcción que llevará tiempo y esfuerzo. Porque en el fondo reconocen que cada crisis es como un nuevo «sí» que hace posible que el amor renazca fortalecido, transfigurado, madurado, iluminado.”

Y es que, todo mal empieza por una cosa pequeña, y si somos sinceros, se agravan porque los engrandecemos como dice el Papa con una carga emotiva demasiado grande. Optemos mejor por ese volver a elegirnos evitando considerarnos los únicos mártires y sigamos construyendo nuestro amor con esfuerzo.

Madre:
Cuánto debe dolerte cuando dos de tus hijos nos decimos cosas duras o pensamos mal el uno del otro, o cuando vamos de mártires. A veces se nos olvida que estás mirándonos. Un poco avergonzados, te pedimos perdón, y prometemos seguir luchando para conseguir que sonrías. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.