Archivo por días: 10 julio, 2015

Motivos para renunciar. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 19, 27-29

EVANGELIO
Vosotros, los que me habéis seguido, recibiréis cien veces más .

Lectura del santo evangelio según san Mateo 19, 27-29
En aquel tiempo, dijo Pedro a Jesús:
-«Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué nos va a tocar?»
Jesús les dijo:
-«Os aseguro: cuando llegue la renovación, y el Hijo del hombre se siente en el trono de su gloria, también vosotros, los que me habéis seguido, os sentaréis en doce tronos para regir a las doce tribus de Israel.
El que por mí deja casa, hermanos o hermanas, padre o madre, mujer, hijos o tierras, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. »

Palabra del Señor.

Motivos para renunciar.
(Nota: Se hace uso genérico del masculino para designar la clase sin distinción de sexos.)

Dice San Jerónimo. “No dijo: Que lo dejasteis todo (porque esto también lo hizo el filósofo Crates y otros muchos que despreciaron las riquezas), sino y que “me habéis seguido”, que es propiamente de los apóstoles y de los creyentes.”

No se trata de dejar muchas cosas, sino de seguir a Jesús y para ello desapegarse de todo aquello que me aleja de tener una coherencia con el Amor de Jesús como Esposo. El Cristiano no deja las cosas porque sí, las deja por amor. Ya lo decía San Pablo: Ya podía yo entregar mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor de nada sirve. Como tampoco serviría de nada estimar todo basura si no es por poseer al Amor. Es necesario aplicar esta máxima a todo lo que hacemos en nuestra vida. De nada me sirve renunciar a mi orgullo, mi vanidad, mis criterios, deseos…. si no lo hacemos por amor, renunciar a todas estas cosas, por amor al esposo.

Así lo hace Cristo. Él hace todo por el Padre y el Padre hace todo por el Hijo.

¿Quieres un buen matrimonio, y una buena familia, donde reine la sensatez, la inteligencia, la prudencia, acierto en obras buenas… ? Para seguir a Jesús hay que elegir entre otros planes y la oración, la Eucaristía… Aquello que nos lleva a la Fuente del amor. Para hacer presente la experiencia del Señor en nuestra relación, hay que conocerlo y recibir Su Espíritu. Con Él, los matrimonios que lo hemos dejado todo el uno por el otro, recibimos cien veces más, heredamos un tesoro en nuestro corazón del que nada nos puede separar: el Amor de nuestro Padre, Su sabiduría para tratarnos, Su prudencia para decidir, Su fidelidad para siempre, Su Amor verdadero, Su misericordia y Su perdón hasta 70 veces 7, Su paz, Su gozo…

Jesús dijo (Mateo 19) “Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos serán una sola carne”. Los esposos que hagan esto, heredarán la vida eterna.

Tal como pide el Papa que hagamos a diario, oramos por el sínodo de la familia:
http://proyectoamorconyugal.es/oracion-a-la-santa-familia/