Archivo por días: 6 diciembre, 2014

Tenemos una misión: matrimonios misioneros. Comentario del Evangelio para Matrimonios: Mateo 9, 35-10, 1. 6-8

EVANGELIO
Al ver a las gentes, se compadecía de ellas

Lectura del santo evangelio según san Mateo 9, 35-10, 1. 6-8
En aquel tiempo, Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, anunciando el Evangelio del reino y curando todas las enfermedades y todas las dolencias. Al ver a las gentes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos:
– «La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies.»
Y llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad para expulsar espíritus inmundos y curar toda enfermedad y dolencia.
A estos doce los envió con estas instrucciones:
– «ld a las ovejas descarriadas de Israel. Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad demonios.
Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis.»

Palabra del Señor.

Tenemos una misión: matrimonios misioneros.

Hoy Jesús nos habla de la misión. Jesús era misionero, iba de aldea en aldea, a todas las que podía. Nuestra labor, ya lo dice el Papa Francisco, no puede ser esperar a que vengan a nosotros. Tenemos que salir, ir a las casas de la gente, participar de sus vidas.

Lo segundo es lo que comunicamos: La buena noticia. Evangelio significa “buena noticia”. Si lo que anunciamos es una serie de normas, eso no es el mensaje de Jesús. Tampoco es algo que nos obliga a reprimirnos y sacrificarnos. El anuncio, también del Evangelio en el matrimonio, debe ser una buena noticia, si no, estamos equivocando el mensaje.

Lo tercero es que solos no podemos. Tenemos que pedir al dueño de la mies que envíe obreros a su mies. Es decir, considerar que la mies no es nuestra. Es de Dios. Y después pedirle a Él que lo haga posible.

En tus manos nos ponemos, Señor. Tienes nuestro sí. Guíanos y dirígenos a donde consideres. Y envía toda la ayuda que hace falta, para atender a tantos matrimonios y familias que necesitan conocer la buena noticia de su vocación al matrimonio.

Oramos por el sínodo de la familia:
http://proyectoamorconyugal.wordpress.com/2014/09/30/oracion-a-la-santa-familia/

__